Sequía: en el norte bonaerense muchos lotes de trigo solo sirven para alimentar al ganado

sequía
“Largué la hacienda al trigo, en un momento donde las vacas están en la parición y necesitan comer para darle leche a sus crías. Es un lote que se hizo con muchas esperanzas y toda la tecnología”, lamentó Gustavo Farroni, cuyo establecimiento se encuentra sobre la Ruta Nacional 188, entre las localidades de Acevedo y Guerrico, en el norte del Partido de Pergamino.

El norte bonaerense viene atravesando, para muchos, la peor sequía, con mayor cantidad de heladas que se recuerden, o desde que se llevan registros climatológicos.

Por ejemplo, la última lluvia en Pergamino que superó los 5 milímetros en todo el Partido se registró el 25 de mayo, y desde ese lejano miércoles patrio del que ya pasaron casi cinco meses, del cielo solo caen erróneos pronósticos de precipitaciones, situación que es  similar en otros distritos de la zona.

Tal el caso de Arrecifes donde, debido a la sequía que atraviesa ese distrito, la Asociación de Productores Rurales presentó ante el municipio local un requerimiento de declaración de emergencia y desastre agropecuario.

La sequía extrema y la gran cantidad de heladas impactaron notablemente sobre el trigo y otros cultivos de invierno como arveja y cebada, e incluso sobre verdeos, pasturas y pastizales naturales, por lo que además de bajos o nulos pronósticos de rendimientos de granos, en toda la zona hay muy poca oferta forrajera para el ganado.

La Bolsa de Comercio de Rosario informó que en la región agrícola núcleo, actualmente ya hay 130.000 hectáreas de trigo que no se cosecharán, un 10% de la superficie. De las 1,2 millones de hectáreas implantadas con trigo para cosecha en la región, un 34% está en mala condición, 46% regular18% bueno y 2% muy bueno.

sequía
La extrema sequía sumada a las numerosas heladas, algunas tardías como la última registrada el domingo 9 de octubre, hicieron que nunca se vieran cultivos de trigo, cebada y arveja en tan malas condiciones como este año, con una gran cantidad de lotes que no se podrán cosechar.

Nivel de duración e intensidad muy pocas veces visto

“Esta sequía tiene un nivel de duración e intensidad muy pocas veces visto en la región agrícola núcleo, incluso prolongándose ahora sobre octubre, cuando las precipitaciones normalmente vuelven a la zona”, informó el ingeniero agrónomo Gustavo Ferraris del INTA Pergamino, en diálogo con El ABC Rural.

“Junto con dos años anteriores Niña (seca), y un verano que nos dejó sin reservas de humedad, esta situación generó un combo de sequía nunca visto en nuestra zona, ya que desde mayo a octubre, la sumatoria de precipitaciones fue la más baja que, desde 1910, tiene registro el INTA, sufriendo las consecuencias todos los cultivos”, destacó.

Por lo tanto, Ferraris, lamentó que “la extrema sequía sumado a las numerosas heladas, e incluso tardías como la última registrada el domingo 9 de octubre, hicieron que nunca se vieran trigos, cebadas y arvejas en tan mal estado como este año, con una gran cantidad de lotes que no se podrán cosechar”.

sequía

“Tuve que largar la hacienda al trigo”

Ante este escenario productivo tan adverso, muchos productores agropecuarios ya están utilizando el trigo para alimentar al ganado, y así poder al menos aprovecharlo un poco y suplir la falta de pasto.

“Son muchos los productores de Pergamino que tienen animales y ya no tienen recursos para darles de comer, y el trigo que no vale la pena trillar es una muy buena opción”, expresó Pablo Civerchia, contratista rural de Ortiz Basualdo, partido de Pergamino, preocupado como todos sus colegas porque saben que este año habrá menos trabajo de cosecha invernal.

Uno de estos casos es el de Gustavo Farroni, cuyo establecimiento se encuentra ubicado sobre la Ruta Nacional 188, entre las localidades de Acevedo y Guerrico, en el norte del distrito.

sequía

“Tuve que largar la hacienda al trigo, en un momento donde las vacas están en la parición y necesitan comer para darle leche a sus crías. Es un lote que se hizo con muchas esperanzas y toda la tecnología: 120 kilos de arrancador, 280 kilos de urea en dos aplicaciones, semillas de última generación y asesoramiento”, lamentó Farroni en las redes sociales, siendo la primera vez que tuvo que tomar esa triste decisión.

“En un país productivo, hubiésemos tenido un seguro multirriesgo y un equipo de riego, con un impacto que hubiese sido menor. Pero a nuestros gobernantes no les interesa producir, sólo recaudar, y pasan estas cosas”, apuntó, haciendo alusión a la alta presión impositiva de un Estado que siempre está ausente en estos casos, pero que es socio en las ganancias vía retenciones.

Asimismo, el transportista de hacienda pergaminense Carlos Fanucchi, manifestó que “todos los días me llaman productores ganaderos para mover animales de un campo a otro para darles de comer, porque se van quedando sin recurso forrajero. Ya ni en las cañadas queda pasto”, dijo.

gg
“Todos los días me llaman productores ganaderos para mover animales de un campo a otro, porque se van quedando sin recurso forrajero para darles de comer. Ya ni en las cañadas queda pasto”, manifestó Carlos Fanucchi, transportista de hacienda de Pergamino.

ll

Cultivos invernales como cobertura para soja y maíz 

Otros productores de la zona que no tienen hacienda, están evaluando secar los cultivos invernales con herbicidas y esperar a que llueva, utilizándolos como cobertura para sembrar soja o maíz tardío o de segunda, porque la falta de humedad impidió la siembra del cereal de primera, e incluso ya peligra también la de la oleaginosa.

“Todavía no hay ningún lote de maíz sembrado en todo el Partido y la soja de primera se acerca peligrosamente a su fecha de siembra sin humedad, por lo que el panorama es muy malo, dependiendo mucho de cuándo y cuánto llueva”, indicó el técnico del INTA Pergamino.

sequía
Productores de la zona que no tienen hacienda están evaluando secar los cultivos invernales con herbicidas, y esperar a que llueva, utilizándolos como cobertura para sembrar soja o maíz tardío o de segunda, porque la falta de humedad evitó la siembra del cereal de primera, e incluso ya peligra también la de la oleaginosa.

En definitiva, los productores de la zona invirtieron, como todos los años, mucho dinero para poder producir el trigo que luego se convierte en el pan para la mesa, y si bien ya perdieron demasiado, todavía no saben que pasará con los cultivos de gruesa.

Mientras tanto también disminuye el ingreso económico de muchas empresas como transporte, acopio, cosecha y todo lo que está relacionado directa e indirectamente a la producción agropecuaria.

Por eso, gran parte de la comunidad de toda la zona norte bonaerense “implora” que llueva lo antes posible y se corte la sequía, porque no solo los comerciantes en general venden poco, sino que hasta Doña Rosa ya está cansada de tener que regar casi todos los días sus plantas.

El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment