Brasil suspende exportaciones de carne a China tras confirmar dos casos de “vaca loca”

Brasil es el mayor exportador del mundo. La confirmación de dos casos de la enfermedad de “vaca loca” provocó un autoembargo de las ventas a China. (Bloomberg Creative Photos/Bloomberg Creative)

El Ministerio de Agricultura de Brasil anunció este sábado (4 de septiembre) la confirmación de dos casos de EEB, la enfermedad de las “vacas locas”, que estaban bajo investigación. Se espera que se reconozcan como casos atípicos; es decir, diferentes de un brote, lo cual es el enfoque del gobierno brasileño. Brasil es el mayor exportador de carne a nivel global, con 23% de los embarques totales.

El resultado de las contrapruebas analizadas por un laboratorio canadiense llegó la noche del viernes a Brasilia, lo que llevó a la ministra de Agricultura, Tereza Cristina, a tomar medidas preventivas.

Para la Argentina, un exportador clave también a China, esta salida temporal de Brasil no podrá ser aprovechada en plenitud, ya que el Gobierno de Alberto Fernández tiene cuotificadas en un 50% las ventas al exterior.

Suspensión a partir de este sábado

El Ministerio de Agricultura y Ganadería de Brasil informó a los frigoríficos brasileños que las exportaciones brasileñas de carne de vacuno a China quedan suspendidas a partir de hoy. El autoembargo es parte del protocolo de cuarentena firmado entre los dos países y se considera una señal de buena fe para evitar más daños.

Junto con la comunicación a China, el mayor comprador de carne brasileña, el gobierno brasileño también debe informar a la OIE (Organización Mundial de Sanidad Animal), que a partir de la recepción de la información tiene 48 horas para emitir su postura al respecto.

Las fuentes dijeron a Bloomberg Linea que los síntomas de la enfermedad se observaron en dos vacas de edad avanzada, una en Minas Gerais y la otra en Mato Grosso, dos estados considerados entre los principales productores cárnicos en Brasil.

Un caso diferente al brote de los años ’90

Como se trata de animales viejos y no hay indicios de que la transmisión se haya producido por alimentación de fuentes animales (que está prohibida en Brasil desde la década de los 90), se espera que los casos se clasifiquen como “atípicos”, lo que es diferente de un brote como los que experimentó el Reino Unido en los años 80 y 90. La diferencia en esta ocasión, en relación con los episodios atípicos anteriores en Brasil, es que se trata de dos animales, no sólo uno.

En 2019, cuando se identificó otro caso de EEB atípica en Mato Grosso, en una vaca del municipio de Nova Canaã, el embargo chino duró 13 días.

La ministra Tereza Cristina ya informó a las autoridades chinas sobre la confirmación de los casos e hizo la formalización por carta este sábado. Con ello, las autoridades chinas evaluarán todos los documentos y, sólo entonces, decidirán si liberan o no las exportaciones brasileñas. Todavía no está claro si otros países podrán suspender las importaciones de carne brasileña en los próximos días.

El impacto en el mercado

Desde el miércoles, cuando aparecieron las primeras informaciones sobre los casos, el mercado reaccionó. Gran parte de los mataderos de Brasil suspendieron las compras a la espera de más información.

De acuerdo con dos expertos consultados por Bloomberg Línea la mañana de este sábado, la suspensión de los envíos de carne al extranjero provocará un fuerte aumento en la oferta interna. Los precios de la carne han sido un importante factor inflacionario en Brasil este año. (Por Alexandre Inacio y Graciliano Rocha. Blomberglinea com.ar)

El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment