EMOTIVO HOMENAJE A LOS HÉROES DE MALVINAS

Tal como estaba programado, se realizó anoche, en la Plaza 1810 la ceremonia en conmemoración del Día de los Veteranos y Caídos en Malvinas.


El pueblo de Lobos, como cada año, acompañó a los veteranos, además estuvieron presentes el Intendente Jorge Etcheverry, autoridades del Concejo Deliberante y del Consejo Escolar, delegaciones de las escuelas, fuerzas vivas, familiares y amigos de nuestros Héroes.
Desde la Iglesia Nuestra Sr. Del Carmen se repicaron cuatro campanadas en homenaje a los cuatro lobenses caídos en Malvinas: Bordón, Echave, Azcárate, y Rodríguez.
La Bandera Nacional de la Agrupación de Veteranos de Lobos, fue portada por Darío Strizzi, siendo escoltas Luis Blengino y Jorge Pedrotti. En tanto que la Bandera Bonaerense fue portada por el veterano Horacio Flor, siendo escoltas Claudio Aguirre y Miguel Obregón.
Todo el acto fue acompañado por la Banda Militar “Paso de los Andes”, del Regimiento de Infantería Mecanizado Nº 7 de La Plata.


Carlos Basiles entonó el Himno Nacional, acompañado por la Banda Militar.
Los Héroes, Darío Guillenea y Fabián Cervela descubrieron una placa conmemorativa en el Monumento a los Caídos.

Seguidamente Jorge Etcheverry, acompañado por tres Veteranos depositó ofrendas florales al pie del mismo, y posteriormente lo hicieron referentes políticos de la Unión Vecinal Conservadora.


Posteriormente hizo un toque de Silencio para honrar a los caídos en Malvinas, tras lo cual el Cura Párroco Luis Mena celebró una Oración Comunitaria.


Marcos Rossi dirigió unas sentidas palabras a todos los presentes,
“Hoy me parece oportuno contar lo que nos pasa a los veteranos que volvimos con una mochila llena de recuerdos que te deja la guerra. Muchos pudieron vaciar esa mochila, otros creímos que la habíamos vaciado pero no es tan así, ante una situación difícil nos vuelven los miedos. Y muchos nunca lo pudieron superar, llegando a tomar la peor decisión, que fue quitarse la vida”.
“Hoy las estadísticas son lamentables, duelen, se muere un veterano cada dos días, con enfermedades que no son propias de nuestra edad”.
“El recuerdo de Malvinas lo tenemos presente todos los días del año, porque llueve persistentemente, porque hay viento, porque hace frio, porque nos encontramos con otro veterano o nos encontramos con la mama de un caído”.
“Hoy, a pesar del tiempo transcurrido, hay muchos días en los cuales se nos hace pesado hablar del tema, pero también nos hemos dado cuenta que es la única forma de lograr que la causa Malvinas no se olvide”.
“Es nuestra historia y es importante que los chicos y jóvenes la conozcan, porque ellos van a ser los responsables, desde el lugar que les toque, de defender esta causa, de que la batalla perdida en 1982 no sea un impedimento para seguir luchando por la soberanía que nos corresponde, y de que la sangre derramada por nuestros hermanos, el frio, hambre y miedo que pasamos los que volvimos, no sea en vano”.
“Este discurso no pretende dar lastima ni creernos que somos víctimas de la guerra. Fuimos orgullosos a defender nuestra patria, cumplimos con el juramento que habíamos hecho el 20 de junio de 1981. Y hoy, a pesar de los años transcurridos, un alto porcentaje de los veteranos no dudaríamos en volverlo a hacer si la patria nos necesitara”.
“La experiencia de la guerra nos dejó recuerdos malos y buenos, enseñanzas como la solidaridad hacia la otra persona, a compartir casi la nada, y cuando digo casi la nada me refiero a una galletita, medio cigarrillo o un par de medias rotas pero secas. A la charla con un compañero de pozo, a darle fuerza a alguien que estaba bajoneado”.
“Aprendimos a cuidarnos las espaldas los unos a los otros, nos dimos cuenta que nadie se salva solo, que las cosas simples, como leer una carta de un nene de 7, 8 o 10 años, era gratificante y nos hacía mucho bien”.

Por su parte, el Intendente Etcheverry, en su alocución manifestó su gratitud en nombre del pueblo de Lobos hacia todos nuestros héroes, “saludo enorme a los familiares de los caídos de Lobos en Malvinas”.
“Ojalá pudiera que de mi boca salga todo lo que pasa en mi corazón y mi cabeza en este momento, porque no son víctimas, son héroes y están vivos ustedes, y fueron a pelear por algo que creyeron propio y nuestro, y la mayoría de ustedes están orgullosos de haberlo hecho”.
“No son relato, son historia viviente, los podemos tocar, los podemos escuchar, y los tenemos que acompañar para que cuenten todo, sobre todo para la posteridad, para los chicos, los alumnos, porque hay valores que existen, personas con muchos valores como ustedes, valores y buenos adjetivos, como valentía, compañerismo, hambre, miedo, coraje, todas esas cosas los definen”.
“Tuvieron momentos muy difíciles después de la guerra, quizás no en Lobos, pero gran parte de esta sociedad y de la clase políticos, ni los escuchó ni los tuvo en cuenta durante 20 o 30 años, pero estamos a tiempo de que puedan contarnos y gritar sus necesidades, porque sé que a algunos todavía les faltan cosas”.
“Y nosotros debemos ser responsables de ayudarlos, para que en cada lugar exista una malvinización, porque ustedes son un orgullo”.
“No tengo palabras para describir lo que siento, sólo me lase una, gracias, muchas muchas gracias”.


Cerrando el acto la Banda Militar interprestó la Marcha de Malvinas y luego se despidió con San Lorenzo y Avenida de las Camelias, siendo muy aplaudida por los vecinos presntes.

 

Fotos: Prensa Municipio de Lobos/ Facebook

También te puede interesar...

Dejá una respuesta