Llegó mayo y la huerta de casa espera por nuevos espacios

huerta de casahuerta de casa
En el otoño hay que regar el jardín con poca agua y solo por la mañana, en lo posible.

Comenzando mayo la huerta de casa espera su turno nuevo. La temperatura disminuye, aparecen las lluvias y los primeros fríos más intensos, acompañados de heladas. En la huerta nos encontramos ya sumergidos en la temporada de otoño-invierno.

Mayo es el mejor momento para, previo a plantar, poner humus de lombrices y compost en la tierra. Pero también, aplicarlo a nuestros árboles frutales y plantas de hoja perenne, si es que los tenemos.

Es un buen momento para recolectar las semillas de nuestros cultivos de verano y debemos preparar los jardines y huertos de forma que la fauna beneficiosa pueda acomodarse en ellos.

Qué sembrar en mayo

A continuación, te enumeramos algunas de las plantas (no todas) pero sí muchas de las que se puede sembrar durante este mes en la región núcleo.

Escarola, cebolla, brócoli, radicheta, arvejas, rúcula, rabanito y puerro son algunas de las especies más elegidas. Lo mismo ocurre con espinaca, zanahoria, lechuga, acelga, habas, Perejil, remolacha y flores comestibles (Caléndulas, Capuchinas, Pensamientos).

Por otra parte, repasar las tareas que debes realizar en el jardín, huerta o macetas para que continúen saludables es importante en esta fecha del año.

El manejo en otoño

Durante este mes, las noches son más frías. Sin embargo, en las tardes, el sol sigue brindando algo de calor. Este es el último momento del año para dividir herbáceas -como Hemerocalis, Agapanto, Iris, Aster, Salvia- y podar las plantas que lo requieran, para que todo quede preparado para la primavera.

Debemos tener en cuenta que no hay que deshacerse de los restos vegetales de los cultivos puesto que, si no han sufrido plagas, podremos compostarlos. Y de esta manera, los nutrientes que han usado para sus ciclos de vida, serán devueltos a la tierra.

Además, es importante levantar y almacenar los bulbos de floración estival y guardarlos durante el invierno para que no se congelen. También hay que proteger otras plantas sensibles al frío, especialmente en su tronco y base. Para ello puedes usar cualquier tela porosa.

Poda y cosecha

En esta temporada puedes comenzar a trasplantar los arbustos y árboles que tengas en macetas. Por otro lado, debes limitar el crecimiento de las plantas invasoras podando el exceso. Además, en este mes suelen aparecer hongos que podrás combatir con fungicidas.

En cuanto a la huerta, es momento de cosechar calabazas, por lo que debes revisar que los cabitos estén secos. Si tienes tomates, puedes sembrar otros cultivos debajo o preparar semilleros para reemplazarlos cuando se mueran con el frío

Por último, hay que regar el jardín con poca agua y solo por la mañana en lo posible.

El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment