La protección del trabajo adolescente fue el eje de un seminario de la OIT

Protección del trabajo adolescenteProtección del trabajo adolescente

La Oficina del País de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en Argentina, realizó el tercer encuentro virtual del ciclo “Determinantes del trabajo infantil y políticas públicas en Argentina”, con el seminario Adolescentes: el acceso al trabajo decente y el desafío de la protección, que contó con la participación de especialistas del Gobierno, y de los sectores empresario y sindical.

El evento, que forma parte de las acciones que la OIT y una amplia red de actores públicos y privados llevan adelante en el Año Internacional para la Eliminación del Trabajo Infantil, permitió reflexionar acerca del universo de adolescentes que trabajan en la Argentina, así como las condiciones bajo las cuales desarrollan esa actividad.

El encuentro fue moderado por el especialista en comunicación social Sebastián Prevotel, quien explicó: “El ciclo de seminarios aborda el trabajo infantil pensando en un contexto desafiante. Hoy nos toca un enfoque del problema que tiene que ver con cuáles son los desafíos del trabajo adolescente protegido”.

Temario y disertantes

La jornada, de carácter virtual, se organizó en base una dinámica conversacional, que contó con un espacio orientado a los interrogantes planteados por el público, como también con la presentación de cuatro testimonios pregrabados de jóvenes, entre 18 y 21 años, que relataron su experiencia como trabajadores adolescentes.

Protección del trabajo adolescenteProtección del trabajo adolescente
Participantes del el seminario virtual de la OIT sobre el tema “Adolescentes: el acceso al trabajo decente y el desafío de la protección.

El panel de este tercer seminario estuvo formado por María Natalia Gadea –jefa del Observatorio de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT), Investigaciones y Proyectos–, Guillermo Federico Zone –inspector del Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (Renatre)– y María Belén Noceti –investigadora del Conicet y directora del Grupo de Investigaciones Cualitativas y Etnográficas del Sur (Gices)–.

Alta tasa de no registrados

“La gran mayoría de las acciones que prevé el sistema están enfocadas en los trabajadores registrados”, dijo Gadea, quien explicó que aquello representa “una de las grandes problemáticas que tienen las personas de 16 ó 17 años por las altas tasas de no registro”.

Protección del trabajo adolescenteProtección del trabajo adolescente
Natalia Gadea (captura de pantalla).

Asimismo, la referente de la SRT detalló: “En 2017 había tres millones de personas de esas edades, de las cuales 240 mil trabajaban y en el sistema de riesgos de trabajo teníamos 7 000 registrados. Desde esa fecha hasta la actualidad, ese registro ha ido disminuyendo: en 2018 eran alrededor de 5 000; en 2019, cerca de 4 000; y el año pasado llegó a 2 862 personas”, djio Gadea al referirse a la diferencia entre trabajo adolescente protegido y no protegido.

En el sector rural regional todavía es habitual

En ese sentido, Zone advirtió que en el ámbito rural hay “muchas familias de escasos ingresos donde los adolescentes y muchas veces los niños también, necesitan ayudar con el trabajo a completar su canasta básica y eso está naturalizado”.

El referente de Renatre además precisó: “A mí me ha tocado en el abordaje territorial encontrarme con trabajo adolescente y en la totalidad de los casos, ninguno estaba cumpliendo con los requerimientos que demanda la legislación laboral”.

De acuerdo con este especialista, la mayoría de los trabajadores adolescentes viven en lugares urbanos marginales. “Muchas veces encontramos en la provincia de Mendoza cultivos intensivos de cortos períodos de tiempo, entonces se trasladan desde otras provincias o países y viven en cuadrillas, donde los jóvenes quedan al cuidado de sus hermanos más chicos o haciendo tareas domésticas, o a veces también para completar el ingreso en las familias, van a ayudar a los padres”, dijo Zone.

Motivaciones

Por su parte, Noceti señaló que “el mercado de trabajo es un espacio de relaciones. No solamente hay gente que quiere ir a trabajar, sino que también hay quienes quieren emplear. En ese espacio lo interesante es pensar desde qué lado provienen quienes quieren insertarse y qué abanico de oportunidades están vigentes en el momento que van a buscar ese trabajo”.

Protección del trabajo adolescenteProtección del trabajo adolescente
María Belen Nocetti (captura de pantalla).

Al momento de analizar las motivaciones respecto a la búsqueda de trabajo, Noceti puntualizó que van desde la necesidad de subsistencia, la autonomía progresiva, gastos no priorizados en los hogares, consumos simbólicos, hasta la ayuda a terceros.

Dos interrogantes y un gran desafío

Durante el cierre del seminario, la directora de Inspección del Trabajo Infantil, Adolescente e Indicios de Explotación Laboral del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Silvia Kutscher, planteó dos preguntas centrales para encarar la problemática del marco normativo y las características de dicha protección: “¿Cómo acercamos información a los adolescentes, población y empleadores? y ¿cómo actualizamos el listado de tareas penosas para el trabajo adolescente?”. 

Silvia Kutscher (captura de pantalla).

Para abordar estos interrogantes, Kutscher se refirió a la necesidad de definir “un listado lo más digerible posible” respecto a qué pueden y no hacer, debido a que “la poca claridad que tiene el listado” no contribuye a su aplicación.

El impacto de la pandemia

Al referirse al impacto de la pandemia generada por Covid-19 en el trabajo adolescente, la escuela y la interrupción de la trayectoria escolar, el secretario de Relaciones Internacionales de la CTA Autónoma, Adolfo Aguirre, afirmó que “a partir de la pandemia se visibilizó este universo de millones de personas que se desarrollan en el marco de la informalidad”.

En esa línea, Aguirre precisó: “Los guiones pre pandémicos ya no sirven, necesitamos un plan en el cual no se naturalice esta forma de desarrollo laboral donde no predominan los derechos”.

Adolfo Aguirre (captura de pantalla).

El referente sindical también propuso instalar un plan sostenido para avanzar en criterios de igualdad. “Necesitamos ser influyentes para poder desandar la tecnología de saqueo y construir una tecnología de la justicia social con una distribución equitativa”, dijo Aguirre.

Durante el mes de diciembre de 2021, la OIT Argentina organizará el cuarto y último encuentro virtual de este ciclo, que estará abocado a las características regionales y locales de la oferta educativa.

El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment