Quiénes son las mellizas acusadas de matar a un papá en una fiesta clandestina: una de ellas es futbolista

PRISCILA Y BRISA AYALA
Las sospechosas y la víctima: las hermanas Acebey llevan prófugas más de diez días.

Dylan Lionel Robledo tenía 20, era padre de dos chicos. El 18 de septiembre pasado, salió con amigos un encuentro clandestino en una casa de Lanús. Nunca volvería a ver a sus hijos: en pleno festejo lo asesinaron de un disparo. Hoy, hay dos jóvenes prófugas por el crimen.

Ambas acusadas son mellizas y tienen 19 años. Sus nombres: Brisa Ayelén y Priscila Nicole Acebey. Dejaron a dos nenes sin papá, dijo Rocío, ex pareja de Dylan y madre de Bastián (5), uno de los hijos de la víctima.

Fuentes de la investigación confirmaron a Infobae que las principales sospechosas habían asistido a a la fiesta clandestina junto a Dylan, con quien mantenían un vínculo de amistad. En la noche del hecho, Dylan salió con las mellizas y el primo de las hermanas, llamado Damián, apodado “El Papu”. Los cuatro llegaron a un encuentro en un galpón de la zona de Lanús. Pasada la madrugada, se fueron a otra fiesta en una casa de la calle Talcahuano al 3600. Allí, Dylan fue asesinado.

Durante el festejo, el joven recibió un disparo en la cara cuando supuestamente una de las hermanas tomó un arma y comenzó a disparar. Los primeros testimonios en el expediente que investiga el hecho indicaban que el disparo se habría originado cuando intentaban tomarse una selfie con el arma, pero la investigación a cargo de la UFI N°6 de la jurisdicción determinó lo contrario.

DYLAN ROBLEDO
Dylan Robledo, la víctima.

“‘Las melli’ empezaron a tirar gas pimienta mientras bailaban con el arma en la mano. Se armó lío y le dieron un culatazo a Dylan”, relató un testigo directo del hecho a Infobae. De acuerdo a ese relato, tras el golpe, Dylan perdió el conocimiento. En ese momento, una de las hermanas habría disparado: “El tiro le dio en la cara y lo mató al instante”, detallaron. Esta versión, hasta el momento, es la hipótesis principal del expediente.

Alertados por un llamado al 911, efectivos de la Comisaría 5° de Lanús se trasladaron hasta la casa donde se hacía la fiesta clandestina, pero las mellizas ya habían huido. “Desde entonces, se realizaron nueve allanamientos para dar con las hermanas sin éxito. Sobre ellas recae una orden de detención”, sostuvieron fuentes del caso. Las mellizas siguen prófugas hasta hoy, once días después del hecho.

Quiénes son las acusadas

Priscila y Brisa nacieron el 4 de marzo de 2002 y viven en Lanús. Brisa jugó como defensora las “Santitas de Boedo”, el equipo de fútbol femenino de San Lorenzo: debutó en Primera División el 20 de septiembre de 2019. El año pasado, antes de que la pandemia pusiera en pausa los eventos deportivos, participó de la presentación de la indumentaria del club para 2020. Hoy, sin embargo, no integra el listado de las actuales campeonas del torneo Apertura femenino.

En las redes sociales circulan distintas imágenes de las mellizas prófugas y se las puede diferenciar de forma simple: Priscila está teñida de rubio, mientras que Brisa lleva el cabello oscuro.

PRISCILA Y BRISA AYALA
Brisa Acebey en la presentación de la indumentaria de fútbol femenino de San Lorenzo de 2020 (CASLA TV)

Gabriela, hermana mayor de Dylan, dijo que la víctima conocía a las mellizas y que efectivamente mantenían un vínculo de amistad. “Más de una vez fue a ver jugar a la pelota a Brisa. Mi hermano era un pibe tranquilo y amoroso. Se ganaba la vida haciendo ‘changuitas’. Trabajó de albañil, en un lavadero de coches y también como revendedor de ropa. Nunca le hizo mal a nadie”, afirma.

Una de las amigas de la víctima que pide hablar bajo estricto anonimato por temor a represalias agrega una versión inquietante: “La familia de ‘las mellis’ es pesada en la zona y hasta se dice que después del crimen las mandaron en un remise a Mar del Plata”. Por lo pronto, registros comerciales hablan de un domicilio registrado en Catamarca.

El 23 de septiembre, la familia de la víctima despidió sus restos en el cementerio municipal de Lanús. Horas después, con el apoyo de varios amigos, hicieron una marcha para pedir justicia en una plaza de Valentín Alsina. Temen, básicamente, que el caso quede en la nada.

La madre de Dylan compartió sus palabras en Facebook, en donde se repiten los escraches a las hermanas Acebey, donde las llaman “asesinas”:

Quiero que sepan que es inexplicable el dolor que siento. Gracias a todos los amigas y amigos que se acercaron a mi casa. Como que me llamo Marysol Fátima Robledo se hará justicia y no voy a parar hasta que encuentren a la culpable de la muerte de mi hijo, prometió la mujer.

SEGUIR LEYENDO

La insólita nueva vida de Fulgencio, el sicario de la Villa 31 prófugo por el crimen de un vendedor de chipa

Una banda de gitanos le robó 38 mil dólares a una dentista con un secuestro virtual

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Leave a Comment