De producción récord a incertidumbre, un escenario atado a “La Niña”.

producción récordproducción récord
La recuperación de la
economía global sumado a una demanda genuina
sostenida, sustentan las expectativas de mejores
precios para la oleaginosa a nivel global.

Las tareas de siembra de soja y maíz en Brasil y Argentina avanzan a buen ritmo en base a las precipitaciones recibidas en las últimas semanas. Para el país vecino, la producción de ambos cultivos sería la más alta en la historia, mientras que, a nivel local, la oleaginosa vería una recuperación en la cosecha y la del cereal podría ser récord nuevamente. Sin embargo, siguen latentes las preocupaciones del efecto de La Niña sobre los cultivos durante el período crítico que afecten los volúmenes a recolectar.

A nivel mundial, si bien la demanda sigue sosteniendo los valores, posibles aumentos en la tasa de interés de los Estados Unidos y la incertidumbre por el impacto en la economía de la variante Ómicron podrían tener un impacto negativo en los precios.

Soja global

La producción mundial de soja estimada por el USDA en su último reporte sufrió un recorte de 2,2 millones de toneladas y se ubicaría en 381,8 millones de toneladas. Este menor volumen obedece a una menor cosecha de China debido a una caída en el área sembrada.

Dejando de lado la campaña 2020/21, sería el segundo nivel de producción de soja más bajo de los últimos 10 años.

Por el lado de la demanda, se ubica por debajo de la oferta, lo cual redunda en mayores existencias respecto a la campaña previa. Pero por debajo de lo publicado en el informe de noviembre. Para la campaña 2021/22, se espera que los stocks finales sean de 102 millones de toneladas, convirtiéndolos en los más altos de las últimas tres campañas.

En la Argentina, según datos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, se sembrarían 16,3 millones de hectáreas, 300.000 hectáreas menos que la campaña anterior y el área más baja en 15 campañas. Las labores de siembra presentan un avance del 69% sobre el área apta a nivel nacional, lo cual implica dos puntos porcentuales menos respecto a igual fecha del año anterior y tres puntos porcentuales por debajo del promedio de los últimos cincos años.

Más maíz

En la campaña 2021/2022 la producción mundial de maíz sería récord con 1.208,7 millones de toneladas, debido a un aumento en el área sembrada y a rendimientos más elevados que permitirían materializar dicho volumen.

En relación con las cotizaciones del maiz, en Rosario los precios alcanzaron los USD 220 por tonelada, el valor más elevado en siete meses debido al dinamismo del sector exportador.

Por el lado de la demanda, el consumo mundial, si bien seria récord, se ubicaría por debajo de la oferta, generando un incremento en las existencias finales. De esta manera, la relación stocks/consumo mundial se ubica en 25,5% y cae levemente respecto al ciclo 2020/21.

El área sembrada de maíz subiría en Argentina respecto a la campaña 2020/21, pasando de 9,7 a 10,1 millones de hectáreas, según datos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación. A la fecha se ha cubierto el 66% del área estimada a sembrar, presentando un retroceso de 2 puntos porcentuales respecto al promedio de las últimas cinco campañas.

Con la totalidad de los maíces tempranos implantados, las labores se concentrarán en las próximas semanas en los maíces tardíos. Aquí la ocurrencia de precipitaciones jugará un rol preponderante en muchas zonas para la recomposición en la humedad de los suelos. Sin estimaciones oficiales de producción, el USDA proyecta una cosecha récord de 54,5 millones de toneladas. Es decir 4 millones de toneladas por encima del ciclo previo debido a una mayor área y rendimientos.

El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment