Máximo Kirchner reconoció que el PJ bonaerense quedó pausado tras el ataque a CFK y reflota el plan del Congreso partidario

maximo kirchner UOM Avellaneda
Máximo Kirchner

El presidente del PJ bonaerense, Máximo Kirchner, fue uno de los comensales del almuerzo que este martes en Lomas de Zamora compartieron varios dirigentes peronistas, entre los que había ministros nacionales, provinciales, intendentes en uso de licencia y legisladores. El encuentro sirvió para bajar algunas líneas sobre el rumbo político tras lo que fue el intento de maginicidio que sufrió la Vicepresidenta y madre del titular del PJ bonaerense, Cristina Kirchner.

Desde el 1 de septiembre último, cuando Fernando Sabag Montiel gatilló dos veces su pistola Bersa a centímetros de la cara de la ex Presidenta, la agenda política dio un giro de 180 grados. Y en ese marco, el Partido Justicialista bonaerense quedó cubierto del impacto por la magnitud del episodio. Ahora, a más de 20 días del intento de asesinato, el rumbo empieza a retomarse.

El presidente del partido y también jefe de La Cámpora, Máximo Kirchner, guardó silencio público y se mantuvo en el hermetismo tras lo que ocurrió con su madre. La situación de Cristina Kirchner puso en estado de ebullición a la dirigencia política, en una foto que quedó demostrada con la masiva movilización a Plaza de Mayo el día después del atentado y luego también con la misa por la paz celebrada en Luján. Allí participó el presidente Alberto Fernández, pero no lo hizo Máximo Kirchner ni la oposición.

Cristina-Fernández-de-Kirchner---Misa-por-la-Paz---Basílica-de-Luján
La misa en la Basílica de Luján tras el ataque a Cristina Kirchner (Gustavo Gavotti) (Gustavo Gavotti/)

Este martes Kirchner volvió a verse con intendentes del conurbano bonaerense y ministros del gobierno que además son jefes comunales en uso de licencia. Fue durante un almuerzo organizado por el Jefe de Gabinete bonaerense —Martín Insaurralde— en el municipio de Lomas de Zamora. También participaron la vicegobernadora Verónica Magario; la ministra de Gobierno bonaerense, Cristina Álvarez Rodríguez; la presidenta del bloque del Frente de Todos en el Senado bonaerense, Teresa García y el titular de la Cámara de Diputados bonaerense —y mano derecha de Insaurralde— Federico Otermin.

Allí, al hablar de los tiempos políticos que se avecinan, Kirchner reconoció que el partido que preside tiene pendiente la realización del Congreso partidario que iba a celebrarse el 3 de septiembre último, pero que producto del atentado a CFK se suspendió. El llamado a ese Congreso, que iba a incluir con un gran acto en el municipio de Merlo, se dio casi de urgencia tras el pedido de 12 años de prisión para Cristina Kirchner realizado por los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola en el marco de la causa conocida como Vialidad.

“Se habló sobre que es necesario retomar la senda de encuentros y en definitiva reactivar el PJ”, deslizó a Infobae uno de los presentes. También, contaron que Kirchner quedó conmovido por el ataque que sufrió su mano. La investigación arrojó luego que, según los mensajes de textos entre los integrantes de “la banda de los copitos”, el líder de La Cámpora también era un blanco de ataque.

También hubo un repaso por la situación económica y pese al respaldo al ministro de Economía, Sergio Massa, la necesidad de llevar adelante una recomposición a los sectores más postergados.

El encuentro también se dio con la discusión ya instalada sobre una eventual suspensión de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO). La provincia de Buenos Aires cuenta con una ley electoral propia que establece que las elecciones primarias para elegir gobernador, vicegobernador, legisladores provinciales, intendentes y concejales se celebrarán el mismo día que los comicios nacionales. Los intendentes peronistas empiezan a ensayar un discurso para ir por la suspensión de las PASO, algo que también promueven desde el Frente Renovador de Sergio Massa. En términos políticos, lo que sostienen quienes están a favor de una suspensión de la elección primaria es la dificultad que implica para los oficialismos esa “gran encuesta”. Hacia afuera, la explicación pasa por el costo que implica llevar adelante el operativo donde son escasas las fuerzas políticas que efectivamente se someten a una Primaria para elegir candidatos.

Hasta el momento, no trascendió fecha para la realización del Congreso partidario del PJ. La idea es que “este tipo de encuentros” se repitan. Probablemente haya un stand by a partir del 18 de noviembre, fecha en que empieza el mundial de fútbol de Qatar 2022.

SEGUIR LEYENDO:

La Cámpora frena la convocatoria a una marcha para defender a Cristina Kirchner en la causa Vialidad

Gana consenso entre los gobernadores la idea de suspender las PASO, pero desconfían de que el Ejecutivo impulse la medida

Axel Kicillof espera la definición del gobierno nacional para evaluar una suspensión de las PASO

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Dejá una respuesta