El jugador de Agropecuario que lesionó a Zeballos le pidió disculpas y aclaró: “Yo juego al límite”

Boca Juniors venció 1-0 a Agropecuario y avanzó a los cuartos de final de la Copa Argentina. Peró más allá del triunfo ante los de Carlos Casares en Salta, en el Xeneize crece la preocupación por la salud de Exequiel Zeballos, que recibió una brutal patada del defensor Milton Leyendeker que lo sacó de la cancha cuando sólo iban cinco minutos de partido.

El Changuito encaró como extremo izquierdo, le sacó varios cuerpos de ventaja a sus marcadores y el número 2 fue directamente a buscarlo para cortar el avance del hábil delantero. En primera instancia, el árbitro Nicolás Ramírez, le sacó amarilla, pero luego rectificó y le enseñó la tarjeta roja.

Una vez que terminó el encuentro, y luego de ver como se retiró de la cancha Zeballos, con el tobillo inmovilizado y claros signos de dolor, el que aprovechó los micrófonos para hablar de lo ocurrido fue el propio Leyendeker. “No fue mi intención. Yo voy firme a la pelota, justo me la puntea y lo engancho a él. Espero que no tenga nada, le pido disculpas públicamente, no fue mi intención pegarle”, explicó el marcador central.

¿Cómo vio la jugada el futbolista que terminó yéndose expulsado? “En la cancha pienso que con la amarilla está bien y cuando me llama el árbitro me sorprendo por la roja por qué no hay VAR, no hay nada, pero cuando fui al vestuario y vi la jugada es una patada fuerte, pero no le quise pegar en ningún momento”, analizó.

Yo juego al límite siempre, voy firme a la pelota y de hecho es mi primera expulsión de toda mi carrera. En ningún momento le quiero pegar, yo quiero ir a la pelota y la quiero tirar afuera. En ningún momento quise marcar territorio ni nada por el estilo. Le pido mil disculpas porque lo sacó de la cancha y espero que no tenga nada”, agregó en su explicación Leyendeker.

Las imágenes del Changuito generaron mucha preocupación en los fanáticos de Boca. El número 7 rompió en llanto en el banco de suplentes frente a la impotencia que le generó la lesión y no haber podido jugar más que un puñado de minutos. A su regreso de Salta con el resto de sus compañeros, a Zeballos le realizarán una resonancia para determinar el grado del traumatismo en la zona de la tibia.

Frente a este escenario, el defensor de Agropecuario explicó que se acercó al vestuario del Xeneize para intentar comunicarse con el atacante, pero no pudo. “Estoy viendo de conseguir el número para escribirle. De hecho fui al vestuario, me hicieron pasar, pero él no estaba… Hablé con el Pipa (Benedetto) y le pedí disculpas para que se lo transmita a él. Si consigo el número le voy a escribir un mensaje y espero que no tenga nada. El Pipa me agradeció por ir a dar la cara y a pedir disculpas, me dijo que él le iba a decir”, concluyó.

Zeballos fue reemplazado por Sebastián Villa y tuvo que ser auxiliado por el cuerpo médico xeneize, que le inmovilizó el tobillo derecho y le aplicó hielo en la zona inflamada. Se informó que tiene un evidente hematoma y se retiró del estadio Padre Ernesto Martearena sin poder pisar con el pie derecho. Fue escoltado y luego llevado en una silla de ruedas hacia el hospital donde lo trataron. Los estudios determinarán si será necesario que pase o no por el quirófano para ser operado.

Tobillo con hielo de Changuito Zeballos

SEGUIR LEYENDO:

Preocupación en Boca por la lesión del Changuito Zeballos: el primer diagnóstico a la espera de la confirmación

La dura lesión de Zeballos, la llegada de Chiquito Romero y el futuro de Rossi: 10 frases de Ibarra tras el triunfo de Boca ante Agropecuario

También te puede interesar...

Dejá una respuesta