Juan Manzur recibió en la Casa Rosada a Jorge Argüello, el embajador en los Estados Unidos

El jefe de Gabinete, Juan Manzur, junto al embajador en los Estados Unidos, Jorge Arguello.
El jefe de Gabinete, Juan Manzur, junto al embajador en los Estados Unidos, Jorge Argüello

El jefe de Gabinete, Juan Manzur, recibió este mediodía al embajador argentino en los Estados Unidos, Jorge Argüello, con una serie de temas en agenda vinculados a la política internacional. Discutieron sobre el pago de la deuda externa al Fondo Monetario Internacional (FMI), la relación bilateral con la Casa Blanca, los créditos multilaterales y el vínculo con la Organización de Estados Americanos (OEA).

Según pudo saber Infobae, el encuentro entre el jefe de Gabinete de Alberto Fernández y el diplomático estaba previsto para las 13 y empezó minutos después de la hora estipulada en la Casa Rosada, en el formato de almuerzo. La reunión, que se realizó en el despacho de Manzur durante casi tres horas, se produjo en un momento clave para el Gobierno, que apura las negociaciones con el FMI cuando es inminente el envío del programa plurianual que fijará las metas económicas para encarar un acuerdo para el refinanciamiento de la deuda externa.

La Argentina debe pagar en marzo de 2022 una cuota de capital de 18.000 millones de dólares y esa fecha aparece como límite para definir las prórrogas de los desembolsos. El Gobierno busca mejores condiciones para pagar la deuda total de 44.000 millones de dólares contraída por la administración de Mauricio Macri. Alberto Fernández quiere lograr plazos más extensos y menores intereses y sobrecargos, pero por ahora no hay señales concretas de parte del FMI sobre esas pretensiones políticas.

Como publicó Infobae, Arguello se había reunido el fin fin de semana con el Presidente, quien le dio instrucciones para “alcanzar un acuerdo sustentable con el FMI”. Hoy, con Manzur, se informó oficialmente, “repasaron el plan de trabajo 2022″ con el objetivo de “aumentar las exportaciones en una articulación de los consulados diseminados en el territorio estadounidense, el gobierno nacional, los ministerios y las provincias”.

Durante el encuentro Argüello se refirió a la negociación con el FMI, y sostuvo que “se está avanzando, procurando alcanzar un acuerdo lo más pronto posible. Un acuerdo sustentable para la Argentina que nos permita crecer y pagar, y no el orden inverso”. Y se refirió a la mirada que Estados Unidos tiene de la región: “En América Latina muchos presidentes hablan con muchos presidentes, pero muy poquitos, el nuestro, tiene la capacidad de hablar con todos los presidentes y eso es un valor agregado que sin duda se nota desde la Casa Blanca”.

“Estamos preparando para una etapa nueva, que vendrá de la mano del año 2022 donde tenemos un gran objetivo, que es aumentar las exportaciones de la Argentina y generar un crecimiento sostenible en el tiempo”, concluyó el diplomático.

Manzur y Argüello se habían visto en octubre, durante la visita del jefe de Gabinete a los Estados Unidos para dialogar con inversores. En ese momento, el flamante funcionario nacional viajó a Nueva York junto al ministro de Economía, Martín Guzmán, el líder de las negociaciones de la Argentina con el FMI, quien actualmente está elaborando el programa plurianual.

Juan manzur llegada a nueva york SF Jorge Argüello - María del Carmen Squeff - Santiago Villalba
Manzur y Arguello durante la visita del jefe de Gabinete a Estados Unidos

Pero Manzur encontró una fuerte resistencia de los bonistas que operan en la Argentina, frente a la ausencia de respuestas definitivas sobre la negociación con el FMI, la situación económica y la estabilidad del Gabinete tras los comicios generales legislativos de noviembre, que aún no se habían celebrado y donde el oficialismo finalmente perdió, pero no hubo recambios como después de las PASO.

En octubre, Argüello estuvo en la Cumbre del G20 en Roma, donde participó como sherpa de la delegación argentina. En ese importante cónclave, Alberto Fernández insistió con su planteo ante los principales líderes mundiales. La Argentina no tiene reservas para afrontar los pagos del próximo año -18.000 millones de dólares-, y la única solución es una respuesta política desde el G20 que doblegue la resistencia de ciertos países que predominan en el board del FMI.

Estados Unidos, Alemania y Japón aún no están dispuestos a considerar una reducción de los sobrecargos -implican 1.000 millones de dólares- y dudan sobre la posibilidad de usar los Derechos Especiales de Giro (DEG) del G7 para cancelar la deuda que pidió Macri en 2018.

SEGUIR LEYENDO:

Crece la pelea entre “halcones” y “palomas” por el perfil del PRO en la Cámara de Diputados

El presidente Alberto Fernández y La Cámpora también repudiaron el ataque de encapuchados al diario Clarín

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Leave a Comment