El Frente de Todos desembarca en tres ciudades bonaerenses gobernadas por Juntos por el Cambio para sumar votos en distritos opositores

alberto fernandez sergio massa moron kicillof
El presidente Alberto Fernández, Sergio Massa, y el gobernador bonaerense Axel Kicillof. (ESTEBAN COLLAZO/)

Los principales socios del Frente de Todos, excepto Cristina Kirchner, desembarcarán esta tarde en tres ciudades gobernadas por Juntos por el Cambio en la provincia de Buenos Aires para el cierre de la campaña del oficialismo antes de las PASO del próximo domingo. El presidente Alberto Fernández, el gobernador Axel Kicillof, el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa y el jefe del interbloque oficialista, Máximo Kirchner hablarán desde Mar del Plata, Junín y Bahía Blanca, distritos liderados por intendentes opositores. Con la mira en la “transformación productiva a largo plazo” de la zona, encabezarán un cierre de campaña atípico, “coral”, con discursos contra la oposición de cara a unas elecciones que se proyectan peleadas.

Los detalles del acto se terminaron de definir en un almuerzo que compartieron ayer el Presidente, Sergio Massa, Máximo Kirchner y los equipos de comunicación en el Complejo C de Chacarita, donde se instalará el búnker del Frente de Todos el próximo domingo, al igual que en 2019. Pero el acto “central” en el distrito más poblado del país viene organizándose desde la semana pasada principalmente entre los equipos bonaerenses, que invitaron al gabinete nacional y provincial y que permitieron la presencia de militantes para imprimirle “mística” a un cierre que hasta ahora tuvo tonalidades sobrias por la situación sanitaria.

Hasta anoche había cinco sillas en el escenario, desde donde hablarán Daniel Gollan, Victoria Tolosa Paz, Axel Kicillof y Alberto Fernández, en ese orden. El quinto orador no estaba definido. “Vamos a ir por una coralidad territorial con determinación de ganar”, dijo anoche un importante armador del Frente de Todos sobre el acto donde “La Feliz” será el centro de la escena a partir de las 15, con el Presidente y el gobernador en el centro de la escena desde el teatro Auditorium. En simultáneo, Massa se conectará desde el Club Atlético Argentino de Junín junto a Marcela Pazzo y otros candidatos de la cuarta sección; y Máximo Kirchner hablará en el Club Villa Mitre de Bahía Blanca.

El objetivo era realizar las presentaciones en lugares al aire libre -en Mar del Plata, por ejemplo, se pensaba en la emblemática Rambla-. Pero finalmente se eligieron estadios cerrados debido a la tormenta que azota a la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires desde el fin de semana, y que promete prolongarse por varios días más. De hecho, el acto de cierre nacional que estaba proyectado el jueves en La Plata se trasladó a Tecnópolis por el mal clima.

Las ciudades en las que se distribuirá el acto son las tres cabeceras de sección del interior de la provincia de Buenos Aires -la cuarta, la quinta y la sexta- donde el oficialismo quiere revertir las bajas performances de las últimas elecciones. La selección de esas localidades bonaerenses se debió a su importancia en cantidad de habitantes -pertenecen a las secciones más pobladas después de la Primera y la Tercera-, pero también al hecho de que son ciudades centrales a nivel productivo gobernadas por intendentes opositores -Pablo Petrecca, Héctor Gay y Guillermo Montenegro-.

“Siempre decimos que las ciudades más importantes son diez. Estas tres forman parte de ese grupo por la cantidad de gente y por ser cabeceras de las secciones”, señaló un armador. En particular, Mar del Plata fue elegida como centro por su “capacidad productiva”. “La Feliz, es nuestro lugar por excelencia, queremos que recupere esa felicidad y ese lugar de privilegio para el veraneo”, describieron desde el Frente de Todos.

Más allá de las PASO de este año, los distritos opositores del interior de la provincia representan un territorio a conquistar a mediano plazo. “Si bien queremos que nos vaya bien el domingo, no son un objetivo solo para esta elección. Queremos plantar la bandera de que son tres ciudades fundamentales en nuestro proyecto de transformación productiva, social y cultural”, deslizó un funcionario del oficialismo que conoce de cerca el territorio bonaerense.

A la cumbre en Mar del Plata, además de Alberto Fernández, el gobernador y los principales candidatos, Tolosa Paz y Gollán, también fueron invitados varios de los postulantes de la nómina que cerró hace un mes y medio con fuerte preponderancia de figuras vinculadas a Cristina Kirchner. Sin embargo, la vicepresidenta no estará presente en la ciudad costera que había elegido en 2017 para cerrar la campaña de Unidad Ciudadana en el teatro Radio City. En ese momento, ella misma era candidata a senadora en unas elecciones legislativas, donde finalmente perdió contra el macrista Esteban Bullrich.

Desde los distintos espacios aseguraban que la vice se ausentará hoy para “no repetir el formato de apertura” de la campaña bonaerense, que se realizó hace algunas semanas en el Estadio Único de La Plata junto a Alberto Fernández. “Ella priorizó en ese momento la puesta en marcha de la campaña, ahora no va a estar porque sino era exactamente el mismo acto. El hecho de que no estén todos en el mismo lugar tuvo que ver con hacer algo distinto para que sea atractivo”, justificó una fuente provincial. Otros argumentaron que la vice no estará para “evitar eclipsar” al resto de los dirigentes y candidatos. “Después todos los medios la levantan a ella. No estar fue un gesto hacia el resto”, aventuró un importante portavoz.

Las miradas más suspicaces apuntaban Cristina Kirchner eligió no aparecer para mostrar su malestar con Alberto Fernández por errores en la gestión y por la foto de Olivos. En el Frente de Todos admitían que el clima estuvo “muy tenso” durante las semanas más calientes de la campaña para las PASO, pero descartaban esas visiones.

En este contexto, ayer Cristina Kirchner eligió “aparecer” en la escena pública dos veces, después de casi tres semanas de silencio. La primera fue con un tuit donde elogió los resultados del cepo a las exportaciones de carne, un guiño económico en el contexto de una campaña nacional que buscó basarse en la “reactivación” en medio de la crisis, en el marco del fuerte descontento de los votantes, tanto propios, como “blandos” (o “desideologizados”, según la jerga de los encuestadores).

La segunda reaparición, el mismo día, fue con una llamada supuestamente espontánea a una vecina a través del celular de Máximo Kirchner, cuando el dirigente camporista recorría Quilmes -localidad de la Tercera Sección, donde la vice tiene su base de sustentación política más importante, gobernada por la intendenta kirchnerista Mayra Mendoza-. En los distintos espacios del Frente de Todos se abstuvieron de realizar lecturas sobre el comentado faltazo de Cristina Kirchner a la cita de esta tarde, pero aseguraban que el clima político interno “mejoró mucho” en los últimos días y atribuían su sorpresiva irrupción en la arena pública al intento de mostrar “unidad en la diversidad” y de “dejar atrás” los cuestionamientos.

SEGUIR LEYENDO

El Gobierno advirtió sobre posibles demoras en el conteo de votos: los resultados provisorios de las PASO se conocerían a partir de las 23

Cómo serán las PASO: prioridad para mayores de 70 años, más lugares para votar, distanciamiento y poco contacto con las autoridades de mesa

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Leave a Comment