Sexo virtual: 10 medidas de ciberseguridad para cuidar la privacidad

Es necesario tomar algunas precauciones a la hora de hacer sexting para minimizar las chances de ser víctimas de sextorsión u otro tipo de delitos.
Es necesario tomar algunas precauciones a la hora de hacer sexting para minimizar las chances de ser víctimas de sextorsión u otro tipo de delitos.

Hoy, como todas las mañanas, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, y el subsecretario de Estrategias Sanitarias, Alejandro Costa, dieron a conocer datos respecto del coronavirus en la Argentina. En ese contexto, informaron la cantidad de casos identificados, la cantidad de muertes y otras cuestiones vinculadas a testeos. Y también, como hacen habitualmente, convocaron a un especialista para hablar sobre temas vinculados a la pandemia.

En este caso, el invitado fue el médico infectólogo José Barletta, que difundió recomendaciones para evitar la propagación del coronavirus a través de la vía sexual.Y en este sentido habló de la importancia de continuar con el aislamiento social preventivo. Subrayó que, si bien se sabe que el virus hoy se podría transmitir a través de los besos no se sabe a ciencia cierta si también se podría transmitir por medio del semen u otras secreciones corporales.

En este sentido sugirió que se podría recurrir a aplicaciones a plataformas para tener encuentros sexuales virtuales, mientras duran las medidas de aislamiento. También subrayó la importancia de lavarse las manos después de lavarse las manos y desinfectar pantallas, teclados y juguetes sexuales una vez concluido el encuentro.

Ahora bien, ¿qué medidas de ciberseguridad conviene tener en cuenta a la hora de hacer sexting, tal como se denomina a la práctica de compartir fotos, videos, mensajes con contenido sexual, a través de servicios de mensajería o chats en redes sociales?

“Como regla general, la mejor medida para tomar es no enviar nada que no quieras que se haga público. Es sabido que tarde o temprano todo lo que se hace digital y se envía, termina filtrado en algún sitio web o en algún grupo de Whatsapp. Sobran ejemplos de personajes públicos cuyos encuentros íntimos tomaron estado público”, subraya Maximiliano Galante, Country Manager de NeoSecure Argentina.

Y añade: “Si es absolutamente necesario, lo mejor sería utilizar servicios web que te permiten subir fotos que una vez vistas se borran automáticamente (como por ejemplo, Unsee). Otra opción es almacenar las fotos en la computadora en algún storage seguro o encriptado. Pero aun así, los servicios como estos no son 100% fiables porque se desconoce quién es dueño de esos servidores y, por otro lado, el usuario final al que van dirigidas estas imágenes puede tomar una captura de pantalla o borrarlas”.

Es importante conocer los riesgos para tomar conciencia e implementar algunas precauciones. En este sentido, vale la pena remarcar que la advertencia no busca “penalizar” la actividad, sino dejar en claro que en el mundo virtual, tal como ocurre en el mundo analógico, es necesario tomar algunos recaudos para cuidar la intimidad y privacidad de la información que se comparte.

Medidas de precaución:

1. No compartir contraseñas. “Parecería obvio, pero nunca compartir información con extraños. Es muy fácil crear un perfil falso o suplantar la identidad de alguien. No podemos confiar en una imagen o video, ya que estos son fácilmente editables y nos pueden hacer creer que es una persona cuando en realidad no lo es”, subraya Martín Oettel, consultor en ciberseguridad y fundador de Pasando Data. A continuación otras sugerencias que recomienda tener en cuenta:

2. Si van a realizarse fotos o videos, no mostrar la cara, ni zonas del cuerpo con tatuajes donde se puede identificar fácilmente quién es. Tampoco usar lugares de la casa que puedan asociarse con la propiedad o trabajo de una persona.

3. Nunca guardar fotos o videos en la memoria SD del teléfono ya que ésta es extraíble y podría un tercero acceder a nuestra información. Si se lo quiere guardar allí tomar como recaudo encriptar la memoria. Tanto Android como iPhone permiten hacer esto.

4. Si guardamos información en la memoria interna del celular, entonces hay que ponerle una contraseña a la galería de fotos por si alguien accede al teléfono y vista nuestra galería.

5. Siempre utilizar un mecanismo de bloqueo de pantalla para evitar su acceso en casos de robo o pérdida del dispositivo.

Considerar utilizar aplicaciones que permitan autodestruir mensajes con un intervalo de tiempo definido (Shutterstock)
Considerar utilizar aplicaciones que permitan autodestruir mensajes con un intervalo de tiempo definido (Shutterstock)

6. Evitar el almacenamiento de fotos y videos en servicios en la nube como Drive, Dropbox, iCloud, etc. ya que si eso sucede el contenido no solamente estaría en nuestro equipo, sino también alojado en la nube. Esto es un riesgo grave y la posibilidad que un tercero acceda a nuestra cuenta es alta debido a la gran cantidad de filtración de datos que existen a diario.

7. De todos modos si, a pesar de esto, se decide guardar esa información confidencial en la nube, entonces es vital utilizar un segundo factor de autenticación (2FA). Esto obligará al usuario a no solamente utilizar su contraseña para iniciar sesión, sino también a incluir un código token único. E similar a como funciona en sistemas bancarios cuando se quieren realizar transferencias. Hay varias aplicaciones de 2FA que se pueden recomendar como: Authy, Latch, Google Authenticator, etc.

8. Considerar utilizar aplicaciones que permitan autodestruir mensajes con un intervalo de tiempo definido, como Signal. De todas formas, por más funcionalidad que implemente la app, es necesario comprender que del otro lado alguien podría hacer captura de pantalla o tomar una foto con otro dispositivo y esta función de borrado ya no tendría sentido. No obstante es mejor a una app o servicio que no lo tenga y que ese contenido perdure infinitamente.

9. Manejarse con el criterio de la vida real: nunca vamos a mandar a revelar fotos íntimas nuestras a una casa de revelado. De la misma forma, no deberíamos confiar en una app y todo el servicio que presta la misma por más segura que diga ser. Nuestros datos pueden caer en manos equivocadas.

10. Estas mismas recomendaciones aplican al otro extremo de la comunicación. Las dos partes deben manejarse de la misma forma. La privacidad funciona siempre y cuando el emisor y el receptor trabajen con el mismo criterio. De nada servirá ser muy seguro si del otro lado guardan todo de forma incorrecta.

Qué hacer ante un caso de sextorsión:

En el caso de que alguien amenace con distribuir fotos, videos o cualquier otra información confidencial ya se para obtener un rédito económico o bien para generar algún tipo de daño, entonces hay que hacer la denuncia ante el organismo correspondiente. En este sentido, se sugiere hacer la denuncia ante la fiscalía más cercana a tu domicilio. También, a nivel nacional, se puede contactar a la Unidad Especializada en Ciberdelitos y en el caso de Ciudad de Buenos Aires, se puede contactar al Centro de Ciberseguridad. Para casos de violencia de género, se puede llamar al 144.

Fuente: InfoBae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: