Cambio Climático: “No hay dudas que el agro es parte de la solución”

Cambio ClimáticoCambio Climático
María Beatriz “Pilu” Giraudo, ex coordinadora de Políticas para el desarrollo sustentable, del Ministerio de Agroindustria y presidenta honoraria de Aapresid.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) se celebró del 31 de octubre al 12 de noviembre de 2021 en Glasgow (Reino Unido). La COP26 tuvo como objetivo acordar y acelerar la acción sobre el Acuerdo de París y establecer los nuevos objetivos climáticos para los próximos años. Los jefes de estado de 197 países asistieron a la cumbre, junto con varios expertos y activistas en cambio climático.

“En la edición de este año, la deforestación y los gases metanos tuvieron un rol fundamental en la conferencia, aunque creemos que el tema del financiamiento debería ser el primero”, sostuvo la productora María Beatriz “Pilu” Giraudo, presidenta honoraria de Aapresid. El ABC Rural, la entrevistó sabiendo su compromiso con estos temas de interés común, luego de haber sido Coordinadora de Políticas Públicas para el Desarrollo Sustentable del Ministerio de Agricultura de la Nación.

-¿Hace falta mayor financiamiento global en temas relacionados con el Cambio Climático?

-Entiendo que sí. Cuando se firmó el acuerdo de París en 2015, los países más desarrollados habían acordado trabajar en crear un fondo de 100 mil millones de dólares para financiar políticas de medio ambiente en países menos desarrollados. Eso finalmente nunca ocurrió. Por eso creo que es muy importante cristalizar todo lo que se trata en estos encuentros y que no solo sea un eslogan.

-¿Es posible la deforestación cero que plantea la COP26?

-Es fundamental frenar la deforestación. Pero se la plantea como sinónimo de sustentabilidad, siendo que la “deforestación cero” debe ir de la mano de una planificación del territorio y un diseño del sistema productivo. Es decir que para que sea sustentable debe permitir producción, desarrollo económico y cuidado ambiental al mismo tiempo.

-¿Es una cuestión que debe impulsarse según la necesidad de cada país?

-Exactamente. Debe tomarse desde una mirada holística y sistémica. No hay que olvidarse que cuidar las comunidades debe ir de la mano de producir de manera correcta. Lo perjudicial sería que Naciones Unidas y la FAO se focalicen en definir lineamientos para un segmento de la población humana global más privilegiada. Realmente sería muy complicado, porque nuestro país y otros, que tienen la capacidad de producir para atender gran parte de las demandas globales, se verían restringidos o limitados.

La importancia de la ganadería

Según Giraudo, con el gas metano, “abren la puerta para atacar a la ganadería”. “No vamos a estar en desacuerdo de reducir el efecto, pero hay muchos hechos que demuestran las bondades de la ganadería bajo un sistema pastoril”, explicó.

-¿La ganadería es un beneficio más que un perjuicio para el sistema ?

-Indudablemente. No lo digo yo, lo dice la ciencia. América, por primera vez en la historia, va en defensa de la producción ganadera de manera unánime. Nuestros sistemas ganaderos son muy colaborativos para el balance de carbono, fundamentales para la dieta humana e importantes para el desarrollo de las comunidades.

Europa y su interés ambiental

Europa tiene que cambiar sus sistemas productivos. Lo que se planteó en la cumbre como el camino a seguir, en países como Argentina, se inició hace tres décadas, habiendo bajado en 1 millón de ton /año sus emisiones, lo que equivale al consumo de 240 mil autos.

“Se hace un uso eficiente del recurso agua, una de las grandes restricciones del futuro. Se han mejorado biológicamente los suelos, adoptando innovaciones biotecnológicas que permiten reducir el uso de agroquímicos y las emisiones”, explica la entrevistada.

-¿Faltó, en la Cumbre, hablar sobre las mejoras que realizó la agricultura al medio ambiente?

-Si, en dos años de pandemia el sector agrícola fue el único que no se detuvo. Sin embargo en ese tiempo todos los indicadores ambientales mejoraron. Por lo tanto me quedo con las ganas de que en esta cumbre este tema también se aborde con mucha mayor profundidad. No hay dudas que la agricultura es parte de la solución y no el problema.

-¿Cómo estamos en la Argentina y en materia de tecnologías agrícolas para enfrentar el cambio climático?

-Tanto nuestro país, como sus hermanos de América del Sur, hace más de 30 años que vienen desarrollando tecnologías que contribuyen a disminuir el dióxido de carbono de la atmósfera. No solo por el secuestro de carbono a través de la fotosíntesis, sino también por la drástica reducción de uso de combustibles fósiles. Se trata de un balance muy exitoso para este problema, que no observamos en otros países como los de Europa por ejemplo.

“Es bueno que haya un llamado de atención. Pero ese alerta debe incluir propuestas e investigación científica”, dice Giraudo.

La juventud y su defensa ambiental

Los jóvenes son sin dudas la generación más comprometida con el medio ambiente. De hecho las distintas organizaciones rurales de investigación y conocimiento, buscan en ellos el principal lema que contribuya a la lucha contra el cambio climático.

“Desde Aapresid joven, hasta las juventudes de las entidades del agro, son las que verdaderamente impulsan cambios y concientización”, explicó Pilu, al tiempo que consideró: “Me preocupan mucho los movimientos juveniles que dan espacio a las grietas, generando pánico en la sociedad sin ningún tipo de rigor científico”.

-¿Hay que encontrar respuestas a partir de la ciencia y el conocimiento? 

-Es que tenemos todo para hacerlo. Estamos en la era del conocimiento. Es bueno que haya un llamado de atención. Pero ese alerta debe incluir propuestas e investigación científica. No podemos generar temor sin pruebas firmes.

“La inversión en Hidrógeno Verde tiene mucho de política”

Consultada sobre la inversión que promete realizar una compañía en la Argentina en Hidrógeno Verde, anunciada por el presidente Alberto Fernandez, la productora dice tener mucho tinte político.

“Fue un anuncio político, pero más allá de eso debe ser bienvenido”, dijo Giraudo. Además, sostuvo que si bien es importante que se hable de estos temas, es fundamental realizar estudios de impacto ambiental antes de concretarlos.

“Deberíamos ser más prudentes con este tipo de anuncios. Fundamentalmente porque tenemos otras posibilidades de inversión en generación de bioenergías”, insistió. En ese sentido, recordó que con el cambio en la Ley de Biocombustibles “estamos dejando de lado muchos emprendimientos locales de bioenergías que se deben proteger”.

“Mucho de ese desarrollo en bioenergía ya estaba en marcha con mucha inversión privada. Hay que profundizarlo y promoverlo para replicar en todo el país”, concluyó la entrevistada.

El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment