Caso Lucas González: los policías acusados de encubrimiento pidieron la recusación del juez

Lucas González tenía 17 años. Murió tras recibir un disparo en la cabeza. Tres policías de la Ciudad en la mira de la Justicia
Lucas González tenía 17 años. Murió tras recibir un disparo en la cabeza

Los seis policías de la Ciudad acusados de encubrir la muerte de Lucas González (17) y de cometer vejaciones y privar ilegítimamente de la libertad a los tres amigos del adolescente, luego de que fueran atacados a tiros por otros tres oficiales en el barrio porteño de Barracas, recusaron al juez de la causa por considerarlo falto de imparcialidad.

El planteo fue formulado por el defensor Fernando Sicilia, quien solicitó que el juez en lo Criminal y Correccional Nº7, Martín Del Viso, sea apartado de la investigación al considerar que actúa con “parcialidad”. Las fuentes agregaron que el magistrado rechazó el requerimiento defensista, que ahora deberá resolver la Cámara del Crimen.

“Estos planteos son típicos manotazos de ahogado en casos tan probados y policiales como el de Lucas González. Ya fue rechazado por el juez Del Viso y la Sala IV confirmará”, señaló esta tarde en su cuenta de Twitter el abogado querellante Gregorio Dalbón.

Del mismo modo, el letrado dijo que espera que en las próximas horas el mismo magistrado se expida sobre el pedido de detención para otros ocho policías investigados por encubrimiento, que fue efectuado el fin de semana pasado por el fiscal de la causa, Leonel Gómez Barbella.

En tanto, el martes pasado Del Viso procesó con prisión preventiva a los seis policías que solicitaron su recusación: se trata de los comisarios Juan Romero y Fabián Du Santos, el subcomisario Roberto Inca, el inspector Héctor Cuevas y las oficiales Lorena Miño y Micaela Fariña.

A todos ellos los considera coautores de los delitos de “falsedad ideológica, falso testimonio y encubrimiento agravado en concurso ideal”, a su vez en concurso real con “privación ilegal de la libertad agravada y porque en desempeño de un acto de servicio cometieron vejaciones contra las personas que se detuvieron”.

Además a Miño, Fariña, Cuevas e Inca los procesó por falso testimonio, ya que declararon como testigos el sumario que inició la Policía Federal Argentina (PFA) una vez que se apartó a los de la Ciudad de la investigación.

La principal hipótesis que manejan los investigadores judiciales es que la escena del crimen fue adulterada por los policías porteños con intenciones de hacer pasar el caso de violencia institucional como un enfrentamiento.

Respecto del pedido de detención aun no resuelto para otros ochos policías, el mismo alcanza a un comisario inspector, un comisario, un subcomisario, dos principales, un oficial mayor, un oficial primero y un oficial.

Según las pruebas reunidas por Gómez Barbella, a estos policías se les atribuye “haber hecho insertar datos falsos en las actuaciones labradas” por la PFA, como así también las “privaciones ilegales de la libertad” a los tres sobrevivientes y la “alteración” de los rastros y pruebas”.

Mientras tanto, Juan José Nieva, Fabián López y Gabriel Issasi siguen detenidos tras haber sido procesados con prisión preventiva por el homicidio calificado de Lucas, luego de que el juez Del Viso, a pedido del fiscal Gómez Barbella, consideró que procedieron de forma “arbitraria, irracional e ilegal” y que luego “urdieron una trama para tergiversar los hechos”.

La muerte de Lucas ocurrió pasadas las 9.30 del 17 de noviembre, cuando el adolescente y sus amigos salieron de entrenar del club Barracas Central a bordo del Volkswagen Suran del padre de uno de ellos y se detuvieron en un kiosco, ubicado en el cruce de Iriarte y Luna, para comprar un jugo.

Tras ello fueron interceptados por un auto Nissan Tiida de la Brigada de Investigaciones sin patente ni signos de ser un móvil policial, del que bajaron tres oficiales armados y sin identificar.

Reconstruccion asesinato Lucas
Leonel Gómez Barbella, fiscal del caso (Maximiliano Luna)

De acuerdo a las pruebas recabadas, los adolescentes creyeron que eran ladrones que iban a robarles, por lo que huyeron del lugar, momento en que los policías les dispararon desde distintos ángulos.

Al menos cinco tiros dieron en el auto y uno de ellos impacto en la cabeza de Lucas, quien tras ser atendido de urgencia en un hospital porteño fue trasladado y murió horas después en el hospital “El Cruce” de Florencio Varela.

SEGUIR LEYENDO

Caso Lucas González: las pruebas que desmienten a los policías acusados de encubrimiento

Caso Lucas González: procesaron a los seis policías acusados de encubrimiento y vejaciones

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Leave a Comment