Advanta reinauguró su planta de procesamiento de semillas en Murphy

AdvantaAdvanta
Advanta finalizó la jornada recordando la importancia de apostar por un futuro donde el desarrollo, la innovación y la sustentabilidad son pilares prioritarios para la producción y crecimiento.

Advanta, compañía dedicada a la investigación y mejoramiento de semillas en sorgo, maíz y girasol desde hace 25 años, reinauguró su planta de procesamiento de granos ubicada en la localidad de Murphy, Santa Fe, tras finalizar la obra de ampliación, modernización y renovación iniciada a fines del año 2020.

El evento, que tuvo lugar el pasado 28 de abril, contó con la participación de Bhupen Dubey, CEO global de Advanta; Pablo de Lafuente, gerente general y presidente de la compañía para Latinoamérica; Pablo Melcon, gerente de Operaciones Advanta Latinoamérica y otros directivos. 

La renovación, ampliación y modernización de las instalaciones y equipamiento de la planta, que opera desde hace 45 años, implicó una inversión de U$S 5 millones. Esto permitirá duplicar las exportaciones, y tendrá una capacidad de almacenamiento de semillas de 20 mil toneladas.

Con ello Advanta triplicará la productividad, siendo que la producción de sorgo pasará de un promedio de 2200 kilos/hora a más de 5000 kilos/hora; y así también para girasol y maíz.

Trabajo minucioso

Con respecto a la producción y control de calidad, el crecimiento en superficie a 250 mt2 del laboratorio de calidad fisiológica permitirá capturar un mayor volumen de muestras. Además llevará adelante más controles de calidad y excelencia sobre un predio de 23ha. En el proyecto, que demandó un plazo de 15 meses, trabajaron más de 150 personas. 

Avanzar, para Advanta, es invertir en infraestructura y también generar más trabajo. Comprando productos desarrollados localmente y contratando servicios por U$S 4 millones. Una muestra más de que la compañía sigue apostando al futuro en el país.

Izquierda. Pablo de Lafuente (presidente Advanta LATAM) y Bhupen Dubey, CEO global de la empresa, quién viajó desde India para el evento.

“Vivimos un momento clave para el país. Los productores están necesitando más semillas y la Argentina está necesitando más exportaciones para no solo ingresar más divisas, sino también crear más trabajo”, indicó Pablo de Lafuente, presidente de Advanta LATAM.

“Buena semilla”

Según el directivo, “con buena semilla nos aseguramos un buen arranque”. Durante la reinauguración de la planta fue contundente. “Hoy en el mundo existe una tremenda necesidad de todo tipo de alimentos, especialmente aceites vegetales, y Advanta forma parte de las cadenas productivas necesarias para lograrlo”, explicó.

Por otra parte, insistió: “Queremos acompañar este proceso, dando un salto en calidad y cantidad. La remodelación de la planta nos acerca al protagonismo deseado, en el país y para el mundo”.

Cuando se habla de un futuro sostenible, Advanta considera que la incorporación de tecnología y equipamiento de última generación a la planta es la base para conseguirlo, pero son los cultivos los que tienen el verdadero potencial. 

Más biomasa

“La crisis climática que presenta el mundo exige a las compañías enfocarnos en cultivos inteligentes y más eficientes”, expresó Bhupen Dubey, CEO global de Advanta.

Advanta es una de las tres compañías más importantes de sorgo en el mundo. “Elegimos este cultivo porque está comprobado científicamente que brinda más biomasa, más nutrición y utiliza menos recursos como agua y fertilizantes, comparado con otros cultivos”, aclaró. 

Tal es el caso del sorgo, que tuvo su protagonismo en el almuerzo ofrecido al finalizar la recorrida por las instalaciones, como “un alimento inteligente” con ventajas diferenciales en la producción de alimentos. 

Un alimento inteligente

El grano de sorgo está repleto de nutrientes: proteína, hierro, vitamina B6. Fundamental para sintetizar anticuerpos y mejorar la función nerviosa. Niacina, para mejorar la circulación sanguínea, Magnesio y fosforo. 

Es rico en antioxidantes que reducen el riesgo de cáncer, diabetes, enfermedades cardíacas y algunas enfermedades neurológicas. Tiene un alto contenido de fibra, que es el último regulador corporal para el sistema digestivo. 

Por su parte, es alto en potasio y bajo en sodio. El grano de sorgo promueve una presión arterial saludable. También contiene hierro, cobre, zinc y magnesio, que mejoran la circulación.

Es un carbohidrato complejo, que proporciona energía sostenida. También, contiene niacina o vitamina B3, que ayuda a convertir los alimentos en energía. Es 100% libre de gluten, es seguro para personas celiacas e intolerantes al gluten. Tanto la harina de sorgo como el sorgo integral son excelentes sustitutos de las recetas a base de trigo.

El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment