Lactancia y pandemia: especialistas aseguran que no se han detectado partículas virales en ninguna madre

Para amamantar con seguridad, la madre deberá tomar determinadas medidas que le permitan disminuir los riesgos de transmisión del COVID-19 a través del contacto con el recién nacido. “Hasta la fecha no se han detectado partículas virales de SARS-CoV-2 en la leche de ninguna madre con sospecha o confirmación de COVID-19. Por lo tanto, parece poco probable que la enfermedad pueda transmitirse al amamantar”, aseguró la Dra. Gisela Martinchuk, médica pediatra especialista en neumonólogía.

Lactancia
Lactancia

Según informes actuales de UNICEF y la Organización de la Salud, se estima que 78 millones de bebés (tres de cada cinco) no toman leche materna en su primera hora de vida, lo cual aumenta el riesgo de mortalidad y disminuye las posibilidades de continuar la lactancia materna.

En el informe se pone de manifiesto que los recién nacidos que toman leche materna en su primera hora de vida tienen muchas más posibilidades de sobrevivir. Un retraso de tan solo unas horas después del nacimiento podría poner en peligro la vida del bebé. El contacto piel con piel y la succión de la mama favorecen la producción de leche materna y de calostro, llamado también la “primera vacuna” del bebé por su alto contenido en nutrientes y anticuerpos.

Sin embargo, por estos días surgen inquietudes sobre cuáles son las recomendaciones de la lactancia materna en tiempos de pandemia. “Hasta la fecha no se han detectado partículas virales de SARS-CoV-2 en la leche de ninguna madre con sospecha o confirmación de COVID-19. Por lo tanto, parece poco probable que la enfermedad pueda transmitirse al amamantar o a través de la leche materna extraída de una mujer considerada caso sospechoso o confirmado de COVID-19”, aseguró la Dra. Gisela Martinchuk, médica pediatra especialista en neumonólogía.

“Se recomienda alimentar al recién nacido con leche materna, ya que los beneficios superan los riesgos potenciales de transmisión a través de la leche materna” explicó la profesional que también es miembro del Comité Nacional de Neumología de Sociedad Argentina de Pediatría.

Para amatar con seguridad, la madre deberá tomar determinadas medidas que le permitan disminuir los riesgos de transmisión del COVID-19 a través del contacto con el recién nacido. Ante ello se sugiere:

*Realizar el amamantamiento en lo posible fuera de la cama para reducir contacto del recién nacido con superficies potencialmente contaminadas.

*Lavar las manos durante por lo menos 50 segundos antes de tocar al bebé o antes de retirar la leche materna.

*Usar barbijo quirúrgico y si no lo tuviere utilizar tapaboca (cubriendo completamente nariz y boca) durante las tomas; evitar hablar o toser durante el amamantamiento.

*Si se optara por la extracción de leche materna, se recomienda reforzar la técnica de extracción manual.

Fuente: InfoGEI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: