Case IH donó motores para apoyar la educación agrícola

case ihcase ih

Siguiendo con el lineamiento de aportar conocimiento y fortalecer el vínculo con los futuros profesionales del agro, Case IH, marca de CNH Industrial, entregó motores a dos escuelas técnicas de la provincia de Córdoba, Argentina.

A través de su concesionario Máquinas del Centro y con el objetivo de contribuir al desarrollo agroindustrial regional, la marca realizó la donación de dos motores destinados a establecimientos de la provincia.

Un Cursor 9 de FPT Industrial se entregó al Instituto Agrotécnico Salesiano (IAS), ubicado en la localidad Colonia Vignaud, departamento San Justo, y un motor Cummins 5.9 fue cedido al Instituto Provincial de Educación Agrotécnica (Ipeayt) N°242, de la localidad de Morteros. Las donaciones se realizaron cumpliendo los protocolos de bioseguridad locales correspondientes.

Favorecer la educación de futuros profesionales

“Muchas veces los jóvenes no se inclinan por trabajar en sus pueblos y optan por migrar a grandes ciudades para obtener mejores oportunidades laborales”, explicó Guillermo Mendiola, gerente de Servicios de Case IH, y agregó: “En este sentido y para fomentar el trabajo rural, la marca comenzó una fuerte relación con las escuelas técnicas de la zona, y se entregaron los primeros motores que tendrán como objetivo principal favorecer la educación de los jóvenes y futuros profesionales del área”.

Los motores donados se entregaron con su respectivo manual de servicio para que puedan ser desarmados y estudiados en las escuelas. “Una vez finalizada la pandemia, invitaremos a los estudiantes a conocer los concesionarios y les brindaremos charlas técnicas sobre los productos y herramientas especiales que utiliza la marca”, explicó Mendiola.

Motores de última tecnología

“Lo que buscamos con este proyecto es incentivar y promover la educación de las próximas generaciones”, afirmó por su parte Rodrigo Alandia, gerente de Marketing de Case IH.

Es por ello –agregó- que les ofrecemos a los alumnos las primeras herramientas que les permiten tener un contacto con la realidad, con motores de última tecnología, y acercarlos a la industria laboral”.

“El objetivo de la donación –afirmó Alandia- es conectar con los jóvenes, vincularlos con la marca y mostrarles cómo funciona la tecnología para que, en un futuro, puedan tener la posibilidad de trabajar con nosotros”.

Aprendizaje compartido

La directora de la escuela IPEAYT N°242, Viviana Angonoa, reflexionó acerca de la adquisición: “La donación de este equipo es muy importante para nuestra institución. Esperamos que los estudiantes comprendan el funcionamiento básico de un motor de maquinaria agrícola, sepan distinguir sus partes y componentes y puedan aplicar las técnicas de seguridad aprendidas durante las clases teóricas”.

“Nos halaga que nos hayan seleccionado para realizar la donación, ya que nuestra institución cuenta con pocas herramientas para las prácticas de esta especialidad, sintiéndose los docentes muy agradecidos por esta posibilidad de aprendizaje compartido”, finalizó.

Capacitación permanente

Desde Máquinas del Centro, Álvaro Passero, gerente de Posventa del concesionario, destacó el valor de las donaciones: “Además de colaborar con los colegios que no cuentan con materiales de este tipo para estudiar, también sabemos lo importante que es que los alumnos estén informados y sepan donde apuntamos los concesionarios y donde apunta Case IH en un futuro no muy lejano como marca.

“Ellos son los próximos técnicos u operarios de maquinarias en las que la tecnología está cada vez mas impuesta y es crucial mantenerlos capacitados para que puedan ingresar en el ámbito laboral con una base sólida”, dijo.

Sobre las instituciones educativas

El IAS es el único colegio secundario de Colonia Vignaud y una de las dos agrotécnicas salesianas que quedan en la provincia. Funciona además como casa y parroquia de los alumnos.

Esta institución posibilita a los jóvenes estudiar en sus lugares de origen, brindando oportunidades a quienes viven en zonas rurales, y les permiten aprender desde las prácticas productivas para que tengan un medio de sustento en el futuro.

Por su parte, la Ipeayt N°242 es un secundario Agrotécnico creado en 1989 que ofrece el título de técnico en Mecanización Agropecuaria o técnico en Producción Agropecuaria. La institución fue incorporando esta especialidad industrial respondiendo a necesidades del sector agroindustrial.

El objetivo es que ambas especialidades se puedan complementar y formar jóvenes, futuros técnicos con espíritu emprendedor.

El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment