Se conoció el impactante último audio que envió el piloto que trasladaba a Emiliano Sala: “Este avión tiene que volver al hangar”

Emiliano Sala volaba rumbo a Cardiff el 22 de enero del 2019 cuando el avión cayó sobre el Canal de la Mancha
Emiliano Sala volaba rumbo a Cardiff el 22 de enero del 2019 cuando el avión cayó sobre el Canal de la Mancha

El hecho todavía duele. A casi cuatro años del suceso que marcó para siempre al deporte, se siguen conociendo detalles que profundizan el dolor y exponen la ineptitud que existió. El futbolista Emiliano Sala perdió la vida un 22 de enero del 2019 cuando el avión que lo transportaba cayó sobre el Canal de la Mancha en medio del vuelo que pretendía depositarlo en Cardiff, donde iba a sumarse a su nuevo club. Mientras los procesos judiciales continúan vigentes, se conoció un impactante audio que deja al descubierto la negligencia del piloto David Ibbotson.

El contenido del comunicado es entre el hombre a cargo de pilotear el Piper PA-46 Malibu y un “compañero piloto” en las horas que transcurrieron tras el desembarco en Francia a la espera de retornar rumbo a Gales. “Estaba volando y luego ‘boom’. Pensé: ‘¿Qué pasa?’. Así que puse todo por delante y comprobé mis parámetros, todo estaba bien y seguía volando, pero me llamó la atención”, le comentó Ibbotson a un amigo identificado como Kevin Jones, según reveló la cadena BBC.

En estos audios, Ibbotson también señala una frase profundamente estremecedora a la luz de los hechos: “Normalmente tendría mi chaleco salvavidas entre los asientos, pero mañana lo llevaré puesto”. En el diálogo también deja entrever que el pedal del freno izquierdo no funcionaba correctamente y se sincera: “Este avión tiene que volver al hangar”.

“Estoy en medio del Canal de la Mancha y ‘bang’”, le señaló, evidenciando que en el vuelo de ida rumbo a Nantes ya se habían identificado algunas señales de alerta. “Ese Malibú, tiene como una niebla de vez en cuando. Puedes sentirlo, muy, muy bajo en todo el fuselaje”, le expresó en esa conversación que se grabó “accidentalmente”, según remarcó el medio británico.

La autopsia que realizaron los investigadores sobre el cuerpo de Sala determinó que estaba sometido a un “envenenamiento grave” por monóxido de carbono y concluyeron que esa exposición seguramente generó que “estuviera profundamente inconsciente”. La hipótesis indica que el piloto padeció algo similar: ”Se considera probable que el piloto también hubiera estado expuesto al monóxido de carbono”, dijo el informe.

Este hallazgo de saturación de carboxihemoglobina (COHb) del 58% estaría emparentado a un “escape de gas que se filtró por la manguera del calentador con la calefacción de la cabina” y también explicaría los extraños movimientos que hizo la aeronave monomotor antes de caer al noroeste de la Isla de Guernsey sobre el Canal de la Mancha.

El tramo final del vuelo, creado a partir de una combinación de datos de los radares de Jersey (Les Platons) y Guernsey.
El tramo final del vuelo, creado a partir de una combinación de datos de los radares de Jersey (Les Platons) y Guernsey.

Este revelador mensaje que envió Ibbotson en el vuelo de ida rumbo a Nantes coinciden con las apreciaciones que había tenido Emiliano Sala en pleno vuelo. Minutos antes que el vuelo cayera, el futbolista de 28 años le mandó un audio a sus amigos donde planteó la inestabilidad de ese avión: “Muchachos, estoy acá, arriba del avión, que parece que se está por caer a pedazos y me estoy yendo para Cardiff, loco, que mañana sí ya arrancamos a la tarde a entrenar con el nuevo equipo, a ver qué pasa. Así que… ¿cómo andan ustedes, hermanitos, todo bien? Si en una hora y media no tienen novedades mías, no sé si van mandar a alguien a buscarme, porque no me van a encontrar, pero ya saben… Papá, qué miedo que tengo”.

Noticia en desarrollo…

También te puede interesar...

Dejá una respuesta