Las lecciones de vida de Batistuta: su origen humilde y el día que tuvo que “controlar el ego” por la Selección

Gabriel Omar Batistuta tiene esporádicas apariciones en los medios o cuando publica algo en su cuenta de Instagram suele ser viral. Esto pasó con un extracto de una charla que dio en enero 2020 en el ciclo de conferencias llamado TEDx. El Bati usó ejemplos de su vida para poder explicar cómo él aplicó la disciplina mental en su carrera, y en una de las historias se quebró con una anécdota de su padre.

Comenzó recordando cuando tenía 16 años y “puse la pava sobre el fuego, lustré los zapatos de mi padre, dejé todo preparado para que él se tomara unos buenos mates con espuma, se calzara los zapatos bien lustrados y se fuera a trabajar”.

El ex delantero de la selección argentina recordó que a esa edad se decidió ser futbolista y que “ese día tomé la mejor decisión por mí y por ellos (sus padres)”. Pero el camino fue difícil y reveló cuáles son las claves para seguir adelante en su carrera: “Hay tres cosas que me ayudaron en la vida: tener un objetivo claro, la humildad y la disciplina. Ese día de lluvia yo focalicé mi objetivo”.

El Bati en la previa del Mundial '98. Recordó la sugerencia de Passarella para que se corte el pelo (REUTERS/Stringer)
El Bati en la previa del Mundial ’98. Recordó la sugerencia de Passarella para que se corte el pelo (REUTERS/Stringer) (Stringer ./)

Luego de su paso por Newell’s llegó a River Plate, donde no tuvo continuidad a pesar de haber integrado el plantel que logró el título en la temporada 1989/1990. “Cuando estaba en River estuve seis meses sin jugar. Me entrenaba igual o más que mis compañeros. Y llegaba el domingo, y afuera. Fueron seis meses en los que se me pasó por la cabeza volverme a Rosario, al club donde había surgido, una ciudad que conocía, mis compañeros, pero yo quería triunfar y no podía aflojar”, recordó.

Más allá de no poder jugar sostuvo que “debía entrenarme más, sacar fuerzas de donde no las tenía, a desafiarme, a hacerlo, y fue así. Con esa mentalidad no me venció ni el dolor ni la sensación del fracaso. Mucho más adelante no me ganaron las distracciones que vienen con el éxito y con el dinero y con la fama. Estaba pensando esto y me emociono un poquito; y eso es lo que yo llamo disciplina mental, que nunca me permitió abandonar. Que siempre me permitió mantener el ego en el lugar que correspondía. De mantener el objetivo que tenía allá arriba”.

De inmediato recordó sus problemas en los tobillos y continuó con su exposición afirmando que “tuve la disciplina física para entrenarme a pesar del dolor del tobillo, para entrenarme como si no hubiese otro entrenamiento, como si no hubiese mañana, la misma disciplina que aplicaba todos los días para levantarme, preparar el mate y lustrar los zapatos”, dijo con la voz quebrada y los aplausos acompañaron el emotivo momento.

La foto que subió Gabriel Batistuta a sus redes sociales después de la operación en su tobillo izquierdo (@GBatistutaOK)
La foto que subió Gabriel Batistuta a sus redes sociales después de la operación en su tobillo izquierdo (@GBatistutaOK)

Además elogió a Marcelo Bielsa, al que conoció en La Lepra antes de su proceso a cargo en el seleccionado argentino. “Conocí a uno de mis más grandes mentores, Marcelo Bielsa. Ahí me di cuenta que escuchando desde la humildad uno puede rescatar siempre”.

No dio el nombre, pero hizo una clara referencia a Daniel Passarella por el tema del pelo largo en la selección argentina. “Inclusive muchos años más adelante, cuando mi carrera ya estaba afirmada, me tocó un técnico que me sugirió que me cortara el pelo para poder jugar en su equipo. Por supuesto que me parecía una broma, porque ya hacía cinco o seis años que estaba en Italia y porque para mí el pelo largo era una marca registrada. Y ahí vino la humildad, el controlar el ego, que si no lo hubiese hecho lo habría tenido por el aire. Había hecho un montón de goles y estaba afirmado en la Selección. Pero mi objetivo era hacer historia en la Selección y eso era mucho más importante que cortarme el pelo”, confesó.

Y volvió con el tema de sus tobillos, algo que fue un karma en sus años como futbolista: ”Durante mi carrera el tobillo fue mi punto débil. Los más viejos saben que durante los partidos me dolieron los tobillos, pero lo que no saben es que todos los días de mi carrera me dolieron. Pensé en volverme a Rosario, pero yo quería triunfar, debía sacar fuerzas de donde no tenía y con esa mentalidad no me venció el dolor ni la sensación de fracaso. Mucho tiempo después tampoco me ganaron las distracciones”.

SEGUIR LEYENDO

Lionel Messi volvió a trabajar a la par del grupo de la Selección: qué equipo pondría Scaloni ante Uruguay

Tevez, recargado con Fantino: qué haría si lo busca Gallardo para River y la indirecta para la dirigencia de Boca con un disfraz

Historia jamás contada: Mancuso habló de la renuncia de Riquelme a la Selección y de la pelea de Ruggeri con Maradona

También te puede interesar...

Leave a Comment