Fue la voz del estadio de Quilmes y recibió insultos discriminatorios: “Se sienten libres de decirle cualquier cosa a las mujeres”

El ascenso del fútbol argentino escribió otro triste episodio en su última jornada: Giuliana Asprea, a cargo de la voz del estadio de Quilmes durante el último partido, recibió insultos discriminatorios y expresó lo sucedido en las redes sociales con un extenso mensaje que generó mucho respaldo y llevó a la reflexión. “Quería hacer este video porque muchos conocerán lo que pasó. Tuve el honor y placer de ser la voz del estadio de Quilmes Atlético Club, que es mi pasión, mi amor”, empezó la locutora de 28 años.

La fanática cervecera que es socia desde su nacimiento por legado familiar ya había sido convocada anteriormente para acompañar en el micrófono a Alejandro Pollo Cerviño. La denuncia la hizo viral su hermana, pero ella brindó detalles sobre la cuestión. “Las autoridades del partido me pidieron que por favor les dijera a los hinchas que se bajaran del alambrado. Después de pedirles eso, empezaron a gritarme ‘gorda de mierda, qué me decís’, ‘gorda conchuda, gorda la concha de tu madre’. Yo tengo carácter muy fuerte y me calenté”, relató.

Y prosiguió: “No me lastimó que me hayan dicho gorda porque yo me miro todos los días al espejo y sé el cuerpo que tengo y estoy orgullosa. Me molesta que los hombres que me gritaron sientan que tienen el poder de decirles a las mujeres cualquier cosa. Lo que más me dolió es que en 2022 se sigue usando la palabra gorda como un insulto. Ser gorda no es un insulto, estoy orgullosa y no me molesta para nada”.

Los agravios se registraron el sábado pasado, cuando Quilmes cayó 2-0 como local frente a Güemes de Santiago del Estero por la 23ª fecha de la Primera Nacional. “Me decían que no me caliente, que era así. Yo hace 28 años voy a la cancha y, que algo sea así, no quiere decir que esté bien y tenga que ser así por siempre. Este es un punto de inflexión para cambiar las cosas. Ni a mí ni a nadie. Pero con las mujeres se sienten más libres de decir las cosas. No creo que al Pollo le digan ‘gordo de mierda’, pero a las mujeres sí. En ese momento, seguramente los que me bardearon habrán pensado ‘cómo una mujer me está pidiendo algo a mí’. Si te molesta algo, andá al psicólogo, hacete ver”, argumentó Giuliana, que también trabaja como locutora en el club Berazategui.

Voz del estadio discriminada en Quilmes
Giuliana compartió lo sucedido en redes sociales y subrayó que el club la apoyó tras el hecho

Por último, compartió un último pensamiento: “Tenemos que demostrar que estamos ahí porque estamos capacitadas y somos profesionales. Yo fui y la rompí toda, hice un trabajo que fue fruto de mi esfuerzo y profesionalismo. Representé bien al Quilmes Atlético Club, al que le agradezco muchísimo la oportunidad. Estas cosas no pueden pasar más en el fútbol”.

Asprea también expresó que recibió un absoluto respaldo desde las autoridades del Cervecero apenas sucedió el hecho: “Hay algo muy importante que quiero aclarar sobre el club porque se estuvo diciendo que el club no se pronunció sobre este hecho y esto no es así. De hecho ellos sacaron un comunicado a través del departamento de género y tanto la gente del club como las chicas del departamento estuvieron en contacto conmigo desde el momento cero. Miren el apoyo que me dan que me eligieron a mí el sábado para ser la voz del estadio entre tantas opciones que podían tener. Decidieron que yo ocupara ese rol. Estoy eternamente agradecida con el club por haberme dado esta oportunidad y ojala se vuelva a repetir”.

SEGUIR LEYENDO:

Las maravillosas atajadas de Belén Succi a segundos del final que les dieron a Las Leonas el pase a semifinales del Mundial

Nuevo capítulo de la separación del año: la drástica decisión que habría tomado Piqué y la propuesta que le hizo Shakira

Escándalo en Italia: Francesco Totti anunció la separación de su esposa Ilary Blasi en medio de rumores de infidelidad

También te puede interesar...

Dejá una respuesta