A Gabriela Arias Uriburu le robaron el celular y le vaciaron la cuenta del banco: su advertencia para prevenir el fraude digital

"Hoy cuando te roban el teléfono te están robando identidad digital. El teléfono es la extensión de la identidad de uno", dijo la activista argentina en Derechos Humanos
«Hoy cuando te roban el teléfono te están robando identidad digital. El teléfono es la extensión de la identidad de uno», dijo la activista argentina en Derechos Humanos (Martin Rosenzveig/)

Gabriela Arias Uriburu estaba el viernes 3 de diciembre por la tarde en un taxi. Se dirigía a su médico. Había estado cuatro meses en Jordania, donde viven sus tres hijos. Era la primera visita pos cuarentena de la mujer que movilizó las democracias en el mundo: en 1997 su ex esposo se llevó a sus hijos ilegalmente a Jordania, mientras cursaban un divorcio en Guatemala. Su persistencia por los derechos de sus hijos la llevó a convertirse en la primera mujer en exponer su historia en la comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Soportó las burocracias, las distancias y la disparidad de culturas. Ahora le tocaba superar una infección producida por parásitos o bacterias, una gripe intestinal que acostumbra afectar a los turistas.

Por eso estaba yendo a ver a su médico. Estaba detenida en la avenida Corrientes, casi esquina Pasteur. “Era un lío de viernes, había mucho tráfico y mucha gente en la calle. Miro al costado y veo dos personas, dos hombres. Se acerca uno de ellos, atraviesa la ventana, me saca el celular y se va corriendo. Abro la puerta, empiezo a gritar. Lo seguí. La gente me iba diciendo para dónde se iba. Hasta que me detuve y me dije: ‘Tengo que llegar al médico, lo más importante es la salud’”.

Cuando volvió a su casa, llamó a su compañía de teléfono para desactivar su línea. Ella estaba ligeramente tranquila al saber que su iPhone era difícil de desbloquear. Rescató un celular en desuso de su familia, compró un chip nuevo y recuperó la línea. La necesitaba porque al día siguiente iba a brindar dos seminarios: “vínculos” y “el taller de la herida”.

Cuando terminó la jornada, le empezaron a caer mensajes en su cuenta de Mercado Pago que advertían sobre movimientos: transacciones. “Entro y veo que me habían hecho fraude en la cuenta, que habían pedido plata prestada. Se me empezó a acelerar el corazón. Entré a la cuenta del banco y veo que solo tenía tres pesos y cincuenta centavos. En el banco no me atendía nadie. Lo llamé a mi hermano que trabaja en ese banco. Me dijo que me habían hecho fraude digital y me orientó en el bloqueo de las tarjetas”.

Hoy cuando te roban el teléfono te están robando también la identidad digital. Te pueden hacer fraude porque tenés billetera electrónica. El teléfono es la extensión de la identidad de uno”, aprendió. Llamó al cajero automático, a las instituciones financieras, a los bancos para dar de bajas las tarjetas, llenó un formulario de Mercado Pago que describió como “enorme”. “Todo el sistema es terrible. Además tenés que ir a la policía, hacer la denuncia del fraude, subir todo eso a un mail y mandárselo a todos”, explicó.

Este año Gabriela Arias Uriburu recibió el reconocimiento del Senado de la Nación como figura primordial por los Derechos Humanos y fue nombrada “Embajadora de Paz” (Fotos Martín Rosenzveig)
Este año Gabriela Arias Uriburu recibió el reconocimiento del Senado de la Nación como figura primordial por los Derechos Humanos y fue nombrada “Embajadora de Paz” (Fotos Martín Rosenzveig) (Martin Rosenzveig/)

Ese mismo día decidió grabar un audio que replicó por WhatsApp. El contenido se volvió viral. Anunciaba que había sido víctima de fraude digital, que habían vaciado su cuenta de Mercado Pago y la cuenta de la caja de ahorro del banco. “Cuando te roben el celular, no solamente tenés que hacer la denuncia en la telefónica, sino que además tenés que dar de baja todas tus tarjetas de crédito, todas tus tarjetas de débito y crédito, ir a la policía, denunciar y presentar esto en el banco para que no seas víctima de fraude digital. En todas las billeteras electrónicas, en todo lo que hagas en digitalización económica, tenés que hacer la denuncia para que no utilicen tus cuentas”, aconsejó.

“Estamos viviendo un momento de extrema violencia. Ya no son robos solo de celular, sino robos de información digital, de tu identidad, no solamente de tu dinero. Hagamos viral esto para ir previniendo a la población y también para pedirles a los bancos y a las telefónicas una mayor comunicación y una atención personalizada a todas las personas que están siendo víctimas de este fraude”, expresó en el audio.

“¿Cómo puede ser que los bancos no tengan un 0800 en el que te atienda alguien y en cinco segundos te diga lo que tenés que hacer?”, también cuestionó en diálogo con Infobae. “Estaría bueno que los bancos, las telefónicas y las billeteras digitales armen alianzas de comunicación y lancen una campaña masiva de concientización. La necesitamos”, suplicó. Aún tiene las cuentas bloqueadas y no ha recuperado el dinero: se encuentra en disputa con el banco. “Voy a dejar de tener home banking y Mercado Pago en el teléfono. Y solo lo utilizaré en la calle para las cuestiones urgentes”, anunció Gabriela Arias Uriburu.

La damnificada, días después, consultó a una especialista en la materia. Marta Chehin fue gerente de prevención de fraude en bancos y es íntima amiga suya. “Es un tema delicado y complejo. No es un chico el que le robó a Gabriela, es toda una organización que está detrás. Hay una cabeza que contrata jóvenes que realizan el robo, pero los que dirigen son parte de una organización mucho más grande a la que solo le interesa hacer plata. Y hacen plata atacando a los sectores vulnerables, donde los bancos tienen defectos”, identificó.

“No hay ninguna ley que ampare los procesos virtuales y los delincuentes caminan delante de las organizaciones”, apuntó. Dijo, a su vez, que el fraude digital es un tema corriente desde hace muchos años y que afecta tanto a los cajeros automáticos, a las transferencias bancarias, a los cheques adulterados, a las tarjetas de crédito y de débito duplicadas.

SEGUIR LEYENDO:

Fraudes online: 8 claves para evitar nuevas estafas y no tener dolores de cabeza en 2022

La tragedia familiar de Gabriela Arias Uriburu: “Desaparecieron los chicos y sentí que moría”

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Dejá una respuesta