Actualidad

Tiene 11 años, es fanático del fútbol y escribió “La pelota siempre al 10″, un libro sobre la vida de Messi

0 0
Read Time:4 Minute, 45 Second
Martín Sosa y la tapa de su libro

No fue una idea hablada en la mesa familiar, ni se trata de un libro que hoy esté en las librerías. “La pelota siempre al 10. La historia de Messi″, es el resultado de casi tres meses en los que Martín Sosa escribió con sus propias palabras la vida del astro argentino que tanto admira y que desea que, al menos, sepa que hay, entre tantos cientos de libros, uno hecho casi a mano por un chico cordobés de 11 años.

Esa fue la manera que encontró de demostrarle su admiración y también la de despuntar el lápiz por primera vez: sin haber contado nada, Martín se sentó en su computadora, aprendió a utilizar del programa Word, y comenzó a escribir. En casa, lo incentivaron siempre a leer y eso hizo que su vocabulario comenzara a nutrirse. Ni él sabe cómo el deseo de expresarse el letras nació.

Quise hacer este libro por mi fanatismo por el fútbol y porque mi ídolo es Leo Messi, además me parece una gran persona fuera y dentro de la cancha”, le cuenta Martín a Infobae, y admite que está “muy entusiasmado porque ya mucha gente sabe de ésto”.

Martín y su festejo de cumpleaños mundialista

“Me esforcé mucho para hacer este libro”, admite el oriundo de la localidad de La Falda, ubicada a 50 kilómetros de la capital de Córdoba. El chico es también fanático de las matemáticas y las estadísticas. Sueña con ser periodista deportivo y gracias a las horas de lectura, encontró en la literatura el camino a su pasión: escribir.

“Me pidió libros que cuenten la historia de Messi, la quería conocer. Se los compré y los leyó, también miraba videos en Youtube donde contaban más de su historia y él tomaba nota de todo. Yo veía que se pasaba largo rato frente a la compu escribiendo y nunca leí nada. Un día que había escrito 20 páginas y luego fueron 90”, cuenta su papá, Diego Sosa.

Cuando lo terminó, el chico le pidió: “¡Papi, quiero que tenga formato de libro” y Diego lo mandó a imprimir y encuadernar veinte copias en una gráfica del barrio.

«La pelota siempre al 10»

La pasión

Diego no quiso interferir en lo que Martín estaba creando. Dejó que el libro quedara tal cual él lo escribió. “Sólo hubo correcciones en algunas tildes, pero no en palabras o gramática, porque me parece importante que quede como le salió a él del corazón”.

“A veces, me dicen que seguro se lo motivó mucho en casa. Yo digo que no porque si con la lectura pero nunca con la escritura; eso es algo que le salió solo, sin querer queriendo… Un día empezó a escribir y creo que al principio no nos dimos cuenta de lo que hacía… Luego, notamos cómo iba cambiando la redacción, su vocabulario. Cuando me cuenta sobre qué escribía, lo hacía en hoja A4 y luego me cuenta que ya había terminado el libro y lo pasé al formato A5, que es el indicado… Él siempre supo que escribía para hacer un libro”, dice el padre aún asombrado porque en poco más de 80 días el hijo escribió unas 90 páginas.

“Hubo días que estaba hasta la 1 de la mañana y hubo otras jornadas en las que ni se acercaba a la compu. Debe ser eso que dicen que los escritores escriben solamente cuando se inspiran”, opina el papá.

Martin abanderado

Diego recién leyó el contenido completo cuando lo tuvo impreso en sus manos. “Cuando me dieron las copias sentí mucha emoción. Estaba hasta nervioso antes de leerlo porque también sentí que no lo ayudé, pero porque a veces los grandes somos un poco exigentes, no sé. Entonces, no quise ayudarlo para no sacarle la esencia a lo que hacía y también temí en decirle algo que lo desilusionara. Sólo le dije que escribiera como a él la saliera y al leerlo noté algunos errores de ortografía, faltas de acentos o alguna redundancias, sólo esos detalles y sus 11 años. En sí, todo lo que logró no sólo escribir sino resumir y redactar desde su memoria es increíble”, admite orgulloso y dice que apenas le explicó qué debía tener en cuenta para dividir todo el material en capítulos y así darle un índice.

Aunque la impresión fue de 20 copias y para regalar a los familiares, la noticia no tardó en recorrer Córdoba. “Hoy nos escriben algunas personas preguntando dónde le pueden comprar y diciendo que lo quieren leer, pero la idea siempre fue darle el gusto de que tuviera su libro y no lucrar con esto”, aclara el hombre que además define al niño: “Es muy buen alumno. Le gustan las matemáticas y con el Mundial, que lo vivió como loco, aprendió mucho de estadísticas”.

Antes de cada partido que disputó la Selección Nacional, Martín se tomó todo el tiempo para investigar las cifras que se desprendían de cada rival, los encuentros anteriores y los resultados.

La familia en el festejo por la Copa del Mundo

Entusiasmado porque la noticia de su libro recorre el país, el chico se ilusiona: “Me gustaría que una editorial lo publique. Estaría bueno, así más gente puede saber lo que hice con mi libro y ver si les gusta”, dice sobre la idea de ver su primer trabajo en las librerías.

El otro gran deseo es que el Capitán argentino sepa que un chico de 11 años de La Falda escribió sobre él. “Sé que es el deseo de miles de personas, pero sería muy gratificante a tanto esfuerzo que Messi le mandara un saludo. Creo que con eso, mi hijo se sentiría muy feliz”, finaliza Diego.

Fuente: Infobae

Happy
0 %
Sad
0 %
Excited
0 %
Sleepy
0 %
Angry
0 %
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *