El repartidor de pizza que mató a golpes al ladrón que le robó la bicicleta podría ser condenado a perpetua

Las imágenes de la paliza que recibió Javier Coria (22) tras robar una bicicleta en Moreno son tremendas. El ladrón agonizó durante ocho días en el hospital Larcade de San Miguel pero no sobrevivió: murió en las últimas horas. Ante esto, se complicó la situación judicial del repartidor de pizza que lo molió a golpes y del vecino que lo ayudó a capturarlo: fueron acusados de homicidio agravado por alevosía y enfrentan una condena a perpetua.

Se trata del delivery Eduardo Maidana, de 19 años, a quien Coria le había robado la bicicleta y el celular; y de Rodrigo Tejeda (29), el conductor de la camioneta que ayudó al repartidor de pizza a perseguir al delincuente. Ambos no se conocían.

El robo y la paliza ocurrieron el 19 de septiembre pasado en la localidad de Villa Trujui y la fiscal de la UFI N°3 de Moreno, Luisa Pontecorvo, dispuso la detención de Maidana y Tejeda, en principio por el “homicidio en grado de tentativa” de Coria.

Es que tras la golpiza el ladrón quedó internado en grave estado a causa de los politraumatismos craneoencefálicos que sufrió durante el ataque a patadas de Maidana.

Sin embargo, tras la muerte del delincuente, ambos quedaron imputados por “homicidio agravado por alevosía”, es decir, que para la fiscal Pontecorvo Coria estaba en un estado de indefensión cuando fue atacado.

Golpeó al ladrón y quedó detenido por intento de homicidio
No bien lo alcanza, le tira la bicicleta encima

Así, Maidana fue considerado “autor” del crimen y Tejeda, “partícipe necesario”. En ambos casos la pena en expectativa es de prisión perpetua. Los dos detenidos solicitaron ante el Juzgado de Garantías su excarcelación extraordinaria, mientras que la fiscal Pontecorvo los indagará por el nuevo delito el jueves próximo.

El caso

La tragedia comenzó a escribirse el 19 de septiembre alrededor de las 21, cuando el repartidor de comida Maidana fue asaltado en el cruce de Carriego y Aeronáutica Argentina, del barrio Lomas Verdes, de la localidad de Villa Trujui.

El ladrón lo golpeó y se llevó su herramienta de trabajo: la bicicleta. También el celular. Pero Maidana no se quedó quieto y comenzó a correr al delincuente. Fue en esa persecución que se cruzó con Tejeda: iba a bordo de una camioneta Peugeot 504. Ambos eran desconocidos pero el conductor ayudó al delivery a perseguir al asaltante.

En el cruce Belisario Roldán, entre Acoyte y Equidad, del barrio 202 de Trujui, Tejeda alcanzó y encerró a la bicicleta con la camioneta. Así, provocó la caída de Coria. Toda la secuencia quedó registrada por una cámara de seguridad, cuyo video es una prueba clave del expediente.

En esas imágenes se observa cómo Maidana se bajó de la caja de la camioneta, le dio primero una trompada a Coria y, luego, le arrojó encima la bicicleta. No contento con eso, le comenzó a dar patadas en la cabeza hasta dejarlo inconsciente.

Golpeó al ladrón y quedó detenido por intento de homicidio
Pateó al ladrón hasta dejarlo inconsciente y le robó las zapatillas

También se vio en la filmación que el delivery se volvió a acercar a Coria, le sacó el par de zapatillas y se subió a su bicicleta recuperada. Por lo que Maidana también enfrenta el delito de “robo”.

Cuando Maxi, el hermano del ladrón llegó al lugar alertado por un vecino, su hermano estaba tendido sobre el asfalto inconsciente, con el rostro ensangrentado. Ocho días quedaría internado en grave estado hasta su muerte en las últimas horas.

El abogado penalista Hugo López Carribero, que representará al padre del delincuente muerto en la causa como particular damnificado, dijo a la agencia de noticias Télam: “La ley protege la legítima defensa, pero nunca la venganza, que está fuera de la ley. Acá no hay ley del Talión, no es ojo por ojo, diente por diente. Y estamos convencidos de que se trató de un homicidio y que merece la pena máxima”.

Incluso, López Carribero estimó que va a ser un caso que “seguramente va a terminar en un juicio por jurados”. Y siguió: “En ese eventual debate al que lleguemos, nosotros vamos a pedir la prisión perpetua porque es lo que corresponde en función de lo que establece el propio Código Penal”.

SEGUIR LEYENDO

La insólita nueva vida de Fulgencio, el sicario de la Villa 31 prófugo por el crimen de un vendedor de chipa

Mordidas y una aguja oxidada: así fue el brutal asesinato de un bebé en Berazategui

Una banda de gitanos le robó 38 mil a una dentista con un secuestro virtual

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Leave a Comment