Estancia La Oración: espíritu sustentable y su aporte contra el cambio climático

En la estancia La Oración, vienen pregonando el modelo productivo de intensidad agrícola siempre verde, basado en la actividad biológica del suelo potenciada mediante la presencia de cultivos el mayor tiempo posible.

La Oración es un establecimiento agropecuario que impulsa desde hace más de 10 años una visión holística integral del sistema productivo. Está ubicada en el Partido de Salto, en el norte bonaerense, siendo esta una de las regiones agrícolas más importantes del país.

Allí, su propietario, César Belloso, quien lidera Agritec SRL, administradora de la estancia y otros campos que arrienda, es consciente que debe emprender sus planteos productivos con más intensificación y diversidad.

“Estamos convencidos que el paradigma siempre vivo, siempre verde, busca intensificar el sistema logrando fotosíntesis activa el mayor tiempo posible del año”, contó el ingeniero agrónomo Francisco Pugno, uno de los asesores de la firma.

Este modelo, tiene como objetivo capturar carbono, y a su vez desprender muchas más virtudes en el sistema, complementado con diversidad. “Mientras más intenso y diverso sea el sistema agropecuario más rico será en su beneficio tanto para el suelo como para el ambiente”, continuó el ingeniero agrónomo.

La diversidad no se negocia

En los campos de Agritec SRL, la rotación y el empleo de cultivos de servicios son una constante en cada campaña. La diversidad de cultivos embellece el paisaje interno y sus colores muestran una visión amigable.

Es tan diverso el sistema, hasta el punto que la empresa decidió sumar nuez pecan a su producción, buscando ampliar el abanico productivo en La Oración. “También hacemos ganadería como complemento. Diversificar el sistema nos ayuda a ser más sustentables y rentables”, dijo Pugno.

Francisco Pugno, gerente de producción de Agritec SRL

La firma cuenta con mucha incorporación de cultivos de servicios pero también gran cantidad de doble cultivo de cosecha. “Tenemos mucha lógica en el uso de fitosanitarios y fertilizantes y mucho criterio en el monitoreo integral de plagas y malezas”, dice el entrevistado.

“No es sencillo un cambio de modelo productivo”

César Belloso fue un pionero en Aapresid en los años 90 con el empleo de la siembra directa. En ese momento, no fue sencillo impulsar un cambio productivo desde la siembra convencional a la directa. Hoy tampoco lo es, cuando se intenta convencer a los productores sobre la importancia del “siempre verde” en el campo.

Bajo la premisa de diversificación productiva, La Oración, comenzó a incursionar en cultivos de pecán.

“La cabeza de esta empresa agropecuaria es César (Belloso), que siempre fue pionero en producir cuidando el ambiente. Hoy no es sencillo hacerles entender a los productores sobre la importancia de realizar un sistema donde intensificación y diversidad pueden ir de la mano”, expuso Pugno.

Por otra parte, el ingeniero agrónomo dijo que el sistema abordado en esta empresa agropecuaria puede ser replicado en todas las regiones agrícolas del país. “Es un sistema que no solo se hace en el norte bonaerense. Se hace en Santiago del Estero, en el sur bonaerense y en el oeste de la provincia”, explicó.

“Los principios ecológicos son un puntal” 

Para Pugno, la Naturaleza y los principios ecológicos,  son los mismos para todas las regiones productivas, por lo cual el sistema puede desarrollarse en todas las zonas agrícolas.

“Hay que modificar, conocer y estudiar la situación particular de cada zona productiva para luego aplicar el criterio de sustentabilidad más adecuado”, insistió.

El principio de diversidad es abordado anualmente en el establecimiento La Oración, en Salto.

Gracias al sistema siempre verde y a la adopción de cultivos de servicio y rotaciones constantes, lograron reducir notablemente la aplicación de fitosanitarios y la fertilización química. Consultado sobre si en un futuro observa aplicación cero de agroquimicos, el asesor fue contundente. “Ojalá que sí, pero lo dudo mucho”, contestó.

Es que el especialista, apunta a reducir la adopción de herbicidas, insecticidas y fertilizantes con un manejo integral. “Estamos reduciendo las aplicaciones notablemente. Tenemos lotes con una reducción de más del 95% de impacto ambiental”, comentó.

En ese sentido, dijo que usar fitosanitarios de manera óptima, no debería generar un fuerte impacto en el ambiente. “En un sistema donde la biología está promovida en el suelo y la degradación de los fitosanitarios está mucho mas contenida porque los microbios degradan los principios activos no deja que lleguen a las napas, la adopción de bajas cantidades de agroquímicos no genera un problema ambiental importante”, concluyó convencido.

El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment