“Este año no podremos crecer”, aseguran los productores lecheros de la Cuenca Oeste bonaerense

PRODUCTORES LECHEROS

En su último informe mensual, la Cámara de Productores Lecheros de la Cuenca Oeste de Buenos Aires (Caprolecoba) describe las dificultades que afrontan los productores tamberos este año, afirmando que “Este año no podremos crecer”.

Clima adverso

Repasan en primer lugar las condiciones de clima seco en el oeste bonerense que, como las demás cuencas lecheras, mantiene la capa superficial de sus suelos con déficit de humedad y napas bastante bajas. Hubo algunas lluvias desparejas y escasas, que cubrieron con unos 20 mm zonas cercanas a La Pampa, 5-15 mm en otros casos, pero que gran parte de la región no recibió ninguna precipitación.

PRODUCTORES LECHEROS

Producción y perspectivas

“A mayor productividad, mayor rentabilidad, más capacidad de inversión y crecimiento. Ok, pero muchos factores juegan y complican la gestión productiva en forma evitable e inevitable”, dice el informe de la Caprolecoba.

El documento enumera los principales inconvenientes que soportan desde hace meses:

*La sequía redujo la base forrajera,

*Obtuvimos menos silaje y hubo que consumirlo más rápido,

*Empeoraron mucho las relaciones de precios con el maíz y la soja,

*El “dólar soja” encareció los concentrados y empeoró todo,

*DEX y controles arbitrarios interfieren flujo de precios al productor,

*La “macro” sigue inestable y:

*En conclusión, este año no podremos crecer.

Complicaciones frente a la campaña 2022/23

“Una película que ya vimos: en el 1er semestre el precio de la leche acompaña con ventaja a la inflación y le gana a un dólar atrasado. Pero en el 2do semestre, pierde terreno frente a ambos y complica +/- a los tambos, según la disponibilidad de pasto y reservas con la que hayan llegado.

“Resulta que este año llegamos con sequía, base forrajera disminuida, reservas consumidas, los maíces sin sembrar, un pronóstico de “Niña” hasta fin de año y para colmo: un “dólar soja” por la cabeza”, plantean.

Un solo dólar para todos

“Un día, sin previo aviso, el país supo que el Gobierno había dispuesto una devaluación parcial que sumó otro dólar, y duraría hasta el 30/09. La historia es muy conocida, pero vale aclarar que la medida agravó la crisis de costos en la que venían los tambos, encareciendo aún más los concentrados usados en la alimentación de las vacas (que contienen derivados de soja) y complicó las negociaciones por los alquileres de campo, que se cotizan en quintales de soja/Ha. (La mitad de la producción lechera argentina se desarrolla sobre campos alquilados).

“El Gobierno y la opinión pública deben saber que los tambos no estamos en condiciones de absorber las consecuencias de esta medida, pero sí podemos ayudar a ampliar el ingreso de divisas al país, si el dólar soja caduca el 30/09 y no se prorroga el Decreto 576/22 del 04/09.  Y si trabajamos con un mismo dólar para todas las actividades”, reclamó la Caprolecoba.

El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment