El Gobierno lanzó el programa “Pan Dulce Solidario”: serán dos millones y tendrán un valor de cien pesos

Juan Zabaleta, Pan dulce
El gobierno lanzó el programa “Pan Dulce Solidario”: serán dos millones y tendrán un valor de cien pesos

“Es la levadura, el tiempo que dejamos la masa al lado de la estufa y la mano, Ministro, la mano y la pasión que le ponemos”. Esa fue la respuesta que recibió Juan Zabaleta después de preguntar, asombrado, cómo era posible que el pequeño bollo contenido en un molde de papel encerado, que minutos antes había ingresado al viejo horno de leña de más de 70 años, se elevaba entre quince y veinte centímetros para transformarse en uno de los dos millones de panes dulces de medio kilo que se fabricarán a través de dos mil panaderías PyMES y que se comercializarán en barrios populares a un valor de 100 pesos la unidad.

El lanzamiento del programa “Pan Dulce Solidario”, que anunció el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, se realizó en las instalaciones de la panadería Panificadora del Sur, ubicada en la localidad bonaerense de Wilde.

Zabaleta no solo recorrió la antigua panificadora familiar, sino que presenció la elaboración artesanal del clásico producto navideño. La inversión de su cartera es de 50 millones de pesos. El acuerdo se firmó con el Centro de Panaderos 27 de Abril.

La iniciativa tiene dos ejes principales: que el producto compita en precio y calidad con los que se venden en los comercios de proximidad a un precio muy superior; y ayudar a las pequeñas panaderías de barrio muchas de las cuales deberán contratar personal temporario para poder cumplir con el compromiso firmado entre Zabaleta y el Centro de Panaderos. Del acuerdo forman parte los dos mil comercios distribuidos en las provincias de Buenos Aires, Salta, Tucumán y Jujuy. Estos panes dulces también se podrán conseguir en barrios de distintos partidos del conurbano bonaerense y en la ciudad santafesina de Rosario.

“Decidimos poner en marcha el Pan Dulce Solidario para que cada argentina y cada argentino, con mucho compromiso y responsabilidad social, pueda tener en su mesa un pan dulce al costo de 100 pesos”, manifestó bajo la mirada de los empleados de la panificadora local que pedían sacarse fotos con el funcionario de Alberto Fernández y quienes lo acompañaban, el secretario de Articulación de Política Social, Gustavo Aguilera, el intendente de Avellaneda, Alejo Chornobroff, y los titulares de los Centros de Panaderos de Merlo, del Oeste, de Quilmes, de Tigre-San Fernando, y de Hurlingham.

Juan Zabaleta, Pan dulce
Serán dos millones de panes dulces

Ante una pregunta de Infobae, Zabaleta explicó que los dos millones de panes dulces se venderán a través de dos mil panaderías y dos mil puntos móviles en los barrios populares de las provincias y municipios a los que llega la Red de Panaderos 27 de Abril.

“Desde el Ministerio estamos con mucho compromiso y responsabilidad social al lado de nuestra gente que todavía la está pasando mal”, agregó el funcionario.

Por su parte, el presidente del Centro de Panaderos 27 de Abril de Avellaneda, Gastón Mora, resaltó que “cuando hay voluntad política y responsabilidad empresaria las cosas fluyen y salen bien. Por eso agradecemos infinitamente al Ministerio que subsidió parte de la materia prima para que esto sea posible”.

El ministerio de Desarrollo Social financió la materia prima mientras que el Centro de Panaderos 27 de Abril se ocupó de la mano de obra y el packaging.

Juan Zabaleta, Pan dulce
Juan Zabaleta, ministro de Desarrollo Social de la Nación

Según estiman desde la cartera de Zabaleta, la iniciativa tendrá un impacto en el sector panificador local ya que en la preparación de un pan dulce intervienen 10 personas por panadería. Por eso se estima un impacto en 40 mil trabajadores entre pasteleros, ayudantes, cocineros, vendedores y los que están involucrados en la logística de distribución.

Ante una pregunta específica de este medio, desde el ministerio de Desarrollo Social dejaron en claro que de esta iniciativa no está orientada a emprendimientos coordinados por movimientos sociales, sino que es un convenio destinado a impulsar a las pequeñas panaderías locales que se vieron afectadas económicamente en los últimos años y que muchas veces no pueden competir en precio con las marcas comerciales.

También se verán beneficiados los vecinos de los barrios más populares ya que no existe un precio de mercado más bajo para un pan dulce, que aseguran es de calidad y que será un homenaje al esfuerzo que durante buena parte de la pandemia realizaron esas panaderías ubicadas en localidades populares para mantener, por ejemplo, el valor del pan lo más bajo posible y acompañar así a la maltratada economía local.

SEGUIR LEYENDO

Tras el rechazo al Presupuesto 2022 en el Congreso, Alberto Fernández recibe a gobernadores oficialistas en Olivos

“No me van a amedrentar”, dijo la diputada bonaerense acusada de traidora en Juntos por el Cambio por pasar al Frente de Todos

Javier Milei: “Es una pena que los chilenos hayan optado por una opción que los va a empobrecer”

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Leave a Comment