Santa Fe: la historia violenta detrás de la familia detenida por atacar a los ladrones que les robaron

Patrullero de la Policía de Santa Fe
Patrullero de la Policía de Santa Fe

La historia que se conoció en un comienzo cuenta que Walter G. y sus dos hijos, Brian y Ernesto están detenidos más hace más de un mes porque los ladrones que ingresaron a robar a su propiedad denunciaron malos tratos de parte de ellos. A priori, el caso -ocurrido en la ciudad santafesina de San Lorenzo- sería un ejemplo más de las fallas del sistema judicial. Sin embargo, el extraño episodio esconde detrás una trama de violencia y antecedentes penales que explicarían por qué pasaron de ser víctimas a victimarios.

El hecho ocurrió en la madrugada del 23 de febrero, cuando Nicolás “Laucha” Tofanelli y Alexis Obregón irrumpieron en una vivienda ubicada en la calle Paraguay al 1000 del barrio José Hernández, propiedad de Walter y sus hijos, y se llevaron un televisor. En ese momento, las víctimas del robo atraparon al primero de los ladrones y lo mantuvieron retenido dentro de la vivienda. Inicialmente los medios locales indicaron que lo agredieron y que después llamaron a la Policía para que se lo llevaran detenido. Dos días después, las víctimas del asalto fueron arrestadas tras ser acusadas del delito de privación ilegítima de la libertad por parte de los dos ladrones. Increíble, al menor por ahora.

Hasta ahí, el relato que trascendió y que causó indignación. Pero en el trasfondo del caso hay detalles aún más escabrosos que fueron revelados por fuentes judiciales Infobae. Según indicaron, después de que los propietarios de la casa atraparon a Tofanelli, lo mantuvieron secuestrado a punta de golpes violentos y por más de tres horas. El objetivo de la tortura era obtener información de dónde estaba su cómplice y el televisor. Finalmente el padre y el hijo lograron el dato, se dirigieron hasta el lugar de escondite y recuperaron (también a los golpes) el electrodoméstico.

Las heridas que le ocasionaron al ladrón fueron profundas: traumatismo de cráneo grave. Fue a partir de esas lesiones que el fiscal Leandro Lucente, de la Sede Fiscal de San Lorenzo, los acusó del delito de privación Ilegitima de la libertad agravada por haber sido cometida con amenazas, en calidad de coautores, y pidió la prisión preventiva por al menos un mes. El juez de Primera Instancia, Eugenio Romanini, avaló el pedido y ordenó la detención.

El plazo de la preventiva vencía el viernes 25 de marzo último y tras revisar la medida cautelar, el magistrado resolvió en una audiencia imputativa extender hasta el próximo 8 de abril la prisión preventiva de Walter G. y sus hijos, tras contar con varios elementos en la investigación que dan cuenta de que mantuvieron secuestrado a Tofanelli por varias horas. Pero de acuerdo con las fuentes judiciales consultadas por este medio, hubo otro motivo para explicar la medida; el prontuario.

De acuerdo con lo que revelaron a Infobae, Brian y Ernesto G. tienen antecedentes por robo calificado y por un violento e insólito episodio: se pelearon y se apuñalaron entre ellos. Respecto al padre, las fuentes no señalaron algún tipo de delito previo. Es por esto que estarán tras las rejas por al menos 15 días más en la Alcaidía Mayor de San Lorenzo. “Los tratan como si fueran unos delincuentes más”, declaró Alejandra, ex pareja del dueño de la casa y madre de los otros dos detenidos.

En la misma audiencia del viernes pasado también se resolvió la situación de los dos ladrones que ingresaron a la propiedad a robar el televisor. A Obregón, que no estaba en el lugar durante el episodio, lo acusó del delito de hurto, en calidad de coautor y lo dejó en libertad. En cuanto al “Lucha” Tofarelli, quien fue el que se llevó la peor parte de la golpiza, se lo acusó del mismo delito pero “se le ofrecieron medidas alternativas a la prisión preventiva con restricciones y reglas de conducta”. La investigación continúa.

Según publicó el diario La Capital de Rosario, los dos delincuentes que recuperaron su libertad, también cuentan con antecedentes por robo y tentativa de homicidio.

Tofanelli – señala el medio rosarino- estuvo implicado con su hermano Adrián en el asesinato de Alexandro Buljubasich, ocurrido el 1 de enero de 2021 en la localidad Granadero Baigorria. En medio de una discusión le apuntó con un arma de fuego a la víctima, gatilló pero no salió el disparo, aseguraron los investigadores.

En ese momento, Adrián, el hermano mayor del “Lacuha”, intercedió en el conflicto, sacó una escopeta con caño recortado de su cintura y le disparó en el pecho a Buljubasich, lo que le ocasionó la muerte. El fiscal Gastón Ávila pidió 22 años de cárcel para el autor del disparo.

Seguir leyendo

Guerra narco en Rosario: los videos de las balaceras del temible clan Funes

El poder del joven narco Alan Funes: el celular de su hermana delató su nuevo negocio de extorsiones armadas en Rosario

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Leave a Comment