Siguen inquietando los hechos de inseguridad rural en Pergamino

El productor Alberto Perfumo, uno de los afectados por los hechos de inseguridad en la zona rural de Pergamino. En su casa del campo hay secuelas de los destrozos de los delincuentes (Foto La Nación)

Las situaciones de inseguridad en diferentes zonas rurales del país siguen siendo una noticia cada vez más frecuente. Esa circunstancia se visibilizó más notoriamente, con la ayuda –claro está- de las redes sociales que todo lo muestran y todo lo exhiben, convirtiéndose en caja de resonancia de las inquietudes de los vecinos de áreas rurales.

Recientemente fue noticia a nivel nacional la preocupación de productores de la zona de Pergamino por el aumento de esos hechos, algunos con connotaciones violentas, que llevaron a al reclamo de soluciones a las autoridades.

Es que en este distrito del norte bonaerense se registró en los últimos meses un crecimiento de delitos habituales en los campos, tales como rotura de silobolsas, robo de mercadería, abigeato, hurtos y otros hechos menores.

Tan solo a modo de ejemplo, se cita el caso de Sebastián Campo, presidente de la filial Pergamino de Federación Agraria Argentina, quien hace poco tiempo explicaba a El ABC Rural haber sido objeto de robo en su campo.  “Derribaron la puerta de una vivienda deshabitada y se llevaron varios motores y accesorios que utilizamos para trabajar”, contó el dirigente.

Campo explicó que, entre los elementos que buscan los delincuentes, se encuentra el cobre como principal objetivo. “En la zona de Acevedo los robos son una constante. Pero también tuvimos que lamentar sucesos en Guerrico, El Socorro, Fontezuela y J. A. de la Peña, entre otras localidades del Partido de Pergamino”, dijo entonces.

Hirieron de un balazo al encargado de un campo

Sin embargo, hace poco ocurrió un hecho que elevó la preocupación de los productores por la agresividad de los delincuentes en ocasión de un robo, cuando hirieron de un disparo a un trabajador de una chacra situada en Francisco Ayerza, a unos 7 kilómetros de Pergamino, cuyo dueño, Claudio Cogo, aunque vive allí, no se encontraba en el momento que individuos ingresaron a su campo y le dispararon al encargado hiriéndolo de bala a la altura de una de sus clavículas.

Los maleantes se llevaron herramientas valuadas en más de 800.000 pesos y animales, indicó el propietario, quien sostuvo ante Infobae que “el uso de arma de fuego es algo nuevo” en la zona.

Movilización de productores y vecinos

Mariano Villeta, quien arrienda una pequeña fracción de campo también ubicada entre J.A. de la Peña y Acevedo, dedicada más al esparcimiento que a la producción, también sufrió una situación de inseguridad hace dos años.

“Después de varios hechos ocurridos en campos vecinos, entraron en nuestra propiedad, rompiendo un candado y la puerta y aunque no se llevaron muchas cosas de valor, destruyeron todo. Hubo en esa época una sucesión de robos a vecinos a razón de un robo por noche con ‘cero’ presencia policial. Eso fue preocupante”, dijo Villeta a este medio.

Más de 50 productores del partido de Pergamino se autoconvocaron en la localidad de J.A. de la Peña para analizar la crítica situación que vive la zona rural por los altos índices de delitos que se vienen sucediendo.

Dijo que, si bien el año pasado esos delitos se detuvieron, este año “arrancaron de vuelta, uno por noche, pero la frutilla del postre fue el tiro que recibió el empleado de la familia Cogo, en su chacra; ahí la preocupación pasó a mayores para todos”.

“A raíz de eso tuvimos una asamblea primaria, solo de vecinos, sin autoridades y una segunda reunión con un fuerte debate con autoridades municipales y policiales quienes dieron sus explicaciones”.

Falta de medios

Una de las razones esgrimidas por la Patrulla Rural a cargo del comisario Christian Colas, es la falta de medios ya que la fuerza debe patrullar con escasos recursos los 3500 kilómetros de caminos rurales de los 12 pueblos y cuidar las 298 mil hectáreas que tiene el distrito, con 22 efectivos del Comando de Prevención Rural y solo una camioneta Ford Ranger.

“Todos comprendemos su falta de medios, pero también planteamos que la Policía tiene una función que es cuidarnos. Lo mismo le dijimos al Fiscal y al secretario de Seguridad de la Municipalidad, presentes en el encuentro. Sabemos que la Municipalidad no tiene injerencia en el manejo policial, que la Policía y la Fiscalía hacen lo que pueden, pero todo eso es insuficiente”.

Asimismo, Villeta remarcó que los productores pidieron mayor compromiso de los jueces que entienden en ese tipo de causas. “Nosotros sabemos cómo trabaja la Policía, la Fiscalía, el Municipio, pero también queremos que los jueces algún día pongan la cara y nos digan ‘hacemos tal o cual cosa’. Porque bien sabemos que en estos robos calificados como ‘menores’, si intervienen menores y son detenidos, rápidamente quedan afuera y son los que vuelven a robar”.

Positiva respuesta y compromiso de los productores

“De todas maneras –finaliza diciendo Villeta- lo más positivo de todo esto es que estamos unidos ante una situación de inseguridad que no es solo nuestro caso en la zona rural, sino que finalmente atañe a todos. Esta situación de desprotección en algún momento, de alguna forma, tendrá que detenerse, pero debemos entender que tenemos que involucramos, ser participativos, cuidarnos entre nosotros”.

Robo de transformadores eléctricos

Recientemente se produjeron diferentes hechos de vandalismo sobre los transformadores que se utilizan en las redes de electrificación rural y que cuentan entre sus componentes, una importante cantidad de cobre, objeto del delito, ya que las carcasas de esos artefactos son abandonadas en el campo. Según trascendidos, en menos de 12 días robaron unos 15 transformadores.

Uno de esos hechos los sufrió Mariano Rossi, propietario de un campo cercano a J. A. de la Peña. “El viernes 6 de agosto alrededor de las 18:00 recibimos el aviso del sistema de alarmas que se había cortado la luz en el campo”, contó a El ABC Rural.

“Dimos parte a la Policía, pero de todos modos fui hasta el campo. Cuando iluminé con la camioneta vi el trasformador tirado en el piso. Entré solo porque la Policía no había llegado y vi que estaba roto, con evidentes signos que habían robado lo que tiene en su interior que, según me comentó luego personal de la Cooperativa Eléctrica, son unos 50 kilos de partes de cobre”.

Así encontró Mariano Rossi el transformador destruido en su campo de J.A. de la Peña.

“Obviamente son bandas organizadas porque eso no puede hacerlo una sola persona”, opinó Rossi. “La zona rural de Pergamino es tierra de nadie y los productores y propietarios de campos estamos a merced de los delincuentes. Nadie nos defiende. Sabemos que no hay recursos ni personal para detener la terrible ola de inseguridad, pero, por lo menos a mí, no es una respuesta que me satisfaga porque las soluciones tienen que ser ya. Hay un miedo generalizado. Cuando de noche cerrás la tranquera estás esperando que alguien te encañone o te dé un palo en la cabeza para robarte”.

Por su parte Alberto Perfumo y su hijo, Eugenio, tienen su campo de 300 hectáreas en la zona comprendida entre J. A. de la Peña y Acevedo, siempre dentro del partido de Pergamino. El domingo 8 de agosto, por la noche, también les robaron un transformador, con las mismas características que detallara Rossi. Pero en este caso con un antecedente: el domingo anterior ya había sufrido su sexto robo cuando delincuentes ingresaron  a la casa y al galpón del campo, “llevándose todo lo que eran cables”, contó Eugenio.

Detenciones y allanamiento

En relación a esos delitos, este martes un grupo de efectivos pertenecientes al Comando de Patrulla Rural (CPR) de Pergamino, aprehendió en la intersección de la ruta 8 y camino de acceso a La Violeta, a dos sujetos de 45 y 26 años, que se movilizaban en una pick up Peugeot con un carro.

Según publicó La Nación, los efectivos secuestraron 1800 kilos de cable de cobre y aproximadamente 1000 kilos de cable de aluminio que pertenecen al tendido de red pública de distintas empresas damnificadas (Transba, Eden, CELP, Cooperativa Eléctrica Ayerza, Telefónica Argentina y Telecom).

Vehículos interceptados en el partido de Pergamino que llevaron al allanamiento en Ramallo.

Al respecto, la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nº 2 a cargo de Francisco Furnari dispuso el traslado de los sujetos a la sede policial y libró una orden de allanamiento a una vivienda ubicada en la ciudad de Ramallo, lugar relacionado a la compra y venta de materiales ferrosos de estas características. donde se fundiría el cobre robado de los trasformadores y los cables, para hacer lingotes y luego comercializarlos.

Según publicó La Opinión, tanto el titular del CPR Pergamino, Christian Colas como el fiscal Francisco Furnari, sospechan que los detenidos tendrían que ver con hechos delictivos ocurridos en la zona durante los últimos meses, de características similares con robo y posteriormente comercialización de cobre. 

El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment