La comuna de Pilar repudió la discriminación a alumnos del Colegio Magno

El Municipio de Pilar manifestó su “más enérgico repudio» luego de que se conociera que el colegio privado Magno dejó sin vacantes a ocho chicos con problemas de aprendizaje o capacidades diferentes.

En tanto el intendente de Pilar, Federico Achával, se puso a disposición de las familias de los ochos chicos con problemas de aprendizaje o capacidades diferentes que se quedaron sin vacantes para el año próximo y pidió que se lo incorpore, al ser “injustamente desplazados”.

“Hemos enviado una nota urgente a Dirección Provincial de Educación de Gestión Privada (DIEGEP) para que arbitre las medidas necesarias para asegurar el acceso de los menores injustamente desplazados de la institución a una educación de calidad y trato igualitario», indica el texto oficial.

«Al mismo tiempo el Municipio y el Intendente Federico Achával se ponen a disposición para llevar adelante todas las medidas necesarias y conducentes para que sean restituidos los derechos lesionados y para garantizar el acceso a la educación”, añade el comunicado.

Por su parte, la Dirección de Cultura y Educación provincial intimó a las autoridades a retrotraer esa decisión en un plazo de 48 horas.

A través de un comunicado, informó que fueron al establecimiento y labraron un acta en la que intimaron a la institución a retrotraer la decisión de no matriculación “para resguardar el interés superior de las niñas y niños”.

Ocho familias recibieron por parte de las autoridades del establecimiento privado la información que sus hijos no serían rematriculados para el ciclo lectivo 2023, lo que según comunicó la Dirección General de Cultura y Educación «incumple con la Ley de Educación Provincial N°13.688, que establece los lineamientos para todo el sistema educativo, tanto de gestión privada como estatal, y con los principios éticos que deberían ordenar las decisiones de toda institución educativa».

En los artículos 4 y 5, entre otros, la ley prescribe la responsabilidad de la provincia a través de la DGCyE de proveer, garantizar y supervisar una educación integral, inclusiva, permanente y de calidad para todos sus habitantes. Asimismo, el Decreto reglamentario 552/12 establece que podrá iniciarse el procedimiento sumarial ante su no cumplimiento.

«La Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires tiene la firme convicción de que las instituciones educativas son espacios de conocimiento, aprendizaje e inclusión, que de ningún modo pueden ser comprendidos en las leyes del mercado. En una buena escuela no tiene lugar la discriminación ni la exclusión hacia ningún estudiante. En cada una de las instituciones educativas de la Provincia se trabaja diariamente en la construcción de los vínculos y en el respeto hacia las y los otros, promoviendo la convivencia, la contención y la integración» indicó el comunicado de la DGCyE.


Compartir

También te puede interesar...

Leave a Comment