VIAJE EN CAMPER: Capitulo 10 “Cruzar a Bolivia”

Mientras estuve ahí en Tilcara ayude a mi amigo con la fabricación de cerveza artesanal, hacía más de un año que el junto a su pareja Daniela se dedicaban a eso y les estaban progresando debido a su esfuerzo. Fuimos a algunos eventos en Jujuy, a donde también lleve la camioneta a hacer un servís.

Una mañana fuimos a un pueblo entre Tilcara y Jujuy llamado Yala, a mi sorpresa había selva, siendo a estábamos a unos km de la quebrada, donde el clima es árido. Ahí en Yala subiendo unas montañas nos dirigimos a una laguna donde pescamos y comimos un asado.

Por unos días el viaje estuvo tranquilo, no solo por estar con un viejo amigo sino por estar en mi país.

Antes de salir para Bolivia me contacto una chica mendocina que estaba por ahí de viaje y quería seguir subiendo, y a veces esta bueno tener alguien con quien tomar unos mates y charlar mientras uno maneja, así que la invite a ir conmigo. Ella lichi, venía de recorrer Argentina en un colectivo con 40personas durante 3 meses.

Junto con ella entramos a Bolivia, era el 28 de mayo hacia exactamente 2 meses que había salido a la ruta, era de noche con luna llena y podíamos ver las montañas junto a la carretera por su sombra, luego de pasar la ciudad fronteriza de Villazón mientras nos dirigíamos a Tupiza a pasar la noche. Al llegar quisimos preguntar dónde dormir y ya me di cuenta cómo iba a ser el trato de muchos en ese país, preguntábamos y simplemente te miraban y seguían sin decir palabra, pare en una gasolinera, le extendí la mano para saludar al hombre (no puedo decir señor) que allí trabajaba, me miró, miró la camioneta que dice Argentina en el frente bien grande y no me saludo ni tampoco contestó a mi pregunta.

En un hotel pedí wi-fi y con una aplicación mire donde se podía aparcar y dormir en aquella ciudad, una de las más lindas que eh visto en Bolivia, también debo decir que me gustó la forma de movilidad pública que utilizan, unas mototaxi de tres plazas, similares a las que uno ve en la india, con dos líneas de asientos, puertas, techo y muy coloridas.

Pasamos la noche en un parque frente al cementerio y a un predio del ejército, a la mañana siguiente nos movilizamos a Uyuni. Donde se encuentra el salar más grande del mundo, con casi once mil km2 y está a 3600 msnm, fue en viaje largo por las subidas que tiene, aunque ya venía acostumbrado a ese tipo de recorrido uno siempre sufre y la chata también.

Llegamos a la ciudad que se encuentra 20km antes del salar, donde compramos algo para comer, avisamos a nuestras familias donde estábamos y ya una vez caída la noche nos metimos al salar.

La luna llena seguía iluminando y el salar aún más por qué la luz se refleja en el piso blanco de sal. Conduje unos km hasta el momento al Dakar dónde sacamos unas fotos y seguimos unos kilómetros más, es muy raro por qué no hay caminos marcados, te vas cruzando con huellas de otros vehículos que forman una gran telaraña, vas sin rumbo por una superficie toda igual, sería muy fácil perderse, de echo pasa. Mucha gente termina en. Chile, parece loco pero pasa. Incluso son peligrosas algunas zonas del salar durante la noche debido a que lo utilizan para traficar de un país al otro.

Esa noche pase uno de los fríos más intensos, ambos nos pusimos todo lo que podíamos encima para soportarlo, tal es así que a la mañana siguiente estaba todo congelado, el agua la esponja de lavar los platos hasta media tarde. Y como no podíamos movernos por qué el agua del motor también estaba congelada y Lichi es fotógrafa aprovechamos a divertirnos un rato haciendo unas fotos en el salar.

Marco Fassa

www.viajeencamper.lobosnews.com.ar/viajenecamper/

www.facebook.com/viajeencamper/

www.instagram.com/viajeencamper/

, , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: