La historia de “Berraco”, el sicario de Rosario que es juzgado por matar a los 18 años


Berraco el sicario de Rosario
Lucas Ariel Espinoza

Un presunto sicario de 20 años vinculado a la banda Los Monos comenzó a ser juzgado este viernes en Rosario por haber matado por error a un jubilado de 65 años. Se trata de Lucas Ariel Espinoza, quien decía apodarse “Berraco”, término muy usado en series como las del capo narco colombiano Pablo Escobar Gaviria. Fue detenido hace dos años y ya acumula acusaciones por balaceras contra dirigentes, taxistas, extorsiones y una posible participación en el crimen del casino City Center de enero de 2020. En algunos audios que se desprenden de su celular, el sospechoso se jacta de ser gatillero desde los 13 años.

“Ya estoy podrido de estar a los tiros, de vivir al límite. Desde los 13 años que tiro tiros, imagínate. Tengo 17, voy a cumplir 18″, le dice vía WhatsApp Espinoza a una joven en septiembre de 2019, según se ventiló en una de las audiencias en su contra por delitos violentos. El presunto sicario se delata solo a través de su teléfono, o por lo menos así se sugiere por sus propios mensajes de voz, que son numerosos, con distintas personas de su entorno.

Tras su caída en abril de 2020, los fiscales de la Agencia de Criminalidad Organizada, Matías Edery y David Carizza lo imputaron de formar parte de una presunta organización liderada por Fernando “Enano” Morel, un miembro de Los Monos que se encuentra acusado en otra causa por homicidio. De acuerdo a la acusación, Morel es cercano a Ariel Máximo “Guille” Cantero, y “Berraco” hacía balaceras por encargo.

El 30 de abril de 2020, los fiscales Edery y Carizza también atribuyeron a Espinoza una serie de balaceras extorsivas contra los domicilios de integrantes de la comisión directiva del Sindicato de Peones de Taxis.

Berraco el sicario de Rosario
Así detuvieron a «Berraco»

Le voy a mandar al sindicato de taxis. Le voy a dar una banda de tiros, re corta”, dice Espinoza en una conversación telefónica con una joven sostenida el 30 de septiembre de 2019, previo al atentado a tiros contra la casa de Horacio Yannotti, titular del Sindicato de Peones de Taxis de Rosario.

Según los fiscales de la Agencia de Criminalidad Organizada, “Berraco” y otros presuntos miembros de su banda extorsionaban y baleaban propiedades en las que solían dejar papeles con mensajes donde se dejaba un número telefónico y la frase “Con la mafia no se jode, esto no es Coca, papi”.

Las transcripciones telefónicas que ventilaron los fiscales contra “Berraco” son escalofriantes. En algunas conversaciones, se muestra enojado con su supuesto jefe “Enano” Morel porque le había encargado balaceras a otras personas que “no todavía no mataron a nadie”. Esa cita textual se desprende de una charla mantenida el 19 de septiembre pasado por teléfono con un hombre que aún no está identificado.

Berraco el sicario de Rosario
«Berraco», gatillero desde los 18 años

Pidieron 27 años de pena por el crimen por error que cometió

“Berraco” comenzó a ser juzgado este viernes en Rosario por haber asesinado el 10 de diciembre de 2019 de un disparo en un ojo a Felipe Schneider (65 años) cuando éste fue a cerrar la ventana de su casa para protegerse de una balacera contra una casa vecina que estaría vinculada a la venta de droga.

El ataque tuvo lugar en 24 de septiembre y Guerrico, en la zona sur de Rosario, y el jubilado murió dos días después en el hospital Roque Sáenz Peña.

Berraco el sicario de Rosario
En audios que fueron expuestos en audiencias, «Berraco» se incrimina solo

El fiscal de Homicidios Dolosos, Patricio Saldutti ya adelantó en el alegato de apertura que pedirá la pena de 27 años de prisión para Lucas Espinoza. Lo curioso del juicio es que no se debatirá si fue el autor de los disparos, ya que no hay lugar a dudas porque el imputado mismo se lo contó en un mensaje de voz de WhatsApp a su madre que fue reproducido en una instancia previa.

“Sin querer maté al abuelo del gordito Alan”, le confesó el sicario a su madre. Ese material fue extraído del teléfono de “Berraco”, que fue secuestrado cuando fue arrestado el 27 de abril de 2020 en la zona sur.

Saldutti precisó que “Berraco” hizo diez disparos y su objetivo fue balear el domicilio lindero al de Schneider, donde vive la hija de una mujer que vende droga.

El defensor particular de Espinoza Leopoldo Monteil alegó que la balacera no tuvo por objetivo matar al jubilado, al que conocía, y pidió que el hecho sea considerado como un homicidio culposo

SEGUIR LEYENDO:

Horror en Monte Grande: un policía de la Bonaerense mató a tiros a su novia y después se suicidó

El video del accidente de Franco Rinaldi en Barrio Norte

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Leave a Comment