Massa confía que se aprobará la tercera revisión del programa con el FMI

Foto Prensa ministerio de Economa
(Foto: Prensa ministerio de Economía).

El ministro de Economía, Sergio Massa, se mostró confiado este miércoles en Washington en que la Argentina cumplirá con la tercera revisión del programa con el Fondo Monetario Internacional, que le permitirá destrabar un desembolso de US$ 5800 millones para diciembre de 2022, luego de que el pasado viernes el directorio aprobara la segunda revisión del programa argentino.

Massa se reunió este miércoles por la tarde con el director del Departamento Occidental del organismo Ilan Goldfajn y Luis Cubeddu, el jefe de la misión argentina, con quienes discutió cómo fue la discusión por el resultado de la votación del directorio en el FMI que dio luz verde al segundo desembolso del programa, por US$ 3800 millones que se acreditaron el martes.

Se trató de una reunión cordial “muy distendida”, según confiaron fuentes allegadas al ministro, y luego de que Massa logró cumplir con la meta de reservas y de los límites al financiamiento del Banco Central al Tesoro, dos objetivos que también se cumplieron en el tercer trimestre, lo que anticipa un buen resultado para la tercera revisión que comenzará formalmente en noviembre, explicó uno de los funcionarios que lo acompaña aquí.

Para Massa, “las metas de reservas y de asistencia al Tesoro se cumplieron también en el tercer trimestre y sólo falta discutir con el FMI la meta fiscal“, explicó la misma fuente, que observó que pese a que ese flanco podrá sufrir alguna desviación trimestral, subrayó que a la larga en la meta anual se cumplirá que el déficit fiscal argentino bajará a 2,5% del PBI.

La misma fuente confió en que uno de los puntos por los que se interesó el Fondo fue por la inflación en los próximos meses, a lo que Massa le anticipó que en octubre los números serán más bajos que en septiembre, que oficialmente se ubicaría en torno a 6,9%, según las proyecciones privadas, ya que el resultado del INDEC se conocerá este viernes.

El martes el Fondo divulgó las proyecciones de crecimiento mundial y para la Argentina pronosticó que crecerá un 4%, mientras estimó que la inflación crecerá 95% este año y 60% el año próximo, en línea con el Presupuesto 2023.

También, y pese a la crisis que impone la Guerra en Ucrania, la Argentina quedó entre los países con menor déficit fiscal proyectado para este año entre los emergentes.

Foto Prensa ministerio de Economa
(Foto: Prensa ministerio de Economía).

Massa, quien llegó para participar de la Asamblea Anual del FMI y del Banco Mundial, estuvo acompañado por su equipo técnico encabezado por el viceministro Gabriel Rubinstein e integrado por el jefe de asesores de Economía, Leonardo Madcur,.

Concluidas las reuniones del día en el FMI, Massa se dirigió al BID para participar en el conversatorio de Ministros de Finanzas organizado por dicho organismo, en el marco del 56º encuentro de la Red de Bancos Centrales y Ministerios de Finanzas de América Latina y el Caribe.

Allí enfatizó que la Argentina tuvo que “duplicar esfuerzos para cumplir con los objetivos del programa de acumulación de reservas y de metas fiscales de 2,5% del PBI para este año, básicamente por el impacto que representa la suba de la energía”.

También cuestionó que los recursos que países latinoamericanos destinan a financiar al BID, que luego regresan como fondos para obras de infraestructura, deban ser considerados como “inversión para el desarrollo” y que “es absurdo” que otros organismos multilaterales lo computen como déficit, ya que “eso condena a nuestros países a ser pobres”.

Allí, además de Rubinstein y Madcur lo acompañaron el responsable de las relaciones con los Organismos, Marco Lavagna, el director del Banco Central, Lisandro Cleri, el asesor en Asuntos Internacionales, Gustavo Martinez Pandiani, y su asesor en comunicaciones Santiago García Vazquez.

Foto Prensa ministerio de Economa
(Foto: Prensa ministerio de Economía).

Otro punto que quedó descartado para el Gobierno argentino en la relación con el FMI, al menos en el corto plazo, es la utilización de Fondos de Resiliencia, que surgió tras la pandemia y que se puso formalmente en marcha este miércoles, según anunció la titular del organismo financiero, Kristalina Georgieva en el marco de la Asamblea Anual.

Este fondo, por el cual a la Argentina le correspondería unos 1300 millones de dólares, no podría estar operativo para el país antes de un año y medio cuando termine el rollover del programa vigente con el FMI, explicó la misma fuente cercana a Massa.

Tras el encuentro con el BID, el funcionario argentino mantuvo reuniones bilaterales con sus pares de México y Turquía, y luego, se dirigió a la cena de trabajo de ministros de Finanzas del G20, en donde se encontrará con sus pares del G20 y con Georgieva.

También te puede interesar...

Leave a Comment