Crece la preocupación en el campo por el avance de la sequía que ya amenaza cultivos y el pastoreo

La Confederación Intercoperativa Agropecuaria (Coninagro) señaló este miércoles que la producción agropecuaria extensiva en Argentina se desarrolla fundamentalmente en secano, o sea, sólo con el aporte del agua de las lluvias.

La superficie irrigada es mínima: según el censo agropecuario realizado en 2018 son 1,38 millones de hectáreas, un 4,2% de las 33,18 millones de hectáreas implantadas en primera ocupación.

En tanto, dijo Coninagro, se debe considerar otras 124 millones de hectáreas de pastizales y bosques naturales, destinados en su mayoría a la ganadería, que también dependen de las precipitaciones.

Y señala que la falta de precipitaciones afecta directamente a los cultivos implantados, siendo en esta época del año los cultivos invernales destinados para la cosecha como trigo y cebada, y los verdeos de invierno y praderas implantadas destinadas al pastoreo ganadero para la producción de carne y leche.

BUENOS AIRES, NA NOTA COMPLETA PARA ABONADOS https://www.facebook.com/AgenciaNA https://twitter.com/NAagencia

Fuente: Noticias Argentinas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: