8 divertidas anécdotas del Kun Agüero: el contrabando de snacks con Messi, el momento más incómodo en China y el día que jugó de lateral

Saludo Messi al Kun Aguero
Messi, Agüero y la Copa América. Una relación a puro talento e historias

Sergio “Kun” Agüero cuenta con innumerables anécdotas divertidas como futbolista en cada una de las etapas que atravesó en su extensa carrera como futbolista, a la que puso fin por problemas de salud.

Por ejemplo, cuando le preguntaron en una conferencia de prensa en Brasil antes de la final del Mundial 2014 si conocía lo que le pasó a su compañero Javier Mascherano en la semifinal ante Holanda (se abrió el ano al tapar un remate al holandés Arjen Robben), respondió con gracia. “Yo me enteré hoy en la comida, porque pensamos que le había agarrado una contractura y dijo ‘no, yo dije en la prensa que se me abrió el ano’ y yo pensé ‘¿cómo va a decir eso?’ y, si es la verdad… Pasa que a los defensores o mediocampistas les suele pasar porque juegan más a tirarse al piso constantemente. A mí nunca me pasó, pero varios me dijeron ‘sí, nos pasó varias veces’. Nunca me pasó pero duele. Por eso no me tiro”.

SU REACCIÓN AL CONOCER A LIONEL MESSI

Agüero contó cómo fue el momento de conocer a Lionel Messi, hoy uno de sus mejores amigos en el mundo del fútbol. “Un día estábamos comiendo con Leo en la concentración de la selección juvenil y yo no sabía quién era. Él estaba a mi derecha, Ezequiel Garay enfrente, y Lautaro Formica, a mi otro lado. Estaban hablando de unas zapatillas. Y Leo dijo algo como que en Estados Unidos… algo así escuché. Y yo pensé ‘¿y éste…?’ Y como yo miraba partidos de Argentina pero no de afuera, le pregunté cómo se llamaba porque no lo conocía. Me dijo ‘Lionel’ y yo pensé ‘ah, igual que yo, casi’ (su segundo nombre es Leonel), ‘Pero tu apellido?’ ‘Messi’, me respondió, ‘Ah’, dije yo, como si nada, y Formica me dice ‘¿no sabés quién es?’ y yo deduje, por las noticias de que había un jugador del Barcelona, y me dije ‘éste es’. Ya en el primer entrenamiento me dije ‘este vuela’. Después, ya nos entramos a reírnos y nos hicimos amigo y Miguel Tojo nos puso juntos en la habitación desde 2005″. Messi lo recuerda: “Me miraba y me miraba y en un momento me preguntó ‘che, ¿y vos quién sos?’. Kun era un personaje, tenía 15 años. Era como ahora, pero peor todavía”.

CONTRABANDO DE SNACKS

Otra anécdota de Sergio Agúero y Messi en tiempos de selecciones juveniles: “En esa época nos manejábamos con Internet en la recepción de los hoteles y el profe (Gerardo) Salorio nos dijo que a las 23 teníamos que estar todos en las habitaciones, y Leo estaba mandando un e-mail a alguien de su familia, y faltaban 3 minutos para la hora y le digo ‘vamos porque el profe nos va a cagar a pedos’. Cuando nos estábamos yendo vimos una máquina expendedora. Le propuse llevarnos unas papas fritas, me dijo ‘dale’. Llegamos cuando habían pasado 1-2 minutos de las 23 y Salorio nos estaba esperando en la puerta de la habitación-. ‘Miren la hora que es’. Los dos mirábamos al piso. A mí se me veía un bulto y me preguntó qué llevaba ahí. Tuve que pagar una multa en euros y después nos echábamos la culpa, él porque yo perdí tiempo queriendo sacar de la máquina, y yo, porque él se quedó de más en Internet”.

EL DILEMA DEL CONTROL REMOTO

Con el paso del tiempo, que Agüero y Messi se concentraran juntos en la selección argentina se convirtió en un clásico. El Kun contó una anécdota de la convivencia durante la Copa América de Chile en 2015: “El otro día, Leo me dice ‘tomá vos el control remoto’. Dejé la TV prendida, veo que se da vuelta y pensé ‘ya se durmió’ y a los dos segundos me dice ‘¿por qué no apagás la tele?’ Y le digo…’pero si vos vas a dormir y me decía que tenga el control es porque así yo puedo ver la tele, si no, apágalo vos’ pero al final, apagué. Pero nos reímos mucho. El otro día pensábamos que ya llevamos diez años concentrándonos juntos. Le dije ‘pensá en la cantidad de años que cumpliste en el cuarto conmigo’ (porque los cumpleaños de Messi coinciden siempre con los grandes torneos). Pero no le regalo nada, con mi presencia ya está”.

EL DÍA QUE FUE A VER A BOCA POR RIQUELME Y EL MENSAJE A LA DISTANCIA DE ROMÁN

“A mí me gustaba como jugaba (Juan Román) Riquelme –cuenta Agüero- Un día, mi padrino me dijo ‘soy amigo de Román, ¿vamos a verlo?’ Fue un martes y el miércoles jugaban por la Copa Libertadores. ‘Vamos a la cancha de Boca’, me insistía. ‘No, yo no voy a esa cancha’, le decía, pero él seguía con eso de que era amigo de Riquelme, así que le dije a mi papá que quería ir a verlo y me dijo ‘bueno, andá, dale’, y yo le dije ‘pero es la cancha de Boca’ y entonces me dijo ‘bueno, pero no grites nada, ¿eh? Tenés que ir y callarte’. Estábamos en la preferencial y yo me quedaba quietito. Yo miraba a Riquelme, nada más. Cuando me lo encontré después en la Selección, no sabía qué hacer, me acordaba de cuando iba a verlo jugar”. El 3 de enero de 2019, Manchester City le ganó al Liverpool 2-1 por la fecha 21 de la Premier League y uno de los dos goles de los “Ciudadanos” lo convirtió Agüero con un zurdazo. Tras ese partido, el teléfono del delantero estaba lleno de mensajes pero uno era muy particular y gracioso. “Era de Román, y me decía ‘qué orto tenés. Hasta se dio cuenta de que no quise tirar la pelota allí”.

EL IDIOMA DE LOS AUTÓGRAFOS

“En un evento en China al que fuimos con el Atlético Madrid, estábamos con Maxi Rodríguez y otros compañeros y se nos acercaron unos chinos para que les firmáramos unas fotos. No hablaban nada. Traían las fotos y nosotros las firmábamos. Entre todos, noté que una china volvía con cada grupo con una foto nueva, como si fuera la primera vez. Le firmé como cuatro, cinco veces, hasta que en una oportunidad dije ‘¿otra vez? ¡qué pesada!’ e inmediatamente escuché que me dijo ‘¿perdón? ¿Le molesta? Dígame si le molesto’, y yo le dije como pude ‘No, decía que pesado que está el ambiente aunque… eso sí, van varias fotos, ¿no?’. Y me volvió a preguntar si me molestaba. Cuando se fue, Maxi estalló en carcajadas. La única china que hablaba en español justo me vino a tocar a mí”.

En el City se convirtió en el máximo anotador histórico del club... Y aprendió a superar a los defensores más rudos, apelando a la picardía (EFE/EPA/JAMES BOARDMAN/Archivo)
En el City se convirtió en el máximo anotador histórico del club… Y aprendió a superar a los defensores más rudos, apelando a la picardía (EFE/EPA/JAMES BOARDMAN/Archivo) (JAMES BOARDMAN/)

¿EL KUN DE LATERAL?

Una anécdota interesante fue cuando se fue a probar a Lanús, antes de recalar en Independiente. “Yo me senté atrás de todo con un amigo, Cristian. Entonces, fuimos los últimos a los que nos preguntaron ‘¿De qué jugás’. Cristian dijo ‘de 9′. Listo. Cuando me preguntan a mí, dije ‘de 10′ y me dicen que el puesto estaba ocupado. Me preguntaron entonces ‘¿Te animás a jugar de 4?’ Yo estaba acostumbrado en el barrio a jugar arriba pero ya estaba ahí así que me dije ‘y bueno, agarro la pelota, voy para adelante, a gambetear’. Hice un partido aceptable y me fui a mi casa a esperar el llamado para una nueva prueba, pero me fui dando cuenta de que por alguna razón, no me habían querido. Mi papá, para protegerme, nunca me dijo lo que pasó. Años más tarde, yo jugaba en el baby para Independiente y me encontré con un entrenador que, me acordé, era el de Lanús. Le comenté a mi viejo que ése era el que me había probado de 4. ‘Que te diga él lo que pasó’, me dijo. Y el tipo me dijo ‘me quiero matar’. Después mi papá me contó que ellos querían que los defensores fueran grandotes y por eso no me quisieron. Yo por dentro me decía ‘me preguntó de qué jugaba y le dije que de 10 y me puso de 4′. Semejante viaje había hecho mi viejo hasta Lanús para verme cómo jugaba y no iba a decirle que no jugaba de 4. La cosa es que no quedé en Lanús porque era chiquito y sigo siendo chiquito. El tema es que se equivocaron de puesto”.

EL ANTÍDOTO PARA LOS PELLIZCOS

Agüero contó lo que pasó recientemente en un partido entre el Manchester City y el Arsenal. “Entró Eric García (luego compañero suyo también en el Barcelona) en el entretiempo y me dice ‘Kun, en el córner uno me pellizca como te pellizcaba a vos’. ‘¿Qué? -le dije- ¡pisalo, písalo!’. Igual, al pedo. Lo digo ahora que me están escuchando todos porque me van a ir a pellizcar, pero igual no me voy a calentar. No puedo hacer nada porque está el VAR. La única que queda es pisarlo ‘sin querer’. Si te pellizca, ‘uh, perdón. Correte, te ponés en mi lugar’. Las pisaditas duelen”.

SEGUIR LEYENDO:

A cuánto asciende la fortuna del Kun Agüero y por qué apunta a los esports para un futuro más auspicioso

La historia completa del Kun Agüero: su explosión, las travesuras con Messi y cómo esquivaba las multas en el City

También te puede interesar...

Leave a Comment