El detrás de la escena en la negociación entre Lionel Messi y el PSG

El Gato Gaudio es uno de los que podría aportar el cierre del contrato entre Messi y el PSG. Foto: REUTERS/Sergio Perez
El Gato Gaudio es uno de los que podría aportar el cierre del contrato entre Messi y el PSG. Foto: REUTERS/Sergio Perez (SERGIO PEREZ/)

Messi en la intimidad dijo lo mismo que ante los ojos del mundo: que la foto con los jugadores del PSG fue una casualidad. “Se dio, en serio, no tuvo una segunda intención”, respondió cuando le preguntó, curioso, alguien del grupo selecto que entra a su WhatsApp. En la despedida, después de que Antonela le diera pañuelos de papel para poder limpiarse las lágrimas, hasta sumó detalles del encuentro. “Es una boludez”, arrancó en tono argentino. “Yo había hablado con Di María y Paredes para juntarnos en Ibiza. El día antes de venirnos nos íbamos a ver. Ahí me llama Ney, que también soy amigo. Me dice estoy en Ibiza, vamos a vernos. Como le dije que había arreglado con Fide y Paredes, me dijo vengan a mi casa que nos juntamos todos. Fue un asado entre amigos. Estaba Verratti también. Después nos hicimos una foto y nada más. Fue la foto del momento”. A su vez, el propio Leo lo blanqueó que mientras se hacía foco en ese equipo de fútbol 5 demoledor, se escuchó el “dale, Leo, venite a París”. Igual que el año pasado, cuando Di María le mandaba formaciones del equipo con Messi. La diferencia es que ahora todo está encaminado para repetir la imagen con la camiseta del PSG. No es fácil. Hace 21 años que Leo llegó con su papá a Barcelona, que se sacó la famosa foto con el Camp Nou de fondo, cuando vivía en un pequeño departamento a pocas cuadras de la cancha. Aunque hace días que empezó a asimilar el cambio de equipo y de país.

Messi habló con su familia apenas sintió señales reales de que podía no firmar con el club. La persiana se bajó en la reunión del miércoles, donde cuentan que Messi se enojó antes de ponerse triste. Tal vez algo intuyó unos días antes. “PSG es una posibilidad”, confirmó ahora sin rodeos. No dio más detalles -tampoco se los pidieron- en un contexto de despedida del mejor jugador de la historia del club. Dominó la emoción y el dolor, más allá de algún guiño cómplice de Messi con sus hijos. Thiago, Mateo y Ciro estaban en primera fila al lado de Antonela, la primera dama. Los chicos fueron los únicos sentados, un poco en su mundo, cuando todos los presentes aplaudían de pie. En ese contexto, detrás de su impecable traje azul, Messi remarcó que él sí hizo todo lo imposible por seguir en Barcelona, diciendo sin decir que Laporta no. Más de uno piensa que el nuevo presidente pudo haber hecho algo más para que el final fuera de película… Y repitió -animal competitivo como es- que uno de sus objetivos es “volver a ganar la Champions”. No alcanzaba con que a unos metros estaban las cuatro orejonas que besó con el Barcelona. O sea, antes de cumplir la promesa que les hizo a sus hijos de volver a vivir a Barcelona, PSG cuadra perfectamente en su objetivo: competir al máximo nivel, con un equipo top que no tenía con Koeman.

El París Saint Germain tiene el interés hace tiempo, la billetera, un equipo Galáctico y hasta un entrenador argentino como Pochettino. El ex marcador central de Newell’s, justamente, no gambeteó el interés por Messi. PSG había ido a buscar a Messi el año pasado, en medio de la historia del famoso burofax, cuando el City también jugaba el partido. Ahora Guardiola se bajó. Los parisinos, en cambio, aceleraron. Hace días que trabajan en su nuevo 10, lleve o no ese número que hoy usa Neymar. Y se filtró que hay un argentino haciendo su parte en la negociación. Luis Ferrer, ex manager del PSG, sólo confirmó que se trataba de un tenista famoso al que le fue muy bien en París. El nombre se dio después de hablar con él en F90, por ESPN: Gastón Gaudio. Ganador de Roland Garros en aquella final histórica con el Mago Coria en junio del 2004, el Gato tiene excelente relación con el hoy emir qatarí Tamim bin Hamad Al-Tanhi, presidente de Qatar Sports, la empresa que compró el PSG en 2011. Se cuenta que son socios en un centro de esquí en Bariloche. Y Gaudio habría sido contacto necesario para el arribo de Qatar Airways a Boca. Así se negocia hace días. Y si bien se filtró que también hay interés del Chelsea y hasta del Atlético de Madrid, todo conduce al PSG. De hecho, siempre “surge” algún interesado más cuando se negocia por tanta plata.

París es la ciudad que piensa como destino la familia Messi. Es más, horas antes o después se espera el arribo de Jorge Messi, el padre y representante de Leo. Y L’Equipe, el diario deportivo de Francia, no sólo ratifica la idea de presentarlo el martes en la Torre Eiffel, si no que habla de un viaje inminente de Messi. Y de una rápida revisión médica, en estas horas, ya que se despidió de Barcelona. La distancia más corta entre una ciudad y otra son 831 kilómetros, que se transforman en 1.033 por ruta. En avión el vuelo dura menos de dos horas. “No tengo nada arreglado con nadie. No hay nada cerrado, pero estamos hablando, obviamente”, susurró Leo. Y ahí se hace más que fuerte PSG, que ya tiene a algún qatarí con familiares influyentes posando con la nueva camiseta azul. Allí jugaría dos años. Aunque Leo no piensa en el retiro. Cuando pudo secarse las lágrimas contó que jugará todo lo que pueda porque conoce muchos ex jugadores que le contaron lo difícil que es el día después. Cuando tenía todo pensando en Barcelona, eran dos años y después otros dos en el Inter de Miami, justamente la ciudad en la que estuvo en parte de sus vacaciones y le encantó. En los últimos años siempre planeó vivir un tiempo en Estados Unidos antes de volver a su casa en Castelldefels, la que había ampliado en los últimos meses. De todos modos, para esa parte del plan habrá que esperar. Ahora lo espera una foto inédita, con una nueva camiseta y compañeros cracks. Todos vestidos de jugadores…

SEGUIR LEYENDO

Cómo seguirán los días de Lionel Messi tras su despedida en el Barcelona

Visiblemente emocionado, Messi confirmó su salida del Barcelona: “Me hubiese gustado despedirme de otra manera”

La emoción de Lionel Messi que conmocionó al mundo: un llanto incontenible y una ovación interminable

Lionel Messi organizó una cena en su casa de Barcelona: el Kun Agüero y el streamer Ibai Llanos, entre los invitados a la despedida íntima

La fortuna que dilapidó Barcelona en fichajes y terminó con una deuda asfixiante que empujó a Messi afuera del club

También te puede interesar...

Leave a Comment