Valor de cierre del euro en Bolivia este 13 de julio de EUR a BOB

El euro cotizó al cierre a 6,80 bolivianos en promedio, de modo que implicó un incremento del 0,55% con respecto a la cifra de la jornada previa, cuando acabó con 6,76 bolivianos en promedio.

En relación a la rentabilidad de los últimos siete días, el euro anota una bajada del 1,32%, de manera que desde hace un año aún conserva un descenso del 14,72%. Si comparamos el valor con fechas pasadas, con este valor interrumpió la racha negativa que marcaba en las dos jornadas anteriores. La cifra de la volatilidad fue superior a la acumulada en el último año, lo que manifiesta que presenta mayores variaciones que la tendencia general del valor.

Incertidumbre para el boliviano

El boliviano es la moneda de curso legal de Bolivia desde 1987 y se divide en 100 centavos, antiguamente se usaba el peso boliviano pero éste fue sustituido. El Banco Central de Bolivia es el órgano encargado de regular la emisión de la moneda.

Hoy día se encuentran en circulación las monedas de 10, 20 y 50 centavos, así como 1, 2 y 5 bolivianos. En 1988 un boliviano era equivalente a un dólar estadounidense.

En cuanto a la fabricación, la moneda boliviana detuvo su acuñación e impresión durante la época colonial debido a la falta de interés política, lo que ocasionaría que finalmente las monedas y los billetes fueran elaborados en el extranjero por el bajo costo que ello implica. En el año 2013 aún se fabricaban en países como Reino Unido, Francia y Chile.

En cuanto a la economía, en el año 2014 Bolivia recurrió a un elevado gasto público y un creciente crédito interno para mantener su crecimiento, pero estas medidas resultaron en un aumento de la deuda pública y la reducción de las reservas internacionales.

Al igual que en otros países, la pandemia de coronavirus afectó severamente a la economía de Bolivia, aunque la inflación no fue tan alta como en otras naciones de Latinoamérica pues cerró el 2021 con un 0,90 por ciento.

De acuerdo con las pronósticos realizadas este año por el Banco Mundial, para el 2022 Bolivia crecerá solamente un 3,7%, sin embargo, el presidente Luis Arce ha desafiado estos pronósticos y ha asegurado que el Producto Interno Bruto (PIB) podría crecer hasta un 6 por ciento.

Aunado a ello, el país cerró el 2021 con un superávit comercial de 1,471 millones de dólares, el primero en los últimos seis años, en donde se registraron saldos negativos anuales en la balanza. Aunado a estas condiciones, el desempleo ha tenido un aumento de 5,2 por ciento.

Bolivia también se enfrenta a los esfuerzos globales para mudarse a las energías limpias, por lo que estas condiciones orillarán a uno de los mayores países exportadores de gas a buscar alternativas.

Te recomendamos:

Noticias

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Dejá una respuesta