A 27 años de la trágica inundación de Pergamino

PERGAMINOPERGAMINO
Foto publicada por La Opinión.

El arroyo Pergamino atraviesa la ciudad bonaerense de este a oeste, sobre la zona sur. El desborde provocado por el caudal que bajó desde localidades vecinas dejó el 7 de abril de 1995 una imagen desoladora: el agua marrón avanzó más de cinco cuadras sobre cada margen y generó corrientes que arrastraban a su paso basura, sábanas, zapatillas.

Unas 200 manzanas quedaron inundadas ese aciago día. Las más cercanas tuvieron más de 3 metros de agua. La crecida avanzó hasta llegar al centro de la planta urbana (a solo cuatro cuadras de la Municipalidad), donde hubo entre 80 centímetros y un metro de agua en las viviendas.

Así reflejaba el diario local La Opinión en sus ediciones del 8 y 9 de abril de 1995, los alcances de la inundación que soportó la ciudad norbonaerense como consecuencia del desborde del arroyo Pergamino.

La trágica inundación se llevó la vida del bombero voluntario Fernando Tomás Esquivel mientras prestaba servicio; de Claudio Herro que murió junto a Matías Rodríguez, de 8 años, al intentar socorrerlo y de Faustina Masciotta de Pontoriero, quien falleció en su hogar. En esta fecha conmemorativa, cada año, se rinden sentidos homenajes para ellos.

Otra severa inundación en 2016

Otro hecho muy recordado por los pergaminenses fue el del 25 de diciembre de 2016, cuando un temporal que azotó al norte de Buenos Aires afectando a unas 10 localidades, se ensañó con Pergamino. Oficialmente la Provincia informó que hubo unos 270 evacuados, pero en la ciudad dijeron que fueron más de 500, contando los autoevacuados. Fueron más de 220 milímetros de agua en pocas horas, más del doble de los 100 que suelen llover en todo diciembre.

pergamino

pergamino

Ese día, las inundaciones que anegaron barrios de la ciudad por el desborde del arroyo. Con canoas y botes de goma, las personas fueron rescatadas por los bomberos, que luego las trasladaron hasta centros de evacuación dispuestos por la Municipalidad local.

El sueño de la represa, pronto a concretarse

A partir de aquella inundación de 1995, hubo numerosas gestiones y proyectos tendientes a prevenir las consecuencias de una catástrofe como la sufrida entonces. También se realizaron diversas obras de importancia en la zona urbana para evitar en lo posible un desborde del arroyo Pergamino.

Sin embargo, la solución mayor que permitirá disminuir al máximo los efectos de ese tipo de fenómenos meteorológicos, será la construcción de una represa sobre el arroyo Pergamino, aguas arriba, en lo que será la obra hidráulica más importante de la historia de la ciudad.

Es así que luego de años de gestiones encaradas desde el Municipio local ante autoridades del área provincial, con el apoyo permanente de entidades interesadas y preocupadas por resolver el problema (Cossoper, Comisión de vecinos gestora del Proyecto y Comisión de Obras Públicas del Concejo Deliberante) el 3 de octubre de 2019, el intendente del Partido de Pergamino Javier Martínez y el ministro de Infraestructura y Servicios Públicos de la Provincia de Buenos Aires, Roberto Gigante, rubricaron el acuerdo para la construcción de la presa de regulación.

La presa, características y financiamiento

La obra consiste en una presa de materiales sueltos, de embalse no permanente, ubicada aproximadamente a 3,5 km aguas arriba de la ciudad, regulando los caudales provenientes de los arroyos Pergamino y Botija.

pergaminopergamino
La construcción de la represa sobre el arroyo Pergamino, aguas arriba, será la obra hidráulica más importante de la historia de la ciudad.

Con una longitud de 6500 metros y una altura máxima de 16 metros desde la fundación, su función es asegurar que los niveles del arroyo permitan el funcionamiento eficiente de la red urbana de desagües pluviales aun cuando se produzcan lluvias de importancia en las cuencas. La licitación incluyó también el alteo de la RN N° 178 de unos 2800 metros de longitud.

Cabe destacar que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) es la entidad que aporta los recursos económicos para la obra y que la compañía Decavial tendrá a su cargo su ejecución, de acuerdo al proyecto que el área provincia de Hidráulica diseñó.

Expropiaciones y proyecto ejecutivo

La obra en cuestión demandó la expropiación de parcelas de propiedades lindantes con el curso de agua. Las últimas noticias del proceso que las autoridades vienen llevando adelante en torno a ese trámite, indican que justamente este martes, la Provincia de Buenos Aires -a través de un mandamiento judicial que tramita en el Juzgado Contencioso Administrativo de Pergamino- tomó posesión de dos importantes parcelas producto del proceso de expropiación que se lleva a cabo.

En torno al avance en la adquisición de gran parte de las 240 hectáreas que realizó la Provincia mediante la Dirección de Hidráulica y sus áreas legales, con la intervención de Fiscalía de Estado y la Justicia “las parcelas de mayor extensión ya están en poder de Hidráulica, dos de ellas por acuerdo-avenimiento (aceptación de la oferta por parte de propietarios) y otras dos por trámite de expropiación, de las que tomó posesión este martes el ingeniero Carlos Franco, funcionario provincial”, según explicó el edil pergaminense Guillermo Aiello.

Con este paso administrativo la empresa Decavial, adjudicataria de la obra, ya está en condiciones de comenzar con el proyecto ejecutivo y posteriormente las tan ansiadas primeras tareas de construcción de la represa.

El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment