Crimen de Guadalupe: la autopsia reveló que la nena asesinada por su primo murió a causa de las quemaduras que sufrió

No se pudo determinar si Guadalupe (10) fue violada, pero sí que tenía fuertes traumatismos de cráneo.

Sergio Oliveira (22), detenido por el crimen de su prima.

Así se desprende de las especificaciones que se conocieron del informe de la autopsia y a las que accedió la agencia Télam: Guadalupe presentaba fuertes traumatismos de cráneo, golpes en la cara. Pero esa no fue la causa de muerte sino las quemaduras que sufrió en sus órganos vitales. 

Esas mismas quemaduras que presentaba el cuerpo de Guadalupe no le permitieron a los peritos determinar si la chiquita fue violada. Sí están convencidos que se defendió del ataque

El primo de la víctima, identificado como Sergio Ramón Oliveira, está preso, acusado de “homicidio calificado“.

Sergio Oliveira (22), detenido por el crimen de Guadalupe.

La detención de Oliveira ocurrió luego de que la mamá de Guadalupe denunciara ante la Policía que nada sabía de su hija. La nena se había ido con su primo el domingo por la tarde a un cumpleaños y en el camino debían levantar a la hija del hombre, con quien la chiquita asesinada solía compartir bastante tiempo.

Mientras la Policía iniciaba la búsqueda de Guadalupe, Oliveira se presentó en la casa de un familiar de la ciudad de Roque Pérez, a unos 37 kilómetros de Lobos. Tenía una crisis nerviosa. “Me mande una cagada, por la nena no pude hacer nada“, dijo.

Mientras la Policía entraba a la casa del homicida, situada en avenida Yrigoyen al 1200, de Lobos -a unas 20 cuadras del domicilio de la víctima-. Lo que vieron fue horrendo: el cadáver calcinado de Guadalupe estaba sentado contra una pared, sobre unas brasas, detallaron los informantes.

El detenido en su primera versión ante la Policía habría intentado hacer creer que la víctima había sido asesinada por ladrones. Luego, habría reconocido los sucedió. El caso está a cargo de la fiscal Patricia Hortel, de la UFI N° 1 de Saladillo, quien indagará en las próximas horas al sospechoso.

Por lo pronto, la fiscal ya tiene el informe preliminar de la autopsia. Los peritos determinaron que Guadalupe sufrió quemaduras en la zona genital, lo que borró las potenciales pruebas que podían obtenerse para acreditar si se consumó una violación.

El cuerpo presentaba fuertes traumatismos de cráneo y tenía signos de haber sido golpeada en el rostro. Pero la causa de muerte fueron las quemaduras, que dañaron sus órganos vitales.

A su vez, los médicos forenses determinaron que había signos de defensa en los miembros superiores de la nena, otro indicio que refuerza la hipótesis del abuso sexual como móvil del crimen y que coincide con los rasguños que los peritos encontraron en el cuerpo de Oliveira, añadió la fuente judicial.

Paralelamente, en la escena del crimen, los peritos no hallaron signos de la presencia de una tercera persona, por lo que todas las sospechas de los investigadores apuntan únicamente al detenido.

El crimen de Guadalupe generó consternación en la comunidad de Lobos, donde residen unos 32 mil habitantes, quienes reclamaron justicia a través de las redes sociales, exigieron el máximo castigo al responsable y, además, recordaron que el acusado de matar a esta niña reside a tan solo dos cuadras del domicilio de Haydee García (88), quien fue ahorcada y quemada en marzo de 2019 en las afueras de esa ciudad.

En aquella oportunidad, el cadáver de la anciana fue encontrado en un descampado ubicado en en la calle 232, entre Güemes y Levene; y de acuerdo a la autopsia había muerto por “asfixia por ahorcamiento” y presentaba lesiones en la frente, en el ojo y en la mandíbula.

Fuente: Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: