Negociación con el FMI: el Gobierno buscará un acuerdo con la oposición para aprobar el Presupuesto y dar una señal positiva a Washington

Alberto Fernández junto a Sergio Massa, uno de los hombres claves en el Gobierno para acercar posiciones con la oposición (REUTERS/Agustin Marcarian)
Alberto Fernández junto a Sergio Massa, uno de los hombres claves en el Gobierno para acercar posiciones con la oposición (REUTERS/Agustin Marcarian) (AGUSTIN MARCARIAN/)

El Gobierno nacional buscará esta semana acercar posturas con la oposición para poder lograr que respalden el Presupuesto 2022, que esta tarde el ministro de Economía, Martín Guzmán, defenderá en la comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados.

La gestión peronista necesita sacar adelante el presupuesto cuanto antes porque su aprobación se transformará en una señal positiva y de previsibilidad para el Fondo Monetario Internacional (FMI), en medio de la etapa final de la negociación para restructurar la deuda contraída por el ex presidente Mauricio Macri.

El gran problema que hoy tiene el oficialismo es que Juntos por el Cambio empezó a construir, a pasos agigantados, la resistencia al proyecto de ley. No están de acuerdo ni con los tiempos en que lo quiere tratar el Gobierno, ni en las proyecciones del valor del dólar y la inflación que tiene el documento, por solo nombrar dos de las variables claves.

El Gobierno apunta a tratar el proyecto el próximo jueves. Ese es el objetivo que tiene por delante el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, en los próximos días. En primer término, obtener el número necesario para lograr el quórum, y después buscar que Juntos por el Cambio, principal representante del arco opositor, respalde el Presupuesto. Tarea difícil.

En esa negociaciones estarán inmiscuidos también el presidente del bloque de diputados oficialistas, Máximo Kirchner, y el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, dos de los dirigentes que ofician de interlocutores entre la Casa Rosada y Juntos por el Cambio. Los puentes están tendidos, lo que falta es gestionar los acuerdos.

El Gobierno busca dar una señal positiva al FMI en el tramo final de la negociación para restructurar la deuda
El Gobierno busca dar una señal positiva al FMI en el tramo final de la negociación para restructurar la deuda (MINISTERIO DE ECONOMIA/)

En el Congreso advierten que es un momento complejo para negociar con la oposición, debido a que la nueva conformación de la Cámara baja presenta un geografía mucho más divida que la existía hasta la semana pasada. Entonces, sostienen, los acuerdos son más difíciles de alcanzar. Ponen como ejemplo que el interbloque aún no definió la continuidad de Mario Negri al frente del espacio y las internas radicales de los últimos días.

El interbloque de Juntos por el Cambio tiene 9 bloques adentro: el PRO, la UCR, Evolución Radical, la Coalición Cívica, Encuentro Federal, Producción y Trabajo, Avanzar San Luis, Republicanos Unidos y Ahora Patria. La fractura del bloque radical alteró la vida interna del espacio legislativo y el oficialismo la aprovecha como un argumento para mostrar, de cara a la sociedad, la complejidad de las negociaciones con tantas cabezas sueltas.

Pero la oposición no es solo Juntos por el Cambio. Además, hay dos interbloques y cinco bloques más que empezarán a jugar un rol clave en la disputa interna entre las dos coaliciones dominantes. En ese mapa legislativo aparecen el interbloque Federal (3 bloques), el interbloque Provincias unidad (3 bloques) y los bloques Frente de Izquierda, Avanza Libertad, la Libertad avanza, Somos energía para renovar y Partido Obrero. El Gobierno buscará voto por voto. No le sobre nada.

En las próximas 72 horas el oficialismo empezará a tantear en la Cámara de Diputados si tiene espacio para avanzar con el Presupuesto o si se encontrará con el rechazo de la mayor parte de la oposición. En el caso de que esa situación se complique, Alberto Fernández evalúa prorrogar con un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) el Presupuesto del 2021.

diputados-y-senadores-de-Juntos-por-el-cambio
Los legisladores de Juntos por el Cambio dejaron saber que es muy difícil que acompañen el Presupuesto tal cual está

Desde Juntos por el Cambio ya advirtieron que no están dispuestos a discutir el proyecto de ley a las apuradas y que esperan que en el Gobierno predomine la vocación de acordar un día de la última semana del año para poder tratar el Presupuesto, luego de desmenuzarlo durante su paso por la comisión. “No queremos un tratamiento express”, sentenció un importante legislador opositor ante la consulta de Infobae.

En los últimos meses el gobierno nacional ha buscado respaldo en los diferentes sectores de poder de la política y la economía argentina, con el objetivo de plantear ante el FMI una propuesta que tenga un importante aval por fuera de los límites de la Casa Rosada.

En ese camino obtuvo el apoyo de la Confederación General del Trabajo (CGT), una parte importante de los movimientos sociales, y los empresarios y las empresas más influyentes del país. Para cerrar el círculo le falta el respaldo concreto de la oposición. Y ese apoyo puede materializarse en el Presupuesto y en el proyecto de sostenibilidad de la deuda.

Esta última discusión se dará recién cuando haya una propuesta definida para presentar ante el FMI. Esa propuesta debe ser tratada y aprobada en el Congreso. Por eso el Gobierno tienen la necesidad de aceitar el vínculo con toda la oposición para poder sacar adelante las negociaciones con el Fondo.

En paralelo, los equipos técnicos del Banco Central y del Ministerio de Economía tratan de acercar posiciones con los del organismo internacional. La ingeniería es compleja.

En la oposición se preguntan cada semana si Cristina Kirchner respalda realmente la negociación con el FMI (EFE/ Juan Ignacio Roncoroni)
En la oposición se preguntan cada semana si Cristina Kirchner respalda realmente la negociación con el FMI (EFE/ Juan Ignacio Roncoroni) (Juan Ignacio Roncoroni/)

En la oposición evitan expresarse sobre el respaldo a ese plan porque dicen que no tienen en su poder ningún lineamiento claro sobre la negociación. Es abstracto. No hay claridad sobre las claves del proyecto que comanda Martín Guzmán y que busca lograr un acuerdo para restructurar la deuda antes de que culmine enero. Ese es el objetivo concreto.

Además, cada semana los opositores vuelven a la carga con lo que se ha convertido en una duda permanente: ¿Cristina Kirchner respalda el plan de negociación con el FMI? La última aparición pública de la Vicepresidenta sembró aún más dudas, luego de que condicionara el acuerdo con el Fondo. “No se va a aprobar ningún plan que no permita la recuperación”, dijo durante el acto que el Gobierno realizó el último viernes en la Plaza de Mayo.

En la Casa Rosada dan por descontado que, pese a las feroces críticas de Cristina Kirchner y su espacio político al FMI, obtendrán el apoyo interno necesario cerrar un acuerdo con el organismo que dirige Kristalina Georgieva. Puertas adentro de la Quinta de Olivos Fernández dice que en este momento la relación con la Vicepresidenta está bien y que lo respaldará para alcanzar el acuerdo con el Fondo.

Sin embargo, las exposiciones públicas como las de Máximo Kirchner, quien aseguró que “el día que esté escrita cuál es la propuesta del FMI para la Argentina, veremos”, aumentan las dudas en la vereda opositora. Les dan argumentos para evitar pronunciarse sobre un posible respaldo.

Es un círculo vicioso. La cúpula del Gobierno sostiene que todos los sectores internos apoyan el plan de negociación, el kirchnerismo cuestiona con dureza al FMI y la oposición desconfía de si el apoyo existe realmente.

SEGUIR LEYENDO:

Presupuesto: Juntos por el Cambio no definió si dará quórum para tratarlo y Alberto Fernández evalúa prorrogarlo por DNU

En medio de las tensiones internas y la fractura en el Congreso, la UCR elegirá a su nuevo presidente

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Leave a Comment