Las lecciones de Europa, Asia y Estados Unidos para la Argentina ante el avance del coronavirus

Un equipo de limpieza de Servpro se pone equipo de protección antes de ingresar al Centro de Cuidado de Vida de Kirkland, en el estado de Washington en Estados Unidos. 12 de marzo de 2020. REUTERS/Lindsey Wasson
Un equipo de limpieza de Servpro se pone equipo de protección antes de ingresar al Centro de Cuidado de Vida de Kirkland, en el estado de Washington en Estados Unidos. 12 de marzo de 2020. REUTERS/Lindsey Wasson (Lindsey Wasson/)

Elogios al presidente Alberto Fernández por el manejo ante la crisis del coronavirus. Consejos para evitar el aislamiento, pedidos para que no se culpe a un país determinado por la pandemia, intercambio de información sensible y hasta fórmulas para controlar los precios del alcohol en gel. La diplomacia extranjera intensificó en los últimos días sus vínculos con el gobierno argentino para unificar esfuerzos contra el virus.

La solidaridad se impuso en la diplomacia y empezó a ocupar espacios destinados a dar un combate unificado contra lo que el Presidente llama “el enemigo invisible”.

El jueves pasado este intercambio de datos, consejos y sugerencias se vio cristalizado por los jefes de Estado en la teleconferencia del G20, donde hubo una decisión de inyectar más de 5 billones de dólares en la economía en general y en ayuda sanitaria o cooperación en materia de investigaciones científicas para dar pronto con una vacuna contra el coronavirus.

Sin embargo, la diplomacia extranjera apostada en Buenos Aires viene manteniendo reuniones e intercambio de datos con el Ministerio de Salud, la Cancillería y el Ministerio de Economía de Argentina para hacer un seguimiento conjunto de la pandemia mundial.

Según un relevamiento que hizo Infobae en diferentes embajadas, el presidente Fernández recibió elogios por las medidas adoptadas hasta ahora, como la cuarentena obligatoria o el cierre de fronteras, entre otras. Pero también hubo consejos, sugerencias y cruce de datos.

El embajador de Estados Unidos, Edward Prado, expresó a este medio: “El gobierno argentino hasta ahora ha tomado excelentes y necesarias medidas para combatir la pandemia. Los argentinos deberían seguir con mucha atención lo que el gobierno dice. Les sugiero utilizar fuentes de noticias confiables y quedarse en sus casas, como se ha recomendado”.

A la vez, el gobierno norteamericano tendió una línea de acción en más de 60 países, entre los que se incluye la Argentina, donde los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades emiten informes, consejos y sugerencias ante el avance del coronavirus.

Sarah Bennett, comandante del Servicio de Salud Pública de los Estados Unidos y jefa del Grupo de Trabajo Internacional para COVID-19, mantuvo esta semana una teleconferencia con la prensa y explicó que desde el gobierno norteamericano se está apoyando a los países para llevar a cabo las recomendaciones de la OMS sobre la identificación de personas que podrían tener el virus, el diagnóstico y la atención de estos pacientes, y el seguimiento de la pandemia.

“El apoyo que damos ante esta pandemia es la coordinación de respuestas de emergencia, capacitación para trabajadores de salud pública y apoyo para laboratorios. Nuestro personal en los Estados Unidos y en el extranjero está haciendo todo lo posible para apoyar la respuesta a la pandemia del COVID-19”, dijo Bennet.

Al mismo tiempo, la embajada de Estados Unidos en Argentina se concentra en estos días en ayudar a los ciudadanos estadounidenses que aun están aquí para que puedan regresar a su país.

El embajador de Rusia en Buenos Aires, Dmitry Feoktistov, elogió el manejo de la crisis de parte del gobierno argentino. “Por lo que podemos ver la sociedad argentina, a pesar de que las inclinaciones políticas de la gente puedan variar, apoya unánimemente el programa del presidente Alberto Fernández para contener la propagación del coronavirus COVID-19. Consideramos las medidas propuestas por el Presidente como firmes pero totalmente adecuadas para la situación que se ha creado actualmente”.

En diálogo con Infobae, Feoktistov expresó que “la experiencia de Rusia muestra que es importante adoptar las medidas integrales durante la primera fase de la lucha contra la epidemia, mucho tiempo antes de que alcance su nivel máximo”.

La principal recomendación que ofreció a la Argentina es garantizar el cumplimiento de las restricciones que se adoptaron y evitar “las posibilidades de que se manifieste la xenofobia o aparezcan los intentos de acusar a algún país de difundir el coronavirus a propósito, así como otros teorías conspirativas”.

El mensaje del diplomático de Rusia tiene que ver con las acusaciones que se vieron en varios países en las últimas semanas respecto de la responsabilidad que le compete a China por haber sido el epicentro de propagación del coronavirus. “Esta batalla contra la propagación del coronavirus demuestra que es necesario dejar a un lado todas las diferencias políticas e ideológicas y concentrarnos en los problemas comunes a toda la humanidad”, dijo Feoktistov.

Personas con máscaras de protección caminan a lo largo de una calle en Seúl, Corea del Sur, el 25 de marzo de 2020. REUTERS/Kim Hong-ji
Personas con máscaras de protección caminan a lo largo de una calle en Seúl, Corea del Sur, el 25 de marzo de 2020. REUTERS/Kim Hong-ji (KIM HONG-JI/)

Desde la embajada del Reino Unido, el diplomático Mark Kent se encuentra abocado a asistir a los ciudadanos británicos que están todavía en la Argentina. De todas maneras, la diplomacia del Reino Unido mantiene un contacto permanente con el Ministerio de Salud para evaluar los avances de cooperación e intercambio de información.

Corea del Sur se convirtió en uno de los países modelo para aplanar la curva en ascenso del coronavirus y por esto en la Argentina lo vieron como un referente a seguir.

El jueves pasado hubo una conferencia de video entre expertos de Corea del Sur y de Argentina para evaluar el avance de la pandemia. Ambas partes compartieron la experiencia y las medidas de Corea en su lucha contra el COVID-19.

En este repaso que hubo del uso de tecnologías, las medidas que lleva adelante el gobierno de Corea del Sur y la importancia de los test, también los expertos y la diplomacia coreana deslizaron algunos tips para la Argentina.

Desde Corea del Sur sugirieron la idea de realizar testeos masivos y exprés; sumar puntos de control en rutas y calles; o realizar un cruce de datos para revisar los movimientos de los últimos 14 días de cada contagiado detectado.

Según comentaron desde la embajada de Corea del Sur a Infobae, el gobierno sugirió también mantener una línea de información permanente sobre farmacias habilitadas con stock de mascarillas y alcohol en gel con controles de precio y con entregas gratuitas de esos elementos para sectores más vulnerables.

Desde Japón también hubo una transmisión de experiencias y datos para la Argentina. “Para poner fin a esta epidemia lo antes posible, es extremadamente importante evitar que un grupo desarrolle otro grupo, y se deben tomar medidas integrales”, dijeron desde la embajada de Japón.

También sostuvieron que, a diferencia de la gripe, para el coronavirus no se ha desarrollado un medicamento antiviral efectivo, por lo tanto, el tratamiento es principalmente conservador y no recomiendan el uso de kits de prueba rápida.

Hace una semana la embajada de Taiwán en la Argentina envió al Ministerio de Salud un informe detallado de todas las medidas que habían tomado en Taipei desde que estalló el coronavirus.

Taiwán se convirtió en uno de los países modelo de mitigación del virus por dos motivos: por un lado, logró aplanar rápidamente la curva de contagios y, por otra parte, enfrentó este desafío con mayor severidad por ser un vecino cercano a China.

En el informe que remitió la embajada de Taiwán al ministro Ginés González García y al que tuvo acceso Infobae se detalla, entre otras cuestiones, que en Taipei se aprobó un nuevo sistema de racionamiento de mascarillas quirúrgicas. También que los taiwaneses que estaban atrapados en la provincia china de Wuhan regresaron a Taiwán el 3 de febrero a bordo de un vuelo chárter de la aerolínea China Eastern Airlines y fueron liberados de la cuarentena de 14 días.

Taiwán armó una flota de taxis de prevención epidémica para transportar a ciudadanos en cuarentena y se prohibió viajar a todos los trabajadores médicos del país como forma de preservar a esos responsables de la salud. Y los viajeros que ingresan al territorio desde lugares sujetos a las regulaciones de cuarentena domiciliaria obligatoria deben hacer uso de un “servicio de transporte de prevención de epidemias” en lugar de transporte público. Si no cumplen con ello, se les aplican multas severas.

A la vez, el informe que elevó Taiwán al Ministerio de Salud argentino sostiene que los 3.417 hospitales y clínicas de ese país ofrecen diagnóstico remoto y tratamiento de pacientes sometidos a aislamiento domiciliario obligatorio o cuarentena por medio de la tecnología de telecomunicaciones. Y se mostraron proclives al uso de los kits de detección rápida del COVID-19 para obtener el resultado en 15 a 20 minutos.

Seguí leyendo:

El Gobierno prevé un operativo de repatriación de los argentinos varados en el exterior para después del 31 de marzo

Ginés González García sostuvo que la curva de contagios va por debajo de lo previsto: “La estrategia es ganar tiempo”

Fuente: InfoBae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: