¿Qué son los nanoburbujas?

nanoburbujasnanoburbujas

Las nanoburbujas son una de las burbujas más pequeñas que se conocen, aproximadamente 2.500 veces más pequeñas que un grano de sal, esto es, menos de 200 nanómetros (nm) de diámetro.

¿Cómo se producen las nanoburbujas?

Los generadores de nanoburbujas inyectan oxígeno en el agua a través de la infusión de gas de nanoburbujasproduciendo tanto nanoburbujas como oxígeno disuelto, para crear un entorno más estable y rico en oxígeno donde los peces prosperan.

¿Cómo funcionan las nanoburbujas? 

Las nanoburbujas permanecen en el agua durante largo tiempo y actúan como una batería que suministra oxígeno continuamente al agua. Cuando el oxígeno se va consumiendo, éstas van difundiendo más cantidad, manteniendo el nivel de oxígeno disuelto. Las nanoburbujas no se van a la superficie, y se distribuyen de forma homogénea dentro del cuerpo de agua.

nanoburbujasnanoburbujas
Imagen: Moleaer

Aplicación de nanoburbujas en agricultura

En el sector agrícola se están generando grandes cambios de la mano de las nanoburbujas de oxígeno, que actúan de manera directa sobre las raíces de frutas y hortalizas, mejorando la absorción de nutrientes, la sanidad, resistencia y productividad.

De hecho, el Instituto de Investigaciones Agropecuarias en Chile (INIA) realiza desde abril 2020 un ensayo sobre aplicación de nanoburbujas vía riego en un huerto de nogales, con el que busca mejorar la condición del suelo, disminuir la carga de patógenos, incrementar la eficiencia en el uso del agua y fortalecer el crecimiento de raíces por medio de una mayor disponibilidad de oxígeno.

También se ve algo similar en la industria de los arándanos, donde se implementó agua saturada de oxígeno disuelto con nanoburbujas, logrando como resultado un aumento significativo en el calibre de los arándanos de hasta un 15,3%.

¿Cuáles son los beneficios de las nanoburbujas?

– Proporcionan una solución rentable y libre de químicos para el aumento productivo de los cultivos (calibre y peso de la fruta) y para hacer un uso más eficiente de insumos como el agua y los fertilizantes.
– Mejoran naturalmente la sanidad, calidad, limpieza y uso del agua y los sistemas de riego. Por ejemplo, con las nanoburbujas se genera hasta un 25% de ahorro de agua en lechugas, manteniendo el estándar comercial.
– La emisión de burbujas libera una gran cantidad de radicales libres que permiten eliminar virus parásitos y demás bacterias de los cultivos.
– Una mayor oxigenación mejora la generación de ATP, y con esto el transporte de nutrientes que fortalecen las raíces.

El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment