Las perlitas del paso del Kun Agüero por el automovilismo: caja de cambios destruida, la palabra prohibida en su escudería y ¿una frase premonitoria?

Además del fútbol, una de las pasiones de Sergio Agüero es el automovilismo y hace diez años empezó a vivir de cerca la adrenalina de manejar un auto de carrera cuando lo hizo sobre uno de Turismo Carretera. Fue recibido con mucho afecto por el ambiente y se enganchó tanto con el tema que en 2012 llegó a asociarse con un equipo en la octogenaria categoría y la escudería se llamó JL Kun 16 Carrera, cuyo nombre tiene una explicación futbolística. Además, dejó una frase que quizá sea premonitoria luego del anuncio de su retiro de la práctica profesional del fútbol.

Fue en julio de 2010, luego de la eliminación de la selección argentina en el Mundial de Sudáfrica, cuando el ex futbolista llegó al Autódromo Roberto Mouras de La Plata por medio del piloto Diego De Carlo, que hoy sigue corriendo y tiene su equipo en el TC y en TC Pick Up, una divisional de camionetas. De Carlo dialogó con Infobae y recordó cómo se dio esa posibilidad.

“Por intermedio de un amigo, generé una buena relación con el papá del Kun, Leonel, que me dijo que a Sergio le fascinaban los autos y que miraba las carreras. Entonces empecé a hablar con él y me dijo que ‘un día tenía ganas de probar’ y se vino. Arreglamos en un momento que él estaba de vacaciones y se apareció en el autódromo. No lo podíamos creer”, cuenta De Carlo.

Agüero prueba un auto de TC Los Aguero y De Carlo
Kun Aguero, su padre Leonel y Diego De Carlo (Gentileza: Gabriel Santos)

“No se hizo un ningún permiso especial porque cuando viene un invitado de esa magnitud le sirve mucho a la categoría. De hecho, vino mucha gente a presenciar la prueba porque para nosotros fue impactante, el tipo era una estrella del fútbol a nivel mundial y estaba con nosotros como si fuese uno más”, agregó.

El Kun lo vivió con mucho entusiasmo y luego de una explicación se subió al Chevrolet de Diego. “‘El loco’ se subió como si fuese toda la vida. Antes le explique cómo funcionaba la caja secuencial y aprendió todo bastante rápido. Algo común que suele pasar cuando no conocés estos autos es que se te para el motor cuando salís de boxes porque tenés que regularlo y a él se le paró tres veces. Pero se lo encendimos y terminó saliendo”.

Para ser una primera vez De Carlo recuerda: “Anduvo como diez segundos arriba del tiempo nuestro, pero no podés tomarlo como referencia porque era la primera vez que se subía a un auto de TC. Eso le pasa a cualquiera, no podés pretender que de una alguien que nunca corrió en autos tenga un tiempo cercano a pilotos profesionales. Igual anduvo rápido y lo más destacable es que nunca se despistó, siempre lo mantuvo derecho”.

Agüero prueba un auto de TC
Agüero poniéndose la máscara ignífuga para salir a pista

Si bien la cupé Chevy regresó a los boxes sin un raspón, hubo algunos problemas “técnicos”: “La caja de cambios la destruyó, ja, ja, ja. Por eso no pudo girar mucho y dio dos tandas de cuatro vueltas, más o menos”, revela el corredor bonaerense de Lomas de Zamora.

Agüero quedó fascinado por la experiencia y aprovechando que su padre Leonel también le gusta el automovilismo decidieron sumarse el equipo de De Carlo con apoyo presupuestario y en 2012 se estrenó la escudería JL Kun 16 Carrera. El número era por su tradicional dorsal en las camisetas y “Carrera” para no usar la palabra “Racing”, algo común en el ambiente fierrero, pero Agüero no quiso nada vinculado al clásico rival de Independiente, el club con el que debutó en Primera. Se fusionaron con el equipo de Christian Ledesma, que en ese momento contaba con el apoyo de José Lingeri y de ahí las iniciales “JL”.

El Kun tenía participación presupuestaria y se armó un auto en conjunto con Ledesma. Eran dos Chevy, la de Christian y la mía, y tuvimos los motores de Johnny Laboritto y Ricardo Glielmmo”, explica Diego. Laboritto es uno de los preparadores de motores más exitosos en la historia del TC y en esa época Gliemmo era uno de los chasistas más requeridos.

Agüero prueba un auto de TC
Luego de girar se hizo un podio simbólico donde el Kun lo disfrutó mucho

“Estuvimos un año con el equipo, pero por sus obligaciones Sergio no pudo venir mucho. Con él hablé muy poco, pero siempre hubo buena onda. Fui dos veces a la casa y era un pibe muy carismático y entrador, un cago de la risa, todo el tiempo metiendo chistes. Era imposible que te cayera mal. En la temporada no conseguimos buenos resultados, pero fue una gran experiencia”, describe.

En esa temporada 2012 De Carlo estuvo más vinculado con el padre del Kun, Leonel Del Castillo y recuerda una anécdota particular: “Una vez perdimos el avión para ir a una carrera en Neuquén y él empezó a los gritos, hasta que se cansó y se pagó un avión privado, que fue con el que viajamos”.

En 2013 los Agüero se desligaron de la escudería de De Carlo, que igual guarda un buen recuerdo. “Hace seis años que no hablo con ellos, pero no por algo en particular, no hay ningún problema. Le gustó mucho el automovilismo y tengo la mejor con él. Si mañana me dice ‘che, Diego, quiero dar una vuelta, está invitado’”, comenta. Teléfono para Agüero.

Aguero probando un auto de TC
El posteo del Kun Agüero luego del ensayo en La Plata

Aquel día de la prueba en La Plata, en una nota con Carburando, el ex delantero reconoció: “Cuando deje el fútbol me voy a dedicar acá a que me enseñen y sabés cómo le meto”. Incluso se entusiasmó con la idea y avisó: “Vamos a ver después, si algún día, me pueden dejar. Los fierros me gustan mucho y así que no hay que tener miedo a nada”.

En esa época los simuladores ya estaban de moda y todos los pilotos comenzaron a usarlos para poder entrenar antes de una carrera. Es una buena herramienta también para conocer un circuito. Agüero, amante de la electrónica, contó: “Me dijeron que está buenísimo, voy a probar a ver si lo paso a Canapino (Agustín), ja ja”.

El Kun siguió ligado a los fierros al punto que el año pasado, en plena pandemia de COVID-19, corrió una carrera de Fórmula 1 en simuladores contra pilotos profesionales. Fue en el Gran Premio de España virtual donde el Red Bull Racing Esports (división electrónica del equipo de F1), lo invitó a Agüero. En esa competencia también participó el arquero del Real Madrid, Thibaut Courtois, quien fue el mejor de los futbolistas presentes y terminó 12º. Sergio culminó 14º, detrás de David Schumacher, hijo de Ralf y sobrino de Michael Schumacher.

Agüero prueba un auto de TC
Corriendo el Gran Premio de España virtual en 2020. Fue invitado por la división de esport de Red Bull

Con su retiro del fútbol profesional Agüero tendrá más tiempo de dedicarse a otras actividades. Tal vez el automovilismo sea un mundo que el ex delantero quiera descubrir por completo y meterse de lleno. Aquella prueba en La Plata lo marcó y no sería descabellado verlo otra vez sobre un auto de carrera.

No sería el primer caso de un ex futbolista que se dedica al deporte motor en la Argentina. La familia Pernía es el mejor ejemplo con Vicente Alberto (subcampeón de TC) y sus hijos Leonel (campeón de Súper TC 2000 y Clase 3 de TN) y Mariano (reciente ganador en la Clase 3 de TN). Bruno Marioni, también familiar de ellos, llegó a correr en una categoría amateur.

SEGUIR LEYENDO:

Las primeras ofertas laborales que recibió Sergio Agüero en Europa tras su retiro

El emotivo homenaje de la selección argentina al Kun Agüero tras el anuncio de su retiro

El Barcelona ya tendría acordada la incorporación del reemplazante del Kun Agüero

También te puede interesar...

Leave a Comment