Barcelona profundizó su crisis con una dura derrota ante Atlético Madrid y peligra la continuidad de Koeman

.container-video{position:relative;width:100%;overflow:hidden;padding-top:56.25%}.responsive-iframe-video{position:absolute;top:0;left:0;bottom:0;right:0;width:100%;height:100%;border:none}

Ronald Koeman parece haberse quedado sin margen como entrenador del Barcelona. Este sábado, el elenco catalán perdió por 2-0 en su visita al Atlético Madrid por la octava fecha de la Liga española y su DT quedó al borde de la destitución. Fue un nuevo golpe para un equipo que arrastra un andar irregular en el certamen local y que ha caído en sus dos presentaciones en la actual edición de la Champions League.

El partido en el estadio Wanda Metropolitano se presentaba parejo, pero la ventaja para los dirigidos por Diego Simeone llegó sobre los 23 minutos del primer tiempo. Thomas Lemar fue el encargado de abrir la cuenta tras una gran triangulación que terminó en conquista. El tanto, además, motivó una tensa discusión entre dos referentes del Barça como Gerard Piqué y Sergio Busquets por la toma de las marcas y un presunto error del mediocampista en la cobertura del ataque rival.

El segundo gol llegó antes del descanso. Sobre el minuto 44′ Luis Suárez fue el encargado de estirar la diferencia en favor de los Colchoneros. Inmediatamente, el uruguayo hizo un gesto de pedido de disculpas con sus manos, en virtud de su pasado reciente en el Barcelona. Luego, hizo otro ademán que desató una polémica por la posible dedicatoria a Koeman.

Luis Suárez pidió disculpas luego de su gol por su pasado como jugador del Barcelona (REUTERS/Susana Vera)
Luis Suárez pidió disculpas luego de su gol por su pasado como jugador del Barcelona (REUTERS/Susana Vera) (SUSANA VERA/)

Con este resultado, el Barcelona perdió su invicto en la Liga (hasta el momento acumulaba tres victorias y tres empates). Con 12 unidades, el -por el momento- equipo de Ronald Koeman se ubica en la novena posición y algo relegado de la pelea. La contracara es el Atlético Madrid, que con este triunfo llegó a los 17 puntos y alcanzó al Real en lo más alto de la clasificación.

“Era un resultado que no esperábamos y que no queríamos”, dijo Piqué al terminar el encuentro. El defensor, que intentó calmar las aguas en relación a las versiones que indican que hay internas y discusiones en el vestuario, fue honesto y señaló: “Está complicado el tema, esta difícil, estamos sufriendo”.

El encuentro podría sellar la salida de Koeman del cargo de entrenador. Los reportes de la prensa catalana han asegurado en los últimos días que, sin importar el resultado, este sería el último partido del neerlandés al frente del equipo Blaugrana.

SEGUIR LEYENDO:

La tensa discusión entre Piqué y Busquets tras el gol de Atlético Madrid que abrió el partido ante el Barcelona

La discusión entre Koeman y una de las figuras del Barcelona que expone el mal clima en el vestuario

Otra bomba que hace tambalear al Barcelona: Luis Suárez aseguró que “hay una guerra” interna que perjudica al plantel

También te puede interesar...

Leave a Comment