Pulgón Amarillo: temor por la amenaza que significa para el sorgo

pulgón amarillopulgón amarillo
El desconocimiento de esta plaga en Sorgo, sumado a monitoreos deficientes tomaron por “sorpresa” a productores y asesores.

La campaña 2020/2021 de sorgo presentó como jugador estrella del partido al pulgón amarillo. Desde comienzos de año, diferentes estaciones experimentales del INTA recibieron numerosas consultas referidas a la presencia de colonias de pulgones en las hojas de sorgo, llegando incluso a afectar cultivos en Entre Ríos.

Adriana Saluso es la responsable del laboratorio de entomología del INTA Paraná. Es ingeniera agrónoma y doctora en Ciencias Naturales y observa con cierta preocupación la aparición de una plaga incipiente en el cultivo de sorgo, aunque no nueva en la Argentina.

Si bien las causas de la explosión demográfica de esta plaga no son del todo conocidas, la mayor superficie de sorgo sembrado en la presente campaña, sería sin dudas uno de los aspectos que ayudarían a explicar el incremento poblacional del pulgón amarillo y su presencia en distintas regiones agrícolas.

“Es una especie que apareció en esta campaña, aunque en el país estaba citada en artículos del año 1984 en cultivos de caña de azúcar en el norte”, destacó la profesional en diálogo con El ABC Rural.

pulgón amarillopulgón amarillo
Debido al potencial de reproducción, una sola planta puede ser atacada hasta por 30.000 pulgones.

Una amenaza para el sorgo

El daño ocasionado es debido a que succionan la savia de las hojas afectando su funcionalidad, presentando un retraso en su crecimiento y afectando el rendimiento del cultivo. “Es una preocupación para todo el sistema sorguero nacional”, comenta Saluso.

“Debemos monitorear el sorgo desde el inicio del cultivo. Si bien es una práctica que tenemos muy bien incorporada en soja, debemos extenderla a sorgo”

Sobre todo, en las provincias que están situadas al Este del país, puesto que se supone que las infecciones provengan de las zona de Uruguay y Brasil. “Tanto Brasil como Uruguay tienen el problema del pulgón amarillo hace unos años atrás. Ahora nos toca a nosotros enfrentarlo”, indicó.

Para la entrevistada, es probable que las condiciones ambientales más subtropicales beneficien la aparición del pulgón. “No observamos un factor climático exacto. Fue una explosión demográfica multifactorial y que determinó la aparición del pulgón amarillo”, aseguró.

Aunque dijo que la escasez de precipitaciones y temperaturas más elevadas de lo normal pueden proliferar la presencia de la especie en los cultivos. “La temperatura óptima para su adaptación ronda los 28 grados”, dice Saluso.

“Se podría perder hasta el 30% de la producción”  

De acuerdo a los reportes del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria de México, la duración del ciclo de este insecto en promedio va de dos semanas hasta 28 días. Puede obtener aproximadamente 96 ninfas por hembra. La reproducción es predominantemente asexual, con hembras adultas ápteras y aladas que dan origen a ninfas.

“Para la provincia de Entre Ríos se determinó hasta un 30% de pérdida en el rendimiento del sorgo según los estudios realizados”, indicó la responsable del laboratorio de entomología del INTA Paraná.

En la presente campaña -aseguró Saluso- generalmente se llegó tarde en el control, lo que dificultó la eliminación exhaustiva de la plaga con algunos principios activos estudiados por INTA. “A esto hay que sumarle que no tenemos productos registrados para pulgón amarillo en sorgo. Con lo cual todas estas circunstancias hacen que las necesidades de disminuir su impacto son practicante nulas”, aclaró.

La importancia del híbrido

Al no tener certezas considerables sobre un principio activo eficiente, es importante elegir un buen híbrido de sorgo que sea resistente a la plaga. “En INTA determinamos al menos seis híbridos que tienen bajo impacto respecto a la plaga. Por eso creemos que la correcta elección del híbrido es fundamental para disminuir el impacto de la plaga hasta tanto las empresas semilleras obtengan algún material tolerante al pulgón amarillo”, sostuvo.

Para la referente del INTA, la recomendación fundamental en la presente campaña es el monitoreo constante del cultivo de sorgo. “Debemos monitorear el sorgo desde el inicio del cultivo. Si bien es una práctica que tenemos muy bien incorporada en soja, debemos extenderla a sorgo: un cultivo que se monitoreo poco”, lamentó a modo de conclusión.

El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment