Fiesta en Olivos: cómo continuará la causa después del fallo que envió el caso a la justicia de San Isidro

Fabiola Yáñez - quinta de olivos - cumpleaños cuarentena - Alberto Fernández
El festejo el 14 de julio del año pasado cuando estaban prohibidos

Después de la decisión del juez federal Sebastián Casanello de enviar a la justicia de San Isidro la causa por el festejo el año pasado en la quinta de Olivos del cumpleaños de la primera dama Fabiola Yañez en lo más estricto de la cuarentena, en el caso se abren varios caminos. El expediente puede recorrer distintos lugares en los que hay como única certeza que la definición del caso se extenderá en el tiempo.

Casanello se declaró incompetente para intervenir en el caso porque sostuvo que los hechos ocurrieron en Olivos y que por lo tanto corresponde que intervenga la justicia federal de San Isidro, de quien depende la zona de la quinta. El pase del caso no es inmediato. Hay tres días para que las partes del caso apelen esa decisión. Puede hacerlo el fiscal federal Ramiro González o las defensas de los imputados, entre ellas el propio presidente Alberto Fernández que se presentó en la causa como abogado propio y pidió su sobreseimiento o, en caso que no lo acepten, una conciliación económica para cerrar el caso. Si alguna parte apela la decisión de Casanello será revisada por la Cámara Federal de Comodoro Py. El tribunal deberá decidir si confirma o no la incompetencia.

Si nadie apela, el fallo del juez quedará firme y la causa pasará a la oficina de Lino Maribelli en San Isidro. Se trata del magistrado de esa jurisdicción que está de turno durante todo septiembre. El magistrado tendrá que resolver si se queda o no con el caso. Es que si bien la jurisprudencia establece que el caso lo toma el juez de turno en San Isidro ya hay una denuncia por el cumpleaños en Olivos. Ese expediente lo tiene la segunda magistrada de la jurisdicción, Sandra Arroyo Salgado. La jueza le había preguntado a Casanello por el expediente para saber su contenido. La expectativa era si le iba a pedir el caso. No lo hizo.

Desde el gobierno nacional dijeron hoy que no quieren a Arroyo Salgado al frente de la causa. “Creo que es conocido para todos que con nuestro espacio político, Arroyo Salgado claramente no garantiza ningún tipo de objetividad ni imparcialidad, porque lo demostró su conducta los últimos años. No es lo más adecuado si se espera una investigación imparcial. Hay opiniones públicas que rozan mucho lo personal, y es respetable”, dijo el viceministro de Justicia de la Nación, Juan Martín Mena, en un reportaje con Radio 10 en el que también sostuvo que no estaba de acuerdo con el cambio de jurisdicción de la causa. Arroyo Salgado es la ex esposa del fallecido fiscal Alberto Nisman. La jueza fue querellante en la causa penal y criticó duramente al entonces gobierno de Cristina Kirchnber.

Alberto Fernández encabezó un acto del Frente de Todos en Tecnópolis
El presidente Alberto Fernández

Cualquiera sea el juez de San Isidro que intervenga tendrá que resolver si se queda o no con el caso. Es que puede no compartir el criterio de incompetencia de Casanello y devolverle el expediente. Si eso ocurre, Casanello puede rever su criterio o quedarme con el caso o mantener su postura. Allí la Cámara Federal de Comodoro Py, ante un conflicto de competencia entre dos jueces, deberá resolver quién se la queda.

Si finalmente el caso queda en San Isidro el expediente tendrá una suerte de “fojas cero”. El caso ya tiene medidas de prueba, presentación de las partes e imputaciones. Pero el nuevo magistrado podrá darle o no otra dirección a la causa.

Todos estos pasos procesales implican que la causa demorará en tener una resolución en el corto plazo. Hasta ahora dos partes habían hecho pedidos concreto. Una fue Stefanía Domínguez, amiga de Yañez y una de las que estuvo en el cumpleaños. Su abogado Mauricio D’Alessandro pidió la inconstitucionalidad del decreto de necesidad y urgencia que estableció la cuarentena. El fiscal González dictaminó por rechazarlo. El juez que tenga el caso deberá resolverlo.

Y el segundo fue Alberto Fernández con su planteo de que no hubo delito. Pidió ser sobreseído o pagar la mitad de su sueldo durante cuatro meses al instituto Malbrán como reparación por lo que el jefe de Estado reconoció como un error.

SEGUÍ LEYENDO:

La gigante alimenticia Molino Cañuelas pidió un concurso preventivo de acreedores

Los autos 0 km de más de $ 3 millones pasarán a pagar el “impuesto al lujo”

Horacio Rodríguez Larreta alertó sobre la apatía para ir a votar en las PASO: “Esperamos una participación lo más alta posible”

Fuente: InfoBae

También te puede interesar...

Leave a Comment