Massa presiona a la agroindustria y pide que liquide US$ 1.000 millones la semana que viene

En el marco de la discreta reunión mantenida este viernes por el ministro de Economía Sergio Massa con los titulares de la Mesa de Enlace, tratando de acercar posiciones para recomponer la relación con el campo, el Gobierno pidió a las compañías de procesamiento y exportación de granos liquidar unos US$ 1.000 millones durante la próxima semana para robustecer las reservas del Banco Central en medio de la presión cambiaria, reservas que quedaron este viernes al filo de los US$ 37.000 millones.

Las netas rondarían los US$ 1.000 millones, en medio de versiones que circulan en la city de que la autoridad monetaria estaría echando mano de dólares depositados en cuentas bancarias para hacer frente a la demanda de energía y las compras de importadores.

Según trascendió de fuentes del sector, funcionarios del Gobierno le pidieron a representantes de Ciara (Cámara de la Industria Aceitera) y CEC (Centro Exportador de Cereales), grupo que representa más del 40% de las exportaciones argentinas, liquidar ese volumen de dólares.

¿Cumplirán?

Las cámaras sectoriales mostraron su predisposición para cooperar, pero no dijeron hasta qué punto cumplirán con la solicitud.

Los envíos de semillas oleaginosas y granos contabilizaron casi USS 33.000 millones en el 2021, pero este año las exportaciones de soja y derivados desde fines de marzo hasta junio han sido más lentas, en medio de la alta inflación y las apuestas de que el Gobierno finalmente acelerará la devaluación, un incentivo para las ventas del agro.

Si bien los agricultores tardaron en vender su producción, los empresas exportadoras también juegan un papel en la ecuación. Como consecuencia de los llamados contratos de precio diferido en Argentina, más de un tercio aún no tienen precio.

Las empresas pueden mantener estos suministros en los puertos hasta que los agricultores fijen los precios, para evitar mantener una posición larga en pesos. El Gobierno dijo que podría retrasar las declaraciones de impuestos mensuales, lo que aumentaría sus costos.

En la reunión, los funcionarios también dijeron que el plan es que los billetes verdes ingresen a través de un nuevo mecanismo desarrollado por el Banco Central.

El método propone que los exportadores de cultivos traigan dólares al país equivalentes a las exportaciones que esperan realizar en un futuro cercano, y los mantengan en una cuenta bancaria local, a cambio de una tasa de interés.

También te puede interesar...

Dejá una respuesta