Elecciones 2021: secretos, trucos y estrategias de Juntos por el Cambio para la recta final de la campaña

María Eugenia Vidal y Diego Santilli
Secretos, trucos y estrategias de Juntos por el Cambio para la recta final de la campaña

Desde hoy, quedan sólo 12 días de campaña antes de que empiece la veda electoral y 14 días para las elecciones legislativas. Las PASO del 12 de septiembre quedaron lejos en el almanaque, pero su impactante resultado siguen condicionando los pasos del oficialismo y de la oposición. ¿Qué hará Juntos por el Cambio para mantener el triunfo en las primarias e incluso ampliarlo? ¿Cómo evitará que el Frente de Todos, con el “plan platita” y todos los recursos a mano, revierta la derrota?

La máxima dirigencia de JxC está segura de que volverá a festejar una victoria a nivel nacional y, en realidad, está más preocupada por lo que sucederá el lunes 15 de noviembre. Hay pronósticos tremendistas acerca del día después de los comicios: muchos imaginan a una Cristina Kirchner radicalizada que, gane o pierda, avanzará aún más sobre Alberto Fernández y repercutirá en una economía que se podría deteriorar aún más al calor de un dólar encendido y de salarios apagados.

En ese escenario tan temido, ¿buscará la Casa Rosada un acuerdo político con la oposición para garantizar la gobernabilidad? Quedan dos años de mandato del Presidente y en la oposición creen que será difícil llegar sin sobresaltos a 2023 si el oficialismo sostiene el discurso contra el Fondo Monetario Internacional (FMI) y los empresarios, demonizados, pero necesarios para salir de la crisis.

Pero primero están unas elecciones legislativas que Juntos por el Cambio quiere volver a ganar el 14 de noviembre para ampliar su fuerza en el Congreso y ubicarse dentro de dos años como una opción competitiva para los cruciales comicios en donde se votará la sucesión de Alberto Fernández.

Patricia Bullrich, con los candidatos en La Pampa
Patricia Bullrich, con los candidatos de Juntos por el Cambio de La Pampa

En el comando de campaña de JxC manejan encuestas que les permiten ser optimistas: sigue superando al oficialismo en cantidad de votos a nivel nacional, con una diferencia de entre 7 y 9 puntos (en las PASO terminó 9 puntos arriba). Y en las ocho provincias en las que se eligen senadores, los sondeos muestran que la principal fuerza opositora ampliará su triunfo en Córdoba y lo mantendrá en Santa Fe, Corrientes y Mendoza, lo mismo que en La Pampa y Chubut, dos de las sorpresas de las PASO, pese a una recuperación de votos del PJ. Según las encuestas, Tucumán y Catamarca seguirán siendo dos de los distritos donde el Frente de Todos podrá exhibir triunfos.

El dato no es menor: si mantiene los resultados de las primarias, Juntos por el Cambio logrará 34 bancas en el Senado, una menos que el Frente de Todos. El plan es sacarle el quórum a Cristina Kirchner en la Cámara Alta y se expresó en un slogan, un hashtag y fotos de dirigentes, candidatos y militantes con los dedos de una mano extendidos para graficar su meta: “Cinco senadores”.

El foco opositor en el último tramo de la campaña estará puesto en Chubut, donde se mantiene al frente en las encuestas Ignacio “Nacho” Torres, el candidato que ganó las PASO y que le permitiría a Juntos por el Cambio quedarse con dos de las tres bancas de senador en juego, y, sobre todo, en La Pampa, otra provincia donde el peronismo parecía imbatible desde la década del ochenta y que en las últimas primarias perdió por 10 puntos ante la suma de las cinco listas de JxC, con el radical Daniel Kroneberger como el más votado para ocupar un escaño en la Cámara Alta.

En el territorio pampeano, las últimos sondeos de intención de voto muestran un resultado más ajustado y, como explican en el equipo de campaña larretista, todo puede variar en las elecciones porque una diferencia de 10 puntos es mucha, pero en esta provincia equivalen sólo a 20 mil votos.

Horacio Rodríguez Larreta recorre el Playón Chacarita
Horacio Rodríguez Larreta recorrió ayer el Playón Chacarita y viajará a La Pampa el próximo fin de semana

Por eso los dirigentes nacionales reforzaron su presencia allí. Bullrich estuvo la semana pasada en Santa Rosa, Intendente Alvear y General Pico junto con Kronenberger y Martín Maquieyra, del PRO, candidato a diputado; Horacio Rodríguez Larreta tiene previsto viajar el próximo fin de semana para apuntalar a los postulantes de JxC y hará lo mismo el jueves y viernes el presidente de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, que combinará una visita a La Pampa con otra a Chubut, donde también pasó el jefe del bloque de diputados del PRO, Cristian Ritondo. El titular de la UCR, Alfredo Cornejo, ya estuvo en esas provincias, pero no regresará porque es candidato a senador por Mendoza y se concentrará en hacer campaña para ampliar la victoria en su tierra.

El panorama es más previsible en la Ciudad de Buenos Aires: convencidos de repetir el triunfo de las PASO, en Juntos Podemos Más sólo mantienen la incógnita del porcentaje de votos que finalmente obtendrá María Eugenia Vidal luego del 48,17% alcanzado en las primarias. ¿Llegará al 53,49% que logró Rodríguez Larreta en las elecciones generales de 2019? Más que igualar aquel resultado, en el comando de campaña porteño buscarán convencer a más votantes en los próximos 12 días de que la mejor forma de ponerle un freno al kirchnerismo también es conformar un bloque de 120 diputados para frenar iniciativas como la reforma judicial que impulsa el Gobierno.

“Estamos cerca de que entre Fernando Sánchez como diputado (está octavo en la lista). Sólo nos faltan 3000 votos -se entusiasmó un estratega larretista-. Y si hiciéramos una muy buena elección podría entrar Sandra Pitta (novena en la nómina) en lugar de Carlos Heller (del Frente de Todos). La Ciudad estaría contribuyendo así con uno o dos diputados que le faltan al bloque para llegar a 120″.

La estrategia del tramo final será explicitada por los candidatos de Juntos Podemos Más en una maratón de notas periodísticas, apuntando al que llaman “voto estratégico”: persuadir a más porteños no sólo de fortalecer la bancada de diputados, sino también de que en momentos de tanta incertidumbre como el actual y el que se abrirá tras las elecciones, hay que apoyarse en dirigentes con experiencia y trayectoria que pueden garantizar la tranquilidad en el país hasta 2023.

Patricia Bullrich y Alfredo Cornejo estuvieron en Chubut con los candidatos de Juntos por el Cambio
Patricia Bullrich y Alfredo Cornejo estuvieron en Chubut con los candidatos de Juntos por el Cambio

En ese armado, que amalgamó candidatos de distintas fuerzas políticas en una misma lista, fue clave el rol de Fernando Straface, jefe de campaña de Vidal, que facilitó la articulación del trabajo con los equipos de Ricardo López Murphy y Adolfo Rubinstein, integrados luego de competir en las PASO.

Dentro de ese esquema hay una intención adicional: quitarle votos o impedir que crezca el economista Javier Milei, la sorpresa de las PASO en la Ciudad, porque el argumento será que un solo diputado en el Congreso no podrá contribuir a parar al kirchnerismo y cambiar el rumbo del Gobierno.

Aun así, las últimas encuestas del larretismo le dan al candidato libertario unos 16 o 17 puntos, cuando en las PASO llegó al 13,70%. Es decir, crece y hace una buena elección, pero no llega a competir por el segundo puesto con Leandro Santoro, del Frente de Todos, como registraban algunos sondeos. “Ya encontró su techo. No salió bien parado del debate de los candidatos. Pero si queda segundo, hay que romper todos los libros y empezar de nuevo”, bromea un asesor de Vidal.

En el equipo de campaña de Juntos Podemos Más caracterizan la composición del voto de Milei como “completamente heterogénea: creció tanto entre los jóvenes como entre los adultos mayores, en el nivel económico bajo y en el alto; es un fenómeno de la antipolítica”. Y, además, hay medido cierto grado de afinidad ideológica entre sus votantes y los de Vidal. Por eso nadie quiere descuidarse: el economista radical Martín Tetaz, segundo de la lista, comenzó a debatir en foros virtuales con jóvenes libertarios para intentar captar su voto, mientras que el liberal López Murphy, cuarto en la nómina, concentró su campaña en la zona norte de la Ciudad, donde busca aumentar los apoyos.

María Eugenia Vidal en una actividad de campaña en Belgrano
María Eugenia Vidal, Martín Lousteau y Ricardo López Murphy en Belgrano, con vecinos que presentaron propuestas

Hay otro gran objetivo que se propone el larretismo en Capital y que es coincidente con el de todos los distritos del país: que vaya más gente a votar en las elecciones generales. Por eso primero se determinó quiénes no lo habían hecho en las primarias del 12 de septiembre y desde entonces comenzó un trabajo de convencimiento con timbreos casa por casa y cartas personalizadas.

En las PASO porteñas votó un 70% del padrón, unos cuatro puntos menos que la participación histórica en las primarias, sin pandemia. Ahora se espera que crezca la cantidad de votantes al número que tradicionalmente se logra en elecciones generales, de entre el 70 y el 78%. Con esos niveles, creen que la lista de Juntos Podemos Más resultará más favorecida: entre los que no votaron en las PASO hay muchos adultos mayores y las simpatías por JxC son más firmes en ese segmento.

Una de las grandes innovaciones de la campaña fue la posibilidad de que los vecinos aporten sus propuestas legislativas. Para eso, los afiches de Juntos Podemos Más sumaron un código QR mediante el cual se accede a un sitio para presentar sus ideas. Se trata de una “tecnología urbana” que tuvo amplia repercusión: hay más de 2500 propuestas y los candidatos ya empezaron a reunirse con quienes participaron de esta iniciativa, como sucedió ayer en Belgrano y el Parque Rivadavia.

¿Y en la provincia de Buenos Aires? “Es un escenario recontrapeleado”, admiten en el comando de campaña de Diego Santilli y Facundo Manes, aunque destacan que ninguna de las últimas encuestas que les llegaron registra que el Frente de Todos pueda empatar o logre dar vuelta la elección. En tres sondeos distintos de intención de voto, la lista de Juntos se mantiene por encima de la oficialista en un promedio de 3 o 4 puntos, en porcentajes parecidos a los de las PASO.

Diego Santilli
Diego Santilli y Facundo Manes compartirán cinco de los últimos días de campaña antes de las elecciones

Esos números implican que Victoria Tolosa Paz tuvo una remontada, aunque dentro de los niveles que los encuestadores consideran dentro del margen de error. Para los expertos larretistas, el Frente de Todos tienen mayores probabilidades de crecer en la populosa Tercera Sección Electoral, la única de las ocho en la que ganó el oficialismo (39,5% contra el 31% de Juntos). En la Primera Sección Electoral, donde triunfó Santilli, el peronismo podría mejorar sólo en algunos municipios (como Merlo y Malvinas Argentinas, por ejemplo), aunque la ventaja opositora en el corredor norte es tan amplia que se considera irremontable si aumenta, como se prevé, la concurrencia a las urnas.

Luego del impactante triunfo por cuatro puntos, los estrategas santillistas se propusieron “fidelizar el voto” del candidato radical para que se no escapara hacia otras opciones electorales. Aseguran que eso se logró, aunque buscarán afianzarlo con más presencia de ambos candidatos: de los últimos diez días de proselitismo, cinco tendrán caminatas o actos compartidos por Santilli y Manes. Incluso, el sábado próximo serán los invitados de Juana Viale en “La noche de Mirtha”, en Canal 13.

La idea sigue siendo que el neurocientífico mantenga su propia agenda de campaña e incluso profundice sus propuestas, como el Plan de Salud Mental que impulsa para afrontar los problemas psicológicos que produjo la pandemia. “Queremos que no se pinte de amarillo (el color del PRO) sino que sea un Facundo auténtico y que mantenga su lazo con la UCR”, afirman en su equipo.

El tramo final de la campaña para consolidar el triunfo bonaerense tendrá un ritmo vertiginoso, con una fuerte recorrida territorial de Santilli y una importante presencia mediática que se irá incrementando, con dos o tres entrevistas por día, solo y con otras figuras de su espacio.

Maximiliano Ferraro y Roxana Reyes, candidata en Santa Cruz
Maximiliano Ferraro, de la Coalición Cívica, con Roxana Reyes, candidata en Santa Cruz: ahora viajará a Chubut y La Pampa

Luego de su visita de anteayer a Bahía Blanca, Coronel Suárez y Coronel Rosales (Sexta Sección Electoral), el candidato de Juntos estuvo ayer en Rafael Calzada y el barrio Don Orione, en Claypole, en el partido de Almirante Brown (Tercera Sección Electoral), mientras que aún se están terminando de definir las recorridas con Manes: irán juntos a Trenque Lauquen, Pehuajó y Junín, y luego estarán en Olavarría y en municipios aledaños. El acto de cierre de campaña será nuevamente en La Plata.

Se mantendrá la presencia de figuras nacionales dentro de un esquema pautado. Mauricio Macri acompañaría a Santilli a su ciudad natal, Tandil. Rodríguez Larreta y Martín Lousteau se sumarán a actividades en la Primera y Tercera Sección Electoral. Bullrich, en la Tercera. Elisa Carrió, en la Segunda. Y también está previsto que aparezca nuevamente Miguel Ángel Pichetto.

La novedad en la estrategia de Juntos es que después de las PASO hubo un acercamiento de sectores evangélicos, que pidieron reunirse con Santilli porque, según le confesaron, están preocupados por la situación social de la Argentina y encuentran coincidencias con él en valores como “el mérito, el esfuerzo, el trabajo y la familia”. Así se gestaron encuentros del candidato con pastores y fieles en La Matanza, Campana y Bahía Blanca (aquí se sumó el intendente Héctor Gay), entre otros lugares.

Para “El Colo”, la cercanía de esos grupos puede aportarle respaldos desde un sector que está representado por la candidata evangélica del Frente + Valores, Cynthia Hotton, quien finalmente superó el piso del 1,5% de los votos en las PASO y participará de las elecciones generales.

Diego Santilli
Diego Santilli participó en Bahía Blanca de un encuentro con representantes evangélicos

Como en Capital, el equipo larretista bonaerense también promovió un “trabajo quirúrgico” para aumentar la participación electoral y lograr que concurran a las urnas aquellos que tienen más posibilidades de votar la lista que lidera Santilli. En las PASO no votaron 3.700.000 bonaerenses, de los cuales se estima que hay 1.200.000 que lo harían por los candidatos de Juntos. Por eso se diseñó un mapa detallado, municipio por municipio, que determina los electores que deben convencer. Además del trabajo de persuasión, Juntos puso en marcha un operativo extenso de distribución de boletas en toda la provincia de Buenos Aires para que la gente la tenga al entrar al cuarto oscuro.

El otro esfuerzo para llegar en mejores condiciones al 14 de noviembre es reforzar la fiscalización. En la provincia de Buenos Aires son más de 30 mil fiscales. Uno de los efectos positivos, pese al desafío del control de los votos en un territorio complejo como el bonaerense, es que ahora habrá más gente: se sumarán quienes fiscalizaron tanto para Santilli como para Manes en las PASO.

Faltan sólo 14 días para las elecciones legislativas. Juntos por el Cambio se juega su papel como fuerza política determinante en los próximos dos años y, a la vez, como alternativa de poder para 2023. A sus dirigentes les preocupa qué sucederá en el país el lunes 15, pero tienen menos de dos semanas para desplegar sus mejores estrategias y evitar que las PASO hayan sido sólo un espejismo.

SEGUIR LEYENDO:

Kristalina Georgieva habló sobre su encuentro con Alberto Fernández: “Nuestros equipos deben trabajar juntos”

María Eugenia Vidal: “Golpe blando fue lo que hizo Cristina después de las PASO”

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Leave a Comment