Una leyenda de los Lakers y de la NBA fustigó a LeBron James: “Los más grandes no hacen eso”

LeBron James volvió a quedar en el centro de la polémica por una actitud muy reprochable y por la cual se ganó una costosa multa de la NBA. Si bien el polémico baile que hizo tras una conversión fue diez días atrás, la crítica de una leyenda de Los Ángeles Lakers y de la liga de básquet más importante del mundo lo volvió a poner en escena.

“Para mí, ganar es suficiente. ¿Por qué tienes que hacer un baile estúpido e infantil y faltar el respeto al otro equipo sobre la pista? No tiene ningún sentido. Los más grandes no hacen eso, no bailan”, fustigó Kareem Abdul-Jabbar a través de su cuenta de YouTube, donde reprochó la actitud de la actual estrella del equipo.

Abdul-Jabbar es una palabra más que autorizada. Brilló en la NBA donde disputó 14 temporadas con el equipo de Los Ángeles, ganó cinco títulos y promedió 24.6 puntos por juego y 11.2 rebotes en 20 campañas.

Kareem Abdul-Jabbar junto a otra leyenda de la NBA, "Magic" Johnson (REUTERS/Danny Moloshok/File Photo)
Kareem Abdul-Jabbar junto a otra leyenda de la NBA, «Magic» Johnson (REUTERS/Danny Moloshok/File Photo) (Danny Moloshok/)

Por este controvertido baile en el juego ante Indiana Pacers, el último 24 de noviembre, LeBron James recibió de la NBA una multa de 15 mil dólares por realizar un “gesto obsceno”, además de advertirle que emita declaraciones con un “lenguaje profano”.

The King James hizo el famoso “big balls dance”, donde se tomó la zona de los testículos y dio pequeños saltos de costado. Ocurrió luego de que encestara a distancia sobre el final del partido que Lakers le ganó como visitante a Indiana por 124-116.

.container-video{position:relative;width:100%;overflow:hidden;padding-top:56.25%}.responsive-iframe-video{position:absolute;top:0;left:0;bottom:0;right:0;width:100%;height:100%;border:none}

Días después, LeBron James protagonizó un serio incidente cuando golpeó con un codazo en el rostro de Isaiah Stewart, por el que fue expulsado y luego sancionado. También, a su vuelta, se peleó con fanáticos de los Pacers e hizo que los echaran de un partido por utilizar “gestos y palabras obscenas” que “nunca deberían decirle a un jugador”, según indicó el alero de 36 años a través del sitio New York Daily News.

Además, LeBron James, que regresó este viernes a la cancha con Los Angeles Lakers tras su falso positivo por coronavirus, criticó a la NBA por el “muy pobre” manejo de esa situación, que le hizo aislarse durante varios días y perderse el encuentro ante los Sacramento Kings del martes.

“Sabía que me iban a sacar del protocolo del coronavirus. Nunca, nunca me sentí enfermo para nada. Sé que puedes ser asintomático (…) pero simplemente creo que esto se manejó de una manera muy pobre”, dijo en la rueda de prensa tras la derrota de los Lakers frente a sus vecinos y rivales Los Angeles Clippers (115-119).

La estrella de los Lakers entró el martes en el protocolo del coronavirus de la NBA y fue baja en el duelo de ese día en el que los de púrpura y oro se impusieron a los Sacramento Kings (92-117). Lo más probable entonces era que James se perdiera varios partidos hasta que cumpliera con los requisitos para volver a jugar, pero la NBA autorizó el jueves su regreso inmediato a la competición tras certificar que su positivo por coronavirus no era tal. La NBA explicó en un comunicado que el jugador dio negativo en dos test realizados con 24 horas de diferencia, pero la cadena ESPN fue más allá y aseguró que James había dado negativo en ocho pruebas de coronavirus diferentes desde que regresó a Los Ángeles desde Sacramento.

LeBron James, estrella de Los Ángeles Lakers (Mandatory Credit: Kirby Lee-USA TODAY Sports)
LeBron James, estrella de Los Ángeles Lakers (Mandatory Credit: Kirby Lee-USA TODAY Sports) (Kirby Lee/)

En su primera intervención ante los medios tras lo sucedido, James dijo este viernes que este incidente del falso positivo le hizo sentirse “confundido, frustrado y enfadado”. Cuestionado sobre qué fue exactamente lo que le enfadó de cómo gestionaron sus pruebas, James detalló sus críticas. “Mi primer test dio negativo y luego mi segundo test dio positivo. Normalmente, cuando tienes un test positivo te hacen otra prueba al momento para asegurarse. Pero no hubo ningún test justo después de mi positivo: me mandaron directo al aislamiento”, dijo.

“Esa es la parte que me enfada”, añadió al explicar que tuvo que volver de Sacramento sin nadie acompañándole y que posteriormente tuvo que organizar a toda su familia y personal para que no estuvieran en contacto con él durante varios días. James aclaró que la NBA ha hecho “un gran trabajo” para combatir la pandemia, pero consideró que en Sacramento y en su caso particular se hicieron las cosas “un poco diferente” a lo que dicta el protocolo. La figura de los Lakers reveló en septiembre que se había vacunado contra el coronavirus. Este incidente con el protocolo del coronavirus es una etapa más del convulso inicio temporada que está teniendo “King James”.

Al margen del enfrentamiento que no jugó contra los Kings, James se ha perdido diez encuentros más por diferentes problemas físicos y fue sancionado con un partido tras ser expulsado por darle un golpe en la cara a Isaiah Stewart de los Detroit Pistons. Contra los Clippers, James logró esta noche 23 puntos (9 de 23 en tiros), 11 rebotes y 6 asistencias. Los Lakers no han empezado el curso con buen pie y ahora mismo son séptimos en la Conferencia Oeste (12-12). Los de púrpura y oro apostaron para la temporada 2021-2022 por un arriesgado y muy veterano proyecto que ha unido en una misma plantilla a LeBron James, Anthony Davis, Russell Westbrook y Carmelo Anthony.

SEGUIR LEYENDO:

La NBA puso una fecha límite para que los jugadores se den su dosis de refuerzo contra el COVID-19: qué pasará con los que no la reciban

Robert Lewandowski habló por primera vez del gesto que Lionel Messi tuvo con él en el Balón de Oro

La tajante sentencia de Hamilton sobre Verstappen que calentó la definición de la Fórmula 1

También te puede interesar...

Leave a Comment