Tambo La Canducha: tradición lechera que subsiste en el centro-sur santafesino

tambotambo
La ingeniera agrónoma María José Travaglino, es la encargada de Tambo La Canducha, ubicado en la zona de Bustinza, provincia de Santa Fe.

En el centro-sur de la provincia de Santa Fe prevalece la agricultura como actividad agropecuaria, por sobre la producción lechera en tambo y de carne.

Sin embargo, la ganadería se mantiene en muchos establecimientos, ocupando en la mayoría de los casos ambientes con suelos bajos de menor aptitud agrícola, generalmente ubicados en la cuenca del río Carcarañá.

Pero no son habituales los sistemas de producción de leche, y los pocos establecimientos que continúan en actividad, conservan raíces sociales y familiares, presentando diferentes escalas y niveles de integración con la agricultura.

Uno de esos casos más conocidos es el tambo La Canducha, ubicado en la zona rural de Bustinza, sobre la Ruta Provincial 91, a unos 4 kilómetros de la localidad.

Es un pequeño establecimiento básicamente pastoril, con 40 años de producción y que actualmente cuenta con unos 220 animales, a los que se les ofrece el mejor bienestar posible, basado en buenas pasturas y muchas horas de descanso, para lograr alta producción y calidad de leche.

Para conocer detalles sobre las características productivas del tambo La Canducha, uno de los pocos e históricos del centro-sur santafesino, El ABC Rural dialogó con su encargada, la ingeniera agrónoma María José Travaglino.

tambotambo
Tambo La Canducha es un pequeño establecimiento básicamente pastoril, con 40 años de producción y que actualmente cuenta con unos 220 animales.

Desde 1981, un tambo muy tradicional de la zona

“Somos un tambo muy tradicional en la zona, que comenzó a trabajar en 1981, en los últimos años pudimos crecer y hoy contamos con 180 vacas en ordeñe, en 145 hectáreas productivas”, destacó Travaglino.

“Realizamos dos ordeñes diarios, en una pequeña sala de 10 bajadas, logrando un promedio de producción de 28 a 29 litros diarios, entregando en su totalidad a la planta de Sancor de la ciudad santafesina de Sunchales”, apuntó.

Asimismo, la entrevistada, informó que “la alimentación es básicamente pastoril en un 80%, y el 20% restante en base a concentrados al momento de ordeñe, y a la noche durante el encierre, por cuestiones de seguridad, al encontrarnos sobre ruta, ofrecemos silo de maíz”.

Apasionados por sus animales y la búsqueda de impacto positivo

En cuanto a la línea de trabajo de Tambo La Canducha, su encargada, destacó que son un equipo de jóvenes, amantes del tambo que se esfuerzan por desarrollar la producción lechera de manera sustentable.

tambotambo
A los animales se les ofrece el mejor bienestar posible, basado en buenas pasturas y muchas horas de descanso, para lograr alta producción y calidad de leche.

“Somos apasionados por nuestros animales y siempre estamos en la búsqueda constante por generar impacto positivo”, enfatizó.

Por lo tanto, Travaglino indicó que sus valores son el trabajo en equipo, transparencia, respeto por la naturaleza, amor por los animales y sustentabilidad.

Holando Argentino y ahora también Holando Neozelandesa

Sobre los ejemplares, la entrevistada, informó que “utilizamos raza Holando Argentino, pero hace dos años incorporamos la Holando Neozelandesa, por lo que las nuevas vaquillonas van a estar ingresando en producción a fin de año”.

En ese sentido, manifestó que “no son Kiwi Cross (marrón claro) por una cuestión de homogenización del color de todo el plantel”.

“El color de la Holando Neozelandesa es muy similar al Holando Argentino, y como engordamos y vendemos los machos para producción de carne, a los marrones se los castiga siempre un poco en el precio”, explicó.

Acerca de las características de la Holando Neozelandesa, Travaglino, dijo que “son animales más pequeños, con menos complicaciones, que consumen menos alimento y producen la misma cantidad de leche”.

xxxx
Hace dos años incorporaron la raza Holando Neozelandesa, por lo que las nuevas vaquillonas van a estar ingresando en producción a fin de año. Son animales más pequeños, con menos complicaciones, que consumen menos alimento y producen la misma cantidad de leche.

Bienestar animal para una mayor producción y calidad de leche

Para el establecimiento de Bustinza el bienestar animal es fundamental para lograr mayor producción y calidad de leche, y trabajan para optimizarlo.

“Siempre tratamos de mantener un buen bienestar animal, cuidándolas durante las lluvias del estrés del barro dejándolas más tiempo en el potrero y con buena sombra y agua en el verano”, señaló la entrevistada.

“Como nuestras vacas producen leche naturalmente, para que ese proceso sea cuidado y respetado le damos mucha importancia y seriedad al descanso, que incluso puede ser más importantes que la alimentación”, subrayó.

ssss
Siempre se trata de mantener un buen bienestar animal, cuidando los animales durante las lluvias del estrés del barro dejándolas más tiempo en el potrero y con buena sombra y agua en el verano.

Muchas horas de descanso en potreros de buena calidad

Por lo tanto, la encargada de Tambo La Canducha afirmó que sus vacas cuentan con muchas horas de descanso en potreros pastoriles de buena calidad.

“Hace poco comenzamos a controlar las horas que descansan las vacas en el potrero y las que comen, para saber si realmente hacen la rumia que uno desea para poder producir mayor cantidad y calidad de leche”, destacó.

“Observamos que cuando los animales entran en buenas pasturas y a punto para comer, rumian y descansan más tiempo debido a la mejor calidad de pasto”, consideró.

Pero cuando las pasturas no son buenas, Travaglino recordó que a los animales no les gusta y les cuesta más rumiar, por lo que siempre dijo que buscan entrar con las pasturas a tiempo, y si no lo están las dejan secar para rollos.

“En el invierno le ofrecemos verdeos como avena, que le aporta a las vacas lecheras más proteínas, y rye grass, ya que las pasturas, debido al frío, no crecen tan rápido y pierden calidad”, precisó.

“Generalmente las pasturas que sembramos son consociadas porque nuestro suelo es muy plano, con alfalfa, festuca y trébol blanco”, agregó.

kkkk
En el invierno ofrecen verdeos como avena, que le aporta a las vacas lecheras más proteínas, y rye grass, ya que las pasturas, debido al frío, no crecen tan rápido y pierden calidad.
vvvv
Generalmente las pasturas que se siembran son consociadas, porque el suelo es muy plano, con alfalfa, festuca y trébol blanco.

Más carga animal y rentabilidad, ¿y valor agregado?

-¿En qué aspectos les gustaría seguir mejorando?

Necesitamos aumentar la carga animal para poder lograr mayor rentabilidad, por lo que para el año que viene el objetivo es llegar a las 210 vacas en ordeñe, y agrandar la sala de ordeñe con 14 bajadas.

-Teniendo en cuenta que entregan la totalidad de la producción en Sunchales, siendo por la distancia el flete bastante oneroso: ¿les gustaría agregar valor en origen?

Sí, podría ser una alternativa, quizás asociarnos con alguien y fabricar quesos, siempre está la posibilidad y si se llegara a dar lo haríamos con gusto.

El ABC Rural



También te puede interesar...

Leave a Comment