Sergio Massa Viajó A Brasil: Reunión Con Lula Da Silva, Comercio Bilateral Y Acuerdos Estratégicos - LobosNews

Sergio Massa viajó a Brasil: reunión con Lula Da Silva, comercio bilateral y acuerdos estratégicos

lula-da-silva-sergio-massa-y-peña-cumbre-del-mercosur-portada
Reunión de Julio. Lula y Massa se reunieron en ciudad de Iguazú y allí acordaron verse en Brasilia

(Enviado especial a Brasilia) – El ministro de Economía y candidato presidencial de Unión por la Patria, Sergio Massa, viajó esta noche a Brasil donde mañana tiene previsto reunirse en el Planalto con Luiz Inácio Lula Da Silva y su homólogo Fernando Haddad, para abordar una intensa agenda de temas, entre los que se destacan la integración regional, el financiamiento del comercio bilateral y el gasoducto Néstor Kirchner, entre otros.

En Brasilia, el ministro/candidato desplegará una agenda similar a la de un jefe de Estado. La visita ocurre después de la batería de anuncios para jubilados y pensionados, beneficiarios de la tarjeta Alimentar, y plan Potenciar Trabajo, los créditos para monotributistas, trabajadores formales, productores agropecuarios y exportadores. Se trata de iniciativas que se pusieron en marcha para impulsar la economía y paliar los efectos en los ingresos y en los precios que tuvo la devaluación del 20% del lunes siguiente a las PASO.

El funcionario partió esta noche con su comitiva para terminar el último compromiso internacional que tenía en el exterior, después del viaje a Washington, donde cerró el acuerdo con el Fondo Monetario que permitió el desembolso de 7.500 millones de dólares, y la visita a Paraguay, en la que se reunió con el presidente Santiago Peña, con quien mantuvo un áspero contrapunto por el peaje en la ex Hidrovía.

Te puede interesar: Uno por uno, los anuncios de Massa para compensar el impacto de la devaluación

En la agenda de actividades de mañana se destaca el ingreso de Argentina a los BRICS, la apertura de mercados agrícolas, el avance de una licitación vinculada al Gasoducto Presidente Néstor Kirchner -que va a abastecer al sur de Brasil- un acuerdo estratégico de transporte marítimo y fluvial, una línea de crédito del Banco de Brasil y la financiación del Banco Nacional de Desarrollo (BNDES) para el comercio bilateral y la puesta en marcha del centro unificado de frontera del Puente Internacional Santo Tomé/Sao Borja.

Un acuerdo sobre las importaciones argentinas a Brasil apunta a despejar una de las limitaciones más urgentes de la economía argentina: la escasez de reservas de dólares disponibles en el Banco Central. Ya la semana pasada se produjo un avance decisivo con el desembolso de los 7.500 millones de dólares del FMI. Massa en varias oportunidades vinculó esa situación al impacto de la sequía, que menguó en más de 20% el ingreso de divisas provenientes del complejo agroindustrial.

Massa viajó acompañado, entre otros funcionarios, por los secretarios Flavia Royón (Energía), José Ignacio de Mendiguren (Industria), Juan José Bahilo (Agricultura), Marco Lavagna (por el secretario Asuntos Estratégicos y Financieros Internacionales), Agustín Gerez (Enarsa) y Lisandro Cleri (vicepresidente del Banco Central). También irán los diputados Natalia De la Sota, Alejandro “Topo” Rodríguez y Eduardo Valdés. El embajador Daniel Scioli espera en Brasilia la llegada de la comitiva, que se ocupó durante la última semana de armonizar las agendas.

En esos encuentros se avanzará en los detalles del acuerdo para el intercambio comercial. Si bien trascendió que una alternativa era el uso de yuanes provenientes del swap con China, también trascendió la semana pasada que otra alternativa era establecer algún mecanismo para que el intercambio sea mediante el real, la moneda brasileña. Más allá de las alternativas, la prioridad es una: “Estaremos viajando a Brasil para aliviar aún más el procedimiento de utilización de reservas, en un momento que tenemos que cuidarlas”, dijo Massa en Washington.

Argentina es el tercer socio comercial de Brasil después de China y Estados Unidos pero, a diferencia de los dos primeros, es el principal comprador de productos industrializados, como así también de insumos y bienes intermedios.

El ministro Haddad manifestó la semana pasada, en el marco de la reunión de los BRICS -el bloque que reúne a Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica- que una alternativa para no afectar la fluidez del comercio bilateral con Argentina era avanzar con una conversión directa del yuan al real por parte del estatal Banco do Brasil, por un total de hasta 140 millones de dólares.

Te puede interesar: Sergio Massa se reunió con Lula da Silva en medio de la Cumbre del Mercosur

“Los exportadores de Brasil pueden tener algún flujo de ventas de sus productos con 100% de garantía. Para Brasil, no hay problema, porque la tasa de cambio se hará con el yuan por real y esto también le asegura al Tesoro Nacional que no hay riesgo de incumplimiento”, dijo Haddad durante una conferencia que brindó en Johannesburgo, Sudáfrica, a mediados de la semana pasada, según reprodujo la agencia Télam.

A principios de julio, Massa se reunió con Lula y ambos acordaron volver a verse en Brasilia después de finalización de la negociación con el Fondo Monetario Internacional. En esa oportunidad, según reveló con detalle Infobae, ambos hablaron sobre la posibilidad de que Brasil habilite un mecanismo para evitar que el intercambio comercial se realice en dólares, habida cuenta de la escasez de reservas en el Banco Central.

De esa fecha a hoy es situación no sólo se mantuvo, sino que se agravó: en el medio estuvo las PASO, la devaluación y una escalada del dólar libre que le metió todavía más presión al Banco Central. Con el acuerdo con el Fondo Monetario y algún avance con Brasil, el principal socio comercial, Massa busca despejar un factor de incertidumbre.

Lo concreto es que mañana Massa -que cumplirá una agenda similar a la de un jefe de Estado- abordará con Lula, Haddad y, eventualmente, el canciller Mauro Vieira el ingreso de Argentina a los BRICS. A ese bloque -una decisión que recibió fuertes cuestionamientos de sectores de la oposición por haber sido anunciada de manera inconsulta a meses de terminar el mandato- el país ingresó tras un fuerte compromiso e impulso del propio Lula.

Se trata de un conglomerado de países que representan el 25,7% del PBI global, en torno al 16% de las exportaciones; 14,9% de las importaciones del planeta; 40,8% de la población y el 29,5% de la superficie total de la Tierra. Junto a Argentina, está previsto que a partir del 1 de enero próximo ingresen Irán, Arabia Saudita, Egipto y Etiopía.

Más allá de ese tema que generó controversia con la oposición -a menos de dos meses de las elecciones generales- en la agenda de temas que Massa tiene previsto tratar en Brasil también se destacan una licitación vinculada al gasoducto que puede ser fundamental para dar vuelta la balanza energética, crónicamente deficitaria.

En ese sentido, se anunciará en Brasil la puesta en marcha de la licitación pública internacional de la segunda etapa de la construcción del gasoducto, Saliquelló-San Jerónimo, que une esas localidades de Buenos Aires y Santa Fe.

“Está el FMI, Brasil, los anuncios de aumentos y créditos post devaluación, algo del Presupuesto y se mete de lleno en la campaña”, reveló la semana pasada a Infobae uno de los colaboradores del ministro Massa. Y completó: “En septiembre se pone en modo candidato”.

Seguí leyendo

Massa y Milei, “la cuenta del almacenero” y quién ganó el “aplausómetro” de los empresarios

Massa les habló a los votantes que desconfían de Patricia Bullrich

Fuente: InfoBae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.